Negociación sin acuerdo político y primarias con obstáculos anticipan para 2023

POLÍTICA · 7 DICIEMBRE, 2022 22:15

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El escenario político para la oposición de cara al año entrante no es el más favorable, según análisis presentados durante el foro Prospectivas 2023, organizado por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno (CEPyG) de la Universidad Católica Andrés Bello.

De acuerdo con el director del CEPyG, Benigno Alarcón, es «poco probable» que la negociación reiniciada en México el pasado 26 de noviembre, arroje los esperados acuerdos políticos, entre ellos elecciones presidenciales con garantías democráticas.

«Veo muy difícil que la negociación arroje acuerdos políticos que permitan que las cosas fluyan y si eso es así, el gobierno impedirá las primarias, porque si son buenas el gobierno sabe que perderá en 2024», expresó el abogado y analista político.

Te sugerimos: Juan Diego Quesada: La mesa de diálogo está dirigida a la realización de las elecciones en 2024 #CocuyoClaroYRaspao

Para el también profesor universitario la razón es que la relación entre Miraflores y sus adversarios en las conversaciones es asimétrica, es decir, el gobierno es fuerte y sus adversarios son débiles.

Subrayó que el Ejecutivo busca ganar legitimidad, la desaparición del Gobierno interino y disminuir o eliminar sanciones a cambio de nada.

«El Gobierno tiene el poder en el peor de los escenarios. No tendrá todo el dinero que quiera pero está mejor que antes. La mayor alternativa para la oposición es lograr un acuerdo si no seguirá pidiéndole a la comunidad internacional para que mantenga las sanciones como mecanismo de presión» sostuvo.

El reto de la primaria

Alarcón advirtió que si la oposición lleva adelante las primarias tendrá ante sí el gran reto de hacerlas en unidad con un acuerdo de gobernabilidad y movilizar al electorado.

«Si la oposición logra primarias exitosas aumentará las expectativas de cambio en la gente y con ello los costos de mantenerse en el poder para el gobierno», dijo.

También llevamos: Guaidó no descarta una nueva ronda de negociación en diciembre

Alertó que el sector que se dice opositor y es señalado de colaborar con el gobierno será usado para sabotear las internas opositoras con candidaturas aparte.

No descartó que si no percibe consecuencias, Miraflores volverá a usar la carta de la inhabilitación política contra el candidato ganador de la primaria, especialmente si observa que cuenta con gran respaldo. Ante ello, indicó, otro desafío sería lanzar otra candidatura y reforzar la unidad para lograr el efecto de Barinas a principios de 2022.

«En las presidenciales la gente no votará por un candidato sino contra Maduro por eso apuestan a la dispersión del voto opositor» agregó.

Descarta un outsider

El director del CEPyG y coordinador de la mesa de análisis no ve en el escenario a un outsider para la oposición por las dificultades para posicionarlo en un ambiente de censura contra los medios de comunicación. A menos, aclaró que se trate de alguien ya conocido como el empresario Lorenzo Mendoza, quien ya ha descartado aspiraciones a la presidencia de la República.

Aclaró que muchos factores pueden jugar a que el escenario político varíe, por lo que se apuesta a la influencia que los países que acompañan la negociación puedan tener en el proceso de negociación, a favor de una solución política para Venezuela.

«La mesa de negociación es para reducir costos de una transición politica, que las consecuencias de perder el poder se minimicen. Importa también que la oposición movilice a la sociedad para aumentar los costos de mantenerse en el poder por la fuerza» agregó.

Recordó que una sociedad desmovilizada es más fácil de reprimir, de allí que la primaria presidencial sí sea un dolor de cabeza para el gobierno por la disposición que ya muestra la gente de participar.

POLÍTICA · 7 DICIEMBRE, 2022

Negociación sin acuerdo político y primarias con obstáculos anticipan para 2023

Texto por Deisy Martínez

El escenario político para la oposición de cara al año entrante no es el más favorable, según análisis presentados durante el foro Prospectivas 2023, organizado por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno (CEPyG) de la Universidad Católica Andrés Bello.

De acuerdo con el director del CEPyG, Benigno Alarcón, es «poco probable» que la negociación reiniciada en México el pasado 26 de noviembre, arroje los esperados acuerdos políticos, entre ellos elecciones presidenciales con garantías democráticas.

«Veo muy difícil que la negociación arroje acuerdos políticos que permitan que las cosas fluyan y si eso es así, el gobierno impedirá las primarias, porque si son buenas el gobierno sabe que perderá en 2024», expresó el abogado y analista político.

Te sugerimos: Juan Diego Quesada: La mesa de diálogo está dirigida a la realización de las elecciones en 2024 #CocuyoClaroYRaspao

Para el también profesor universitario la razón es que la relación entre Miraflores y sus adversarios en las conversaciones es asimétrica, es decir, el gobierno es fuerte y sus adversarios son débiles.

Subrayó que el Ejecutivo busca ganar legitimidad, la desaparición del Gobierno interino y disminuir o eliminar sanciones a cambio de nada.

«El Gobierno tiene el poder en el peor de los escenarios. No tendrá todo el dinero que quiera pero está mejor que antes. La mayor alternativa para la oposición es lograr un acuerdo si no seguirá pidiéndole a la comunidad internacional para que mantenga las sanciones como mecanismo de presión» sostuvo.

El reto de la primaria

Alarcón advirtió que si la oposición lleva adelante las primarias tendrá ante sí el gran reto de hacerlas en unidad con un acuerdo de gobernabilidad y movilizar al electorado.

«Si la oposición logra primarias exitosas aumentará las expectativas de cambio en la gente y con ello los costos de mantenerse en el poder para el gobierno», dijo.

También llevamos: Guaidó no descarta una nueva ronda de negociación en diciembre

Alertó que el sector que se dice opositor y es señalado de colaborar con el gobierno será usado para sabotear las internas opositoras con candidaturas aparte.

No descartó que si no percibe consecuencias, Miraflores volverá a usar la carta de la inhabilitación política contra el candidato ganador de la primaria, especialmente si observa que cuenta con gran respaldo. Ante ello, indicó, otro desafío sería lanzar otra candidatura y reforzar la unidad para lograr el efecto de Barinas a principios de 2022.

«En las presidenciales la gente no votará por un candidato sino contra Maduro por eso apuestan a la dispersión del voto opositor» agregó.

Descarta un outsider

El director del CEPyG y coordinador de la mesa de análisis no ve en el escenario a un outsider para la oposición por las dificultades para posicionarlo en un ambiente de censura contra los medios de comunicación. A menos, aclaró que se trate de alguien ya conocido como el empresario Lorenzo Mendoza, quien ya ha descartado aspiraciones a la presidencia de la República.

Aclaró que muchos factores pueden jugar a que el escenario político varíe, por lo que se apuesta a la influencia que los países que acompañan la negociación puedan tener en el proceso de negociación, a favor de una solución política para Venezuela.

«La mesa de negociación es para reducir costos de una transición politica, que las consecuencias de perder el poder se minimicen. Importa también que la oposición movilice a la sociedad para aumentar los costos de mantenerse en el poder por la fuerza» agregó.

Recordó que una sociedad desmovilizada es más fácil de reprimir, de allí que la primaria presidencial sí sea un dolor de cabeza para el gobierno por la disposición que ya muestra la gente de participar.

¿Cómo valoras esta información?

4

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO