Persiste el "misterio" alrededor de las máquinas de votación que serán usadas el 6D - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 26 SEPTIEMBRE, 2020 18:00

Persiste el “misterio” alrededor de las máquinas de votación que serán usadas el 6D

Texto por Deisy Martínez │@deicamar

Ver más de

Deisy Martínez │@deicamar

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Bien sea a través de su cuenta en Twitter o por notas de prensa, el Consejo Nacional Electoral (CNE) apenas ha proporcionado de forma parcial y a cuentagotas, cierta información sobre el sistema automatizado que se empleará para los comicios del 6 de diciembre.

Expertos electorales y organizaciones advierten que a menos de tres meses de la elección, los venezolanos y los partidos políticos desconocen cómo votarán y alertan que el órgano rector mantiene una opacidad preocupante sobre aspectos claves de las máquinas de votación y el software que utilizará.

 El 1 de septiembre, el CNE indicó que fue presentada en directorio “la nueva solución tecnológica electoral, que será utilizada en las elecciones parlamentarias”, sin mayores detalles. Se asegura también que dicha “tecnología de avanzada“, al igual que cada una de las fases de organización del proceso son “verificables y auditables”.

 El 20 de septiembre, la presidenta del Poder Electoral, designada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Indira Alfonzo, aseguró en entrevista con el periodista Ernesto Villegas que a pesar del bloqueo económico y las sanciones internacionales se adquirieron “más de 20 mil equipos de votación” para “completar” las máquinas perdidas (49.508 máquinas de votación), durante el incendio en el galpón de Filas de Mariches, en marzo de este año.

 La exmagistrada de la Sala Electoral del TSJ aseguró que los equipos  contarán “de un sistema integrado” que no explicó, serán de fácil manejo por parte de los electores. “Las máquinas van a estar aquí en su totalidad para el momento de la elección y serán presentadas al país próximamente”, prometió.

El 23 de septiembre, el vicepresidente del CNE, Leonardo Morales habló de cerca de 30 mil máquinas que estarán llegando al país “por lotes y a medida que se vayan fabricando”.

Afirmó que una parte se encuentra en el país, aunque admitió no haberlas visto sino a un prototipo “exactamente igual”. Explicó que dichos equipos se suman a entre 10 mil y 15 mil máquinas, compradas por la directiva anterior.

 Preguntas que siguen sin respuestas

 “Cuando estamos a dos meses y medio del 6 de diciembre, la presidenta del CNE impuesta por el TSJ da a entender que todavía no cuentan con la totalidad de las máquinas de votación, lo cual es grave. Además el cronograma indica que la primera auditoría al sistema automatizado de votación arranca el lunes 5 de octubre”, advirtió la Asociación Civil, dedicada a la veeduría electoral, Súmate posterior a la entrevista.

 Otras interrogantes como ¿cuál es la empresa proveedora de las máquinas?, ¿cuándo y cómo fue el proceso de licitación y adjudicación de este contrato?, ¿cuántas son y a qué precio se adquirieron las máquinas de las que habla Alfonzo?, ¿cuáles son las características del nuevo hardware y software? siguen sin respuesta.

 “Sigue siendo un misterio los componentes del sistema automatizado de votación”, alerta el periodista Eugenio Martínez.  El 24 de septiembre, el comunicador dijo poseer información extraoficial según la cual la empresa argentina Ex-Clé y el CNE iniciaron un proceso de adiestramiento, vía online,  del personal operativo y técnico que trabajaría durante los comicios como operadores de máquinas. “El diagrama utilizado para el curso de Ex-Clé es muy similar a la estructura de las máquinas MSA de Argentina”, revela.

Adicionalmente detalla que el equipo reflejado en el diagrama tiene incorporados módulos laterales para la verificación biométrica y una impresa térmica, por lo que se estima que habrá emisión del comprobante del voto. El rector Morales dijo días antes que la captahuella era el único dispositivo externo incorporado a la máquina de votación que se activará “con solo tocar la pantalla”. Añadió en entrevista con Unión Radio que el equipo posee una batería interna que le permitirá operar hasta 11 horas sin servicio de energía eléctrica.

 Partidos piden más información

 Hace aproximadamente un mes, el partido Avanzada Progresista (AP), dirigió una comunicación al CNE en la que solicitaba mayor información sobre el proceso automatizado y la aclaratoria de ciertas dudas sobre la organización del proceso en general. A la petición luego se sumó la Alianza Democrática a la que pertenece AP, junto a las organizaciones Cambiemos, Esperanza por el Cambio, Acción Democrática (Bernabé Gutiérrez) y Copei (Juan Carlos Alvarado) y que postularon candidatos a diputados unitarios.

 El miembro de AP, Bruno Gallo, dijo a Efecto Cocuyo que hasta la fecha, preguntas relacionadas con las máquinas de votación, en cuanto a la cantidad, la empresa proveedora y cuándo se le podrán hacer auditoría, no han sido respondidas por el CNE. Confiesa manejar al igual que muchos información extraoficial sobre la supuesta llegada de un primer lote de 15.000 máquinas al país, pero aclara, “es lo que escucho como jubilado del CNE, no me lo dijo un rector”.

 “¿Esa información debió estar disponible antes? Sí, ¿nos preocupa? No porque las auditorías pueden hacerse rápido y la información que manejamos es que la forma de votar presentará las mismas características de elecciones anteriores o al menos no cambiará sustancialmente, con la diferencia que serán otros equipos pero con las mismas funciones”, agrega.

 Según el cronograma electoral aprobado por el CNE y que sufrido cambios, la auditoría del software de máquinas de votación se hará entre del 5 al 12 de octubre, la del software de totalización del 26 de octubre al 5 de noviembre, la auditoría de archivos de máquinas de votación el 30 de octubre, de infraestructura tecnológica electoral del 9 al 13 de octubre y de producción de máquinas de votación del 9 al 28 de noviembre.

 Este miércoles 23 de septiembre, la Alianza Democrática sostuvo un encuentro con los rectores del CNE, en el que solicitarían mayor información sobre ese y otros temas como la garantía de medidas de bioseguridad para prevenir el coronavirus, la campaña electoral y la observación internacional . Pero al final de la reunión, el vocero Javier Bertucci, de Esperanza por el Cambio, no se refirió a las máquinas de votación.

 La AN investiga

 Hasta la fecha se ha dicho extraoficialmente que será la argentina Ex-Clé la empresa proveedora de las máquinas de votación para las parlamentarias del 6 de diciembre. Dicha empresa se dedicó a prestar asesoría en el área de identificación biométrica al CNE entre 2004 y 2017 y es la responsable de dicho sistema biométrico en entidades bancarias del Estado como Banco de Venezuela y del Tesoro.

 El exrector del ente comicial, Rafael Simón Jiménez, solicitó en agosto una investigación sobre dicha contratación de Ex-Clé y los términos de la relación iniciada desde la gestión de Tibisay Lucena como presidenta del CNE. La Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) le tomó la palabra y abrió una averiguación que inició el jueves 24 de septiembre con la comparecencia (privada) de Jiménez ante los diputados, para que ofrecer detalles de su denuncia.

“Nunca nos dieron detalles de cómo fue la contratación y por qué se la dieron a Exclé S.A. Considero que aquí hay mucha falta de transparencia e información sobre la materia. Nunca dieron explicación si hubo licitación y cuanto costaron las máquinas electorales. No sabemos su procedencia, quizás se adquirieron en China, pero no tuvimos información sobre eso”, dijo Jiménez a los parlamentarios, de acuerdo con un comunicado de prensa de la AN.

Jiménez habló hasta de una “estructura supranacional paralela superior al CNE” que está manejando contratos en materia electoral. A lo que el diputado Guillermo Palacios, quien dirige la investigación parlamentaria respondió que dicha estructura es manejada por el exministro de Comunicación e Información y extitular del Poder Electoral, Jorge Rodríguez.

“Caja negra”

 “El sistema automatizado se ha convertido en una caja negra y forma parte del fraude electoral que se quiere organizar para diciembre. Esa empresa fue contratada y no estaba habilitada en el Registro Nacional de Contratistas, la habilitaron luego, además maneja una data privilegiada de personas portadoras del Carnet de la Patria y es responsable del sistema biométrico usado por el gobierno (de Maduro) para entidades bancarias”  denuncia Palacios a Efecto Cocuyo.

 El diputado resalta que existen denuncias de duplicaciones de huellas dactilares a partir del uso de tales sistemas biométricos, lo que arroja serias dudas, acusa, sobre el papel que tendrá la empresa Exclé  en el proceso del 6 de diciembre.

 “Hay huellas dactilares repetidas y eso se puede prestar a manipulaciones en esas votaciones que quieren hacer. Toda esta situación requiere de una explicación”, añade el legislador de Un Nuevo Tiempo.

La Comisión de Contraloría también citará los próximos días al exrector del CNE Luis Emilio Rondón.