Presidente del TSJ sobre informe de la ONU: Se hizo de manera unilateral y parcializada - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 21 SEPTIEMBRE, 2020 14:29

Presidente del TSJ sobre informe de la ONU: Se hizo de manera unilateral y parcializada

Texto por Deisy Martínez

Ver más de

Deisy Martínez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, se pronunció en rechazo al informe de la Misión de Verificación de Hechos sobre Venezuela de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que determina responsabilidades del Estado venezolanos en violaciones de Derechos Humanos.

Este lunes, 21 de septiembre, calificó el documento de “sesgado”, “unilateral” y acusó al Grupo de Lima de promoverlo.

 “Este informe se hizo de manera unilateral y parcializada, evidenciándose con una franca manipulación y el uso indebido del sistema internacional de DDHH y neutralizando el trabajo del Consejo DDHH, elaborando un informe paralelo con la finalidad de aniquilar la verdadera imagen sobre las garantías a los DDHH de la República Bolivariana de Venezuela”, expresó Moreno desde la sede del máximo tribunal.

El 16 de septiembre, la Misión de la ONU divulgó un informe en el que determina responsabilidades individuales (cadena de mando) de funcionarios del Estado venezolano en la comisión de crímenes de lesa humanidad. También insta a los Estados miembros a iniciar acciones penales internacionales contra los responsables. Esto, porque la parcialidad del sistema de justicia venezolano no garantiza una investigación independiente, el debido proceso ni castigo a quienes resulten culpables en un juicio.

“Es una agresión”

Moreno, quien leyó un comunicado durante una transmisión del canal del Estado (VTV), subrayó que el informe carece de transparencia y pretende sustituir los protocolos acordados entre el gobierno de Nicolás Maduro y la alta comisionada de DDHH, Michelle Bachelet, para investigar presuntas violaciones de estos derechos en el país.

“Esta supuesta comisión independiente es una forma de agresión que pretende esbozar y publicitar una serie de apreciaciones sesgadas y unilaterales sobre la situación de derechos humanos en el país, carece de los protocolos esenciales para la verificación y consolidación de la información obtenida ya que no se realizó en la República de Venezuela y se fundamenta en testimonios de presuntas víctimas y testigos de manera anónima y unilateral, incumpliéndose el principio elemental de la transparencia que debe caracterizar cualquier actuación del Comité de DDHH de la ONU en Venezuela”, recalcó el presidente del TSJ.

Moreno no explicó que el mismo gobierno de Maduro impidió la entrada de los expertos de la Misión a territorio venezolano, cuya visita fue un mandato del Consejo de DDHH de la ONU en 2019, por lo que tuvieron que actuar desde la vecina Colombia.

Pese a ello, el funcionario destacó que se permitió a Bachelet y los funcionarios que asignó a Venezuela, entrevistas con detenidos y acceso los centros de detención solicitados.

Aseguró que igualmente el Estado venezolano cumple las recomendaciones para garantizar la continuidad y progresividad de los DDHH. Una de las recomendaciones de Bachelet fue la eliminación de las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes) por considerarse un grupo de exterminio, solicitud que no fue respondida por el gobierno de Maduro.

Interfiere con diálogo

El magistrado aseguró que dicha resolución fue impulsada por el “hostil y minoritario” Grupo de Lima y no por todos los Estados miembros. Destacó que la intención del proceder del Grupo de Lima y de la Misión es cuestionar al “legítimo” gobierno de Venezuela y sus instituciones.

Este informe se apoyó es una írrita resolución  que vulnera los principios del derecho internacional, expresados en el respeto a la soberanía, el derecho a la autodeterminación de los pueblos, la no injerencia en asuntos internos y la integridad territorial y vulnera los principales pilares del multilateralismo como lo son el diálogo genuino y la cooperación”, insistió.

Lamentó que el informe pretenda “interferir y destruir” con el diálogo adelantado entre el Ejecutivo y la oposición “democrática” para salir de la crisis política.

“Alertamos al pueblo venezolano y a la comunidad internacional, que el principal objetivo de estos promotores del odio no es otro que utilizar los derechos humanos como esta herramienta política para agredir a la institucionalidad democrática; sin embargo a pesar de estos ataques infundados que pretenden nuevas y mayores agresiones contra nuestra República, el TSJ y seguirá siendo garante de la estabilidad política y de la paz, contribuyendo a la consolidación del Estado social de derecho y justicia que prescribe nuestra Constitución y al mismo tiempo favoreciendo el ejercicio efectivo de los derechos humanos como práctica indispensable para la consolidación de los objetivos consagrados en nuestra Carta Magna”, finalizó el presidente del TSJ.