Maduro acusa a Iván Duque de nuevo plan magnicida durante las parlamentarias

POLÍTICA · 8 DICIEMBRE, 2020 19:53

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

El mandatario Nicolás Maduro acusó al presidente de Colombia, Iván Duque, de planificar un nuevo plan magnicida que se iba a ejecutar el pasado domingo 6 de diciembre, cuando el gobernante venezolano votara en el liceo Miguel Antonio Caro de Catia.

Durante en encuentro que sostuvo con periodistas de medios internacionales este martes, 8 de de diciembre. Maduro justificó así el cambio de su centro de votación a Fuerte Tiuna el propio día de las elecciones parlamentarias como una “medida de seguridad”.

“Solicité el cambio del centro de votación porque por fuentes de inteligencia colombiana muy confiables nos llegó la información que estaban planificando un atentado para asesinarme el día de las elecciones. Mi equipo de seguridad tomó la decisión de recomendarme el cambio de centro de votación. Desde la Casa de Nariño Iván Duque participó de los planes para asesinarme el mismo día de las elecciones”, dijo.

“Yo tomé mis precauciones legales con el Consejo Nacional Electoral (CNE), tomé mis precauciones de seguridad y todo este asunto está en fase de investigación avanzada”, agregó.

Más adelante condenó que unos 200 invitados internacionales a los comicios legislativos no pudieran salir del país por la negativa de Colombia de habilitar su espacio aéreo para que pudieran volar estos veedores extranjeros.

“Es una obsesión de Iván Duque contra Venezuela, es el presidente colombiano que en los últimos 200 años odia más a Venezuela, quisiera una guerra contra Venezuela pero no ha podido”, reiteró Maduro, quien además lo acusó de tener “mil mercenarios” entrenados en el vecino país para “ver cuando los lanza contra Venezuela”.

Orgullo frente a la razón

Sobre la posición de Estados Unidos y la Unión Europea de no reconocer los resultados de las elecciones y desconocer el Parlamento que se instalará el próximo 5 de enero de 2021, afirmó que es una posición donde se impone el orgullo sobre la razón y la realidad.

“El comunicado de ayer (lunes) la UE es una pelea entre la razón y el orgullo frente a Venezuela y la sensatez de que el diálogo debe imponerse. Espero que la sensatez vaya abriéndose camino una vez que se instale la Asamblea Nacional”, aseguró.

Maduro recordó que en el año 2005, cuando él fue diputado, la oposición también se negó a participar, lo que no impidió que durante los cinco años siguientes el Parlamento legislara y se reuniera con actores políticos, económicos y sociales de todo el mundo.

“La oposición no ganó nada con retirarse de esas elecciones (de 2005). Lo perdió todo y volvieron a cometer el mismo error esos sectores liderados por Julio Borges, Henry Ramos Allup y esa minoría”, sostuvo.

Habla de diálogo

Insistió que en el país se impondrá la realidad “frente a la fantasía” del gobierno interino de Juan Guaidó, pero se mostró dispuesto a dialogar con todos los sectores del país, incluso con los que representa el actual jefe de Parlamento venezolano.

“No soy un hombre de rencor ni orgulloso, si hay que sentarse con el mismísimo diablo me siento con el diablo…. Nosotros estamos dispuestos a dialogar”, subrayó.

Maduro reiteró que espera la toma de posesión del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para intentar recomponer las relaciones entre los dos países. Además pidió que esa administración abandone “la doctrina Monroe” que impuso Donald Trump, así como deje de imponer “su visión imperial” al mundo.

Al ser consultado sobre el trabajo que desarrollará la nueva Asamblea Nacional, expresó que se centrará en dos temas principales: la recuperación económica y el diálogo político con todos los sectores políticos, sociales, culturales y religiosos en el país y también con la comunidad internacional.

Aseguró que esperaba el apoyo del Reino de Noruega para ello y a los políticos que lo adversan a que “dejemos los extremos, los egos y orgullos de lado, a que nos sentemos todos del mismo lado y empecemos a escribir una nueva historia de entendimiento”.

Elección heroica

De la abstención de casi el 70 % del electorado venezolano en los comicios del domingo, la achacó a la “pandemia” del coronavirus, a la “guerra del combustible” y la “guerra económica” contra Venezuela.

“El 6 de diciembre ha sido una elección heroica en medio de la pandemia, de la guerra del combustible, de la guerra económica, del sufrimiento cruel contra el pueblo de Venezuela. El pueblo dio una demostración heroica y dijo que queremos paz, se ha iniciado un nuevo ciclo de recuperación.

Además negó que en el país haya persecución contra dirigentes sindicales, trabajadores y campesinos como denuncian ONG defensoras de derechos humanos.

Rebatió la pregunta de un periodista mexicano del diario La Jornada sobre ella al manifestar que “en Venezuela hay plenas garantías para la lucha sindical… hay una expansión del movimiento sindical”.