Luis Salamanca: Guaidó debe convertir la voluntad de cambio en una organización política de masas

POLÍTICA · 16 ABRIL, 2019 16:44

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde que Juan Guaidó asumió la encargaduría de la presidencia de Venezuela su liderazgo ha estado respaldado por un movimiento social que lejos de desinflarse sigue vivo.

La voluntad popular de cambio debe trascender la protesta y convertirse en una organización política de masas a juicio del politólogo Luis Salamanca.

“Lo importante es que Guaidó se ha dado cuenta de que tiene que construir, sobre el impacto emocional inicial, algo más sólido, más organizado. Tiene la posibilidad de construir un nuevo partido de masas a largo plazo, generar una nueva corriente política”, explica.

El analista insiste en que los venezolanos necesitan un gran partido que unifique el archipiélago opositor: “La voluntad política del venezolano está muy dividida en decenas de partidos y personalidades. Es necesario que esa voluntad pueda canalizarse a través de una gran organización”.

En su opinión, la reacción masiva que ha caracterizado la gira de Juan Guaidó por seis estados del país “refleja un país que está hambriento de un cambio político democrático” y “echa por tierra la idea de que el movimiento fracasó o se desinfló”.

“Hay que preparar a ese movimiento social para que esto se mantenga en el tiempo y la gente pueda aportar al cambio político su propio esfuerzo más allá de asistir a las manifestaciones con un trabajo de difusión, de estímulo a otros venezolanos, de rodar el mensaje, de incorporar a cada vez más gente”, expone.

Expectativas

Salamanca considera que la ruta de la transición debe ser planteada sin generar una expectativa de inminencia. “Guaidó se dio cuenta e introdujo algunos ajustes, ahora está introduciendo una perspectiva más procesal que inmediatista. A diferencia del mes de enero o febrero, cuando la gente esperaba que el cambio se produciría por acciones extraordinarias, ahora está entendiendo que el cambio hay que trabajarlo más”, argumenta.

Para que ocurra un cambio hacia la democratización deben combinarse cuatro factores: la presión social y la acción del sector militar, del movimiento político y social.

Recuerda que una vez que el dictador Marcos Pérez Jiménez huye del país (1958), se instala una junta militar de gobierno que luego se ve forzada a incluir a civiles por la presión inmediata de la sociedad civil y política.

“Hay que vencer la resistencia del régimen de Nicolás Maduro para que negocie su salida y se puedan convocar elecciones libres. Se debe forzar la negociación”, afirma.

Lea también:

Cinco claves sobre la Operación Libertad

Foto: nytimes.com