Reacomodo de partidos es insuficiente para democratizar Venezuela, señalan analistas

POLÍTICA · 26 MARZO, 2022 18:00

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Hay un incipiente reacomodo del sistema de partidos en Venezuela”, pero la posibilidad de que ocurra una democratización en el país está lejos, en opinión de la historiadora Margarita López Maya.

La presidenta de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (Lasa por sus siglas en inglés) y miembro del Centro de Estudio Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) advierte que si la oposición no cambia de estrategia el régimen autoritario seguirá consolidándose.

¿Es suficiente la recomposición del G4?

Los partidos del denominado G4 (Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo) iniciaron el año anunciando un proceso de legitimación y renovación de sus liderazgos que sigue en desarrollo.

En algunas organizaciones como VP se produjeron renuncias masivas durante este proceso de revisión.

López Maya considera que la dirigencia política tiene que ser “bastante honesta, admitir que su estrategia fracasó y apartar los intereses personales y partidarios” para que estos intentos sean efectivos.

“Si no hay un cambio de visión y de estrategia, si no buscan apoyo de organizaciones sociales vamos a seguir en este pantano (…) Un régimen político democrático en Venezuela no se ve cerca”, expresa.

La investigadora ve probable que se registren procesos de reinstitucionalización graduales y algunos cambios políticos que apunten hacia la liberalización económica más no una transición democrática.

 “Hay algunos esfuerzos que se están haciendo desde la sociedad civil para ver si se pueden reinstitucionalizar aspectos de la economía aprovechando la ventana de oportunidad que se le abre a Venezuela por la invasión de Rusia a Ucrania y la necesidad de Estados Unidos de asegurarse recursos energéticos”, explica.

Origen de la crisis

La historiadora hace un recuento de las razones que explican la crisis de los partidos de oposición en el país:

1️⃣ Malas estrategias

“No haber podido reconocer el fracaso ni reajustar ni mucho menos cambiar hacia una nueva estrategia ha debilitado profundamente a la oposición democrática del país”, expresa en relación al mantra “cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres” que trazó la ruta de la oposición en 2019.

2️⃣ Contexto autoritario

Otro aspecto que destaca es la persecución de la dirigencia opositora que ha tenido que irse al exilio o ha sido objeto de cárcel y torturas.

3️⃣ Juego de suma cero

El fracaso de los procesos de negociación también ha acelerado el debilitamiento de los partidos, dice López Maya: “Se ha insistido en un juego de suma cero siempre en busca de ir a una mesa de negociación, pero no para reconocer al otro sino para ver si se dan garantías electorales para derrotarlo en elecciones”.

4️⃣ El gobierno interino

El gobierno interino se ha convertido en un mecanismo de “chantaje” para los partidos del G4 porque controla activos de la República, advierte la analista. “El problema es que el gobierno interino funge como un gobierno y no tiene legitimidad ni representación en Venezuela”, dice.

“La estrategia gradualista es la única vía, la oposición tiene que ir acumulando poco a poco fuerzas, recomponiendo las organizaciones y quitarse la obsesión de las presidenciales de 2024, hay mucho trabajo por hacer para fortalecer desde abajo el tejido social y que la población sienta que hay una agenda social y que se le acompaña en sus penurias”, apunta López Maya.

Capital electoral

El historiador Pedro Benítez coincide con López Maya, pero agrega una razón adicional: “Esta crisis de los partidos está íntimamente ligada a la no participación electoral. Lo que ha casi matado a la oposición venezolana es la ausencia de participación electoral, lo que agita y motiva a los activistas de una organización es la aspiración de llegar al poder por la vía de los votos”, sentencia.

El excoordinador de políticas públicas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) destaca que el funcionamiento de los partidos de oposición es similar a la del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv): “Son agrupaciones alrededor de una persona, no son estructuras políticas como lo fue Acción Democrática en el siglo XX. Esto forma parte de una cultura personalista que arrastra la sociedad venezolana”.

Destaca el contexto autoritario y la estrategia de dividir y acosar que ha implementado el gobierno de Nicolás Maduro para desarticular a sus oponentes.

Nuevos actores

El vocero de la Alianza del Lápiz, Antonio Ecarri, anticipa desde ya su postulación como candidato a las presidenciales de 2024. En la otra acera, los integrantes de Alianza Democrática, encabezados por el alcalde de Chacao Gustavo Duque, están buscando proyección nacional con más fuerza.

La autoridad municipal incluso hizo pública una reciente visita que hizo al estado Zulia acompañado de otros opositores en una especie de gira nacional.

Sobre esto, Benítez responde: “Es normal que surjan nuevas propuestas políticas. Cuando las anteriores se diluyen, las sociedades van buscando salidas y es normal que aparezcan nuevas figuras y organizaciones. El campo democrático venezolano está en un proceso de recomposición, eso se vio en los resultados electorales del 21 de noviembre tanto en Caracas como en Miranda”.

Alternativa inexistente

Para Benítez, desde el ascenso de Hugo Chávez al poder por la crisis de AD y Copei, “no se ha podido consolidar una alternativa política consistente al chavismo, solo hemos visto movimientos políticos transitorios siempre atados a la aspiración presidencial de determinados dirigentes”.

En este sentido, el profesor afirma tajante que un escenario previsible es que los partidos opositores tradicionales “desaparezcan o se reduzcan a su mínima expresión” y surjan nuevas alternativas políticas comprometidas con la agenda de participación electoral.