Maduro: de la promesa de pulverizar el dólar paralelo a aceptarlo "como válvula de escape" (audios) - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 19 NOVIEMBRE, 2019 10:24

Maduro: de la promesa de pulverizar el dólar paralelo a aceptarlo “como válvula de escape” (audios)

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez Fotos por Efe

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
10
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El 21 de marzo de 2013, 18 días después del anuncio oficial de la muerte de Hugo Chávez, Nicolás Maduro para entonces presidente encargado del país informó que el Sistema Complementario para la Administración de Divisas (Sicad) serviría para “pulverizar al dólar paralelo” . En declaraciones televisadas aseguró que “vamos a pulverizar al dólar paralelo(…) pues no le tenemos miedo a las mafias del dólar ni de ningún tipo”.

Pero seis años y ocho meses después, este domingo 17 de noviembre, admitió que el uso cada vez más extendido de la moneda estadounidense por los venezolanos, ayuda a la economía venezolana.

“Ese proceso que llaman de dolarización puede servir para la recuperación y despliegue de las fuerzas productivas del país y el funcionamiento de la economía. Es una válvula de escape, gracias a Dios existe“, manifestó en entrevista con José Vicente Rangel.

Para llegar a esta declaración en la que admite la dolarización de facto de la economía hay que recordar que en Venezuela desde el paro petrolero de finales de 2002, Hugo Chávez impuso un control de cambios a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) que se creó en 2003, con la promesa de “ni un dólar para los golpistas”, pero con el que se comprobaron numerosos casos de corrupción.

Sistemas, subastas y mesas de cambio

Al morir Chávez, Nicolás Maduro asumió la presidencia en 2013. Eliminó Cadivi en el año 2015, cuando creó el Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex), otro mecanismo con el que prometió “torcerle el brazo” al dólar paralelo que desde mucho antes marcaba el precio de los bienes y servicios en el país.

El Cencoex comenzó con el Sistema Complementario de Administración de Divisas (Simadi), en enero de 2015.  Le permitía al Banco Central de Venezuela (BCV) mantener el control de las divisas, a través de subastas en las que permitía adquirir los dólares a personas naturales y las empresas.

Pero Maduro lo eliminó un año después y el 31 de enero formalizó el Dicom (Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado), que también mantenía las subastas con asignaciones restringidas para empresas y personas naturales.

Entre 2016 y 2018, con este sistema trabajaron simultáneamente las tasas Dipro y Dicom. Mientras en un sistema podía comprarse dólares a un valor protegido de 10 bolívares fuertes para la importación de medicinas y alimentos, el otro mercado oficial llegó a costar hasta un monto 700 veces superior.

Hasta el primer trimestre del año 2017 la cotización se hacía con el dólar estadounidense, pero después de las sanciones de Donald Trump contra la gestión de Maduro se cambió al euro.

Cuando Maduro, en agosto de 2018, lanzó su Plan de Recuperación Económica, no solo fijó el valor del salario mínimo venezolano al petro, sino que también vía Asamblea Nacional Constituyente (ANC) derogó la Ley de Ilícitos Cambiarios que penalizaba a quien vendiera dólares en el país, al ser una potestad exclusiva del BCV. Con ello se dieron pasos para flexibilizar el mercado cambiario, pero que hasta la fecha han sido insuficientes, porque el dólar paralelo ha seguido su tasa ascendente y rebasó la semana pasada la barrera de los 30 mil bolívares.

Y la flexibilización más reciente fue la eliminación del Dicom que fue reemplazado las llamadas mesas de cambio, creadas en mayo de este 2019. Aunque se habló de la eliminación del control de cambio porque ahora la banca privada tiene el control de estas subastas y oferta de manera particular, en la práctica deben informar a las autoridades del BCV los resultados diarios de sus operaciones.