PJ, AD y UNT: Guaidó no puede ordenar unilateralmente la reestructuración de Monómeros

POLÍTICA · 12 OCTUBRE, 2021 19:12

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La publicación del decreto N° 38 del gobierno interino que ordena la reestructuración de la empresa Monómeros Colombo Venezolanos (S.A) y la remoción del actual gerente Guillermo Rodríguez Laprea generó nuevamente fricciones en el G4 (Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo).

El decreto no ha sido aprobado en la Comisión Delegada, de hecho, esta propuesta enfrentó al presidente de la Delegada, Juan Guaidó, y al primer vicepresidente, Juan Pablo Guanipa, el pasado 5 de octubre. Sin embargo, fue difundido por el Centro de Comunicación Nacional de la presidencia encargada este 12 de octubre.

La divulgación de su contenido fue considerado como una “manipulación” por parte de algunos miembros de la Delegada que votaron a favor, pero de un acuerdo que contempla la creación de una comisión de control y de investigación que deberá esclarecer, en los próximos 10 días, la situación actual de Monómeros antes de ordenar su reestructuración.

“Es imperdonable que el Centro de Información manipule la verdadera decisión de la legítima Asamblea Nacional y es el acuerdo presentado por el vicepresidente Juan Pablo Guanipa de crear una comisión que vaya a Colombia y se investigue a profundidad la situación de Monómeros”, cuestionó la diputada de la Asamblea Nacional de 2015 y dirigente de Primero Justicia Dinorah Figuera.

Las fracciones parlamentarias de Acción Democrática, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo también reaccionaron al decreto con un comunicado que señala, entre otras cosas, que el presidente interino no puede ordenar de forma unilateral la reestructuración de la empresa.

“Aclaramos que no existe ningún decreto de reestructuración de la empresas Monómeros Colombo Venezolanos S.A actualmente aprobado por la legítima Asamblea Nacional. Dicha reestructuración no podría ser ejecutada de manera unilateral por el presidente encargado Juan Guaidó porque ella implicaría la remoción y o designación de directores y personal, lo cual debe ser sometido al control autorizatorio de la Asamblea Nacional”.