Lo que se sabe del “lobista” que presuntamente contrató Monómeros

POLÍTICA · 29 JUNIO, 2022 20:05

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El procurador del gobierno interino, Enrique Sánchez Falcón, fue el primero en escuchar, durante un almuerzo con funcionarios de la embajada de Estados Unidos para Venezuela, sobre la presunta contratación de un “lobista” por parte de la directiva de Monómeros.

El término lobista proviene de la palabra inglesa “lobby” que se refiere a la presión que hace un grupo de personas influyentes en favor de determinados intereses, según la Real Academia Española.

“Ellos me comentaron que se habían enterado de que contrataron a una empresa de lobby, simplemente dijeron eso y señalaron que están acostumbrados a tratar con lobistas, en ese momento ni siquiera mencionaron de quién se trataba”, afirmó a Efecto Cocuyo Sánchez Falcón vía telefónica este martes 28 de junio.

Los funcionarios que menciona el procurador trabajan en la embajada de Estados Unidos para Venezuela que opera en Bogotá.

Surge otra pista

Un extraño incidente ocurrió después, en la sesión de la comisión de contraloría (instancia de la Comisión delegada) que se realizó el 8 de junio.

En un punto de la reunión, cuando el diputado Ismael García preguntaba sobre las exigencias que hacía la Oficina de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de EEUU para renovar la licencia que le permite a Monómeros operar en Colombia, sin ser sancionada, una persona interrumpió.

La misteriosa mujer se presentó como Ximena Sanz de Santamaría y dijo que era parte del equipo del exembajador Otto Reich. Sin embargo, la intervención duró apenas unos segundos porque abandonó la sala de Zoom sin dar mayores detalles.

“Cuando, en la comisión de contraloría, se estaba entrevistando a la presidenta de Pequiven, de pronto entró a la reunión una persona de apellido Santamaría que al parecer estaba trabajando o actuando por esa empresa o firma de lobby. Solo se anunció y se retiró seguramente al darse cuenta de que había cometido una imprudencia”, comenta Sánchez.

Aunque el procurador aclara que no tiene certeza de la contratación de Reich, quien fue embajador de Estados Unidos en Venezuela, señala que, de acuerdo a la información que maneja, el exfuncionario tenía el objetivo de influir a favor de Monómeros para que el gobierno estadounidense le renovara la licencia Ofac, servicios que considera innecesarios.

“Lo que se ha dicho es que prestó servicios para que se obtuviera la licencia que se supone debía emitir el Departamento del Tesoro a través de la Ofac, pero eso no era necesario porque se suponía que esa protección del gobierno norteamericano se iba a dar de todas maneras”, expresa.

Esto coincide con la versión que una fuente anónima del gobierno interino le dio a Crónica.uno en la que afirma: “Reich fue contratado sin autorización de nadie. Sin informar a nadie (en el gobierno encargado), para operar en Washington y convencer a la OFAC de renovar la licencia”.

Inicio de investigación

El opositor Juan Guaidó, reconocido por algunos países como presidente encargado de Venezuela, pidió iniciar una investigación sobre la supuesta contratación.

El gobierno interino asegura que no tiene información de cómo se maneja y administra el activo de los venezolanos

La comisión de contraloría inició las indagaciones. Pero es poco lo que se sabe, según Ismael León, integrante de esta comisión. “Sobre eso no tengo información ni pruebas. En todo caso, Monómeros no da utilidades para pagar este tipo de servicios, se tiene que investigar de dónde salió el dinero y quién dio ese dinero”, cuestiona.

“La solicitud del presidente (Guaidó) entiendo que es porque cómo es que una empresa que está en esa situación, cuestionada por SuperSociedades de Colombia, contrata una firma que debe ser muy cara tratándose del personaje. Entiendo que Pequiven no tiene recursos para pagar eso. Pero no tengo detalles ni he podido intervenir en eso”, agrega el procurador Sánchez Falcón.

Corrupción

Sobre Monómeros recaen diversas denuncias de corrupción. El actual gerente general, Guillermo Rodríguez Laprea, es señalado de suscribir un contrato con una empresa panameña de nombre LionStreet Corp S.A a la que le cedía el 60% de las ganancias de la compañía, que es un activo de todos los venezolanos.

Este contrato leonino lo denunció el opositor José Luis Pirela, miembro de la Comisión Delegada, y su veracidad fue admitida por una comisión especial que investigó el caso. El contrato finalmente quedó sin efecto tras las alertas.

Pero, a pesar de esta grave implicación, Laprea continúa en el cargo por factores que estarían relacionados presuntamente con la Acción Democrática que dirige Henry Ramos Allup. Aunque Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo también han obstaculizado la reestructuración de la directiva.

Una investigación de Armando.info y la Silla Vacía reveló que, en agosto de 2020, Monómeros suscribió un contrato para asegurar la prestación de “servicios logísticos especializados” hasta 2029 por el equivalente de unos 6,6 millones de dólares. El beneficiario fue un ingeniero colombovenezolano de nombre Jorge Luis Pacheco Hernández.

Pacheco es hoy una de las cabezas de Nitrofert, una flamante competidora de Monómeros relacionada con Nitron Group Llc, que fue hasta septiembre de 2020 la principal proveedora de materia prima de Monómero.

Nitron Group Llc es acusada por un sector opositor de querer ejecutar una “toma hostil” contra la filial de Pequiven.

En pocas palabras, Pacheco pasó de ser contratista a competidor de Monómeros. Su cercanía con el partido Voluntad Popular le permitió adentrarse en el activo venezolano e incluso convertirse en la mano derecha de Carmen Elisa Hernández, expresidenta de la junta directiva de Monómeros, quien renunció en septiembre de 2020, según la investigación de Armando.info.

A esta trama se suma la intervención de SuperSociedades de Colombia que determinó que Monómeros había incumplido protocolos relacionados con el Sistema de Autogestión del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo y del Programa de Transparencia y Ética Empresarial.

Por si fuera poco, el triunfo de Gustavo Petro en Colombia podría significar la devolución del activo al gobierno de Nicolás Maduro. Sobre esto, el procurador Sánchez Falcón responde: «A Maduro le bastaría ordenarle a Pequiven, que es la accionista fundamental, que prepare un acta de asamblea nombrando su directiva, luego traen esa acta a Barranquilla, donde está la sede de Monómeros, la inscriben en la Cámara de Comercio y ya, jurídicamente es sencillo».

«Ahora, políticamente es complicado, es una empresa importante para la economía colombiana, en consecuencia me imagino que Petro debe tener algún cuidado para que no se altere el funcionamiento de la empresa, probablemente ahí haya espacio para la negociación con Estados Unidos. El gobierno de EEUU ya se le había hecho la solicitud de renovación de la licencia y lo predecible era que extendieran la vigencia de la licencia Ofac, no creo que esto signifique un cambio de actitud del gobierno norteamericano», añade.

POLÍTICA · 15 AGOSTO, 2022

Lo que se sabe del “lobista” que presuntamente contrató Monómeros

Texto por Ibis Leon | @ibisL

El procurador del gobierno interino, Enrique Sánchez Falcón, fue el primero en escuchar, durante un almuerzo con funcionarios de la embajada de Estados Unidos para Venezuela, sobre la presunta contratación de un “lobista” por parte de la directiva de Monómeros.

El término lobista proviene de la palabra inglesa “lobby” que se refiere a la presión que hace un grupo de personas influyentes en favor de determinados intereses, según la Real Academia Española.

“Ellos me comentaron que se habían enterado de que contrataron a una empresa de lobby, simplemente dijeron eso y señalaron que están acostumbrados a tratar con lobistas, en ese momento ni siquiera mencionaron de quién se trataba”, afirmó a Efecto Cocuyo Sánchez Falcón vía telefónica este martes 28 de junio.

Los funcionarios que menciona el procurador trabajan en la embajada de Estados Unidos para Venezuela que opera en Bogotá.

Surge otra pista

Un extraño incidente ocurrió después, en la sesión de la comisión de contraloría (instancia de la Comisión delegada) que se realizó el 8 de junio.

En un punto de la reunión, cuando el diputado Ismael García preguntaba sobre las exigencias que hacía la Oficina de Activos Extranjeros (Ofac) del Departamento del Tesoro de EEUU para renovar la licencia que le permite a Monómeros operar en Colombia, sin ser sancionada, una persona interrumpió.

La misteriosa mujer se presentó como Ximena Sanz de Santamaría y dijo que era parte del equipo del exembajador Otto Reich. Sin embargo, la intervención duró apenas unos segundos porque abandonó la sala de Zoom sin dar mayores detalles.

“Cuando, en la comisión de contraloría, se estaba entrevistando a la presidenta de Pequiven, de pronto entró a la reunión una persona de apellido Santamaría que al parecer estaba trabajando o actuando por esa empresa o firma de lobby. Solo se anunció y se retiró seguramente al darse cuenta de que había cometido una imprudencia”, comenta Sánchez.

Aunque el procurador aclara que no tiene certeza de la contratación de Reich, quien fue embajador de Estados Unidos en Venezuela, señala que, de acuerdo a la información que maneja, el exfuncionario tenía el objetivo de influir a favor de Monómeros para que el gobierno estadounidense le renovara la licencia Ofac, servicios que considera innecesarios.

“Lo que se ha dicho es que prestó servicios para que se obtuviera la licencia que se supone debía emitir el Departamento del Tesoro a través de la Ofac, pero eso no era necesario porque se suponía que esa protección del gobierno norteamericano se iba a dar de todas maneras”, expresa.

Esto coincide con la versión que una fuente anónima del gobierno interino le dio a Crónica.uno en la que afirma: “Reich fue contratado sin autorización de nadie. Sin informar a nadie (en el gobierno encargado), para operar en Washington y convencer a la OFAC de renovar la licencia”.

Inicio de investigación

El opositor Juan Guaidó, reconocido por algunos países como presidente encargado de Venezuela, pidió iniciar una investigación sobre la supuesta contratación.

El gobierno interino asegura que no tiene información de cómo se maneja y administra el activo de los venezolanos

La comisión de contraloría inició las indagaciones. Pero es poco lo que se sabe, según Ismael León, integrante de esta comisión. “Sobre eso no tengo información ni pruebas. En todo caso, Monómeros no da utilidades para pagar este tipo de servicios, se tiene que investigar de dónde salió el dinero y quién dio ese dinero”, cuestiona.

“La solicitud del presidente (Guaidó) entiendo que es porque cómo es que una empresa que está en esa situación, cuestionada por SuperSociedades de Colombia, contrata una firma que debe ser muy cara tratándose del personaje. Entiendo que Pequiven no tiene recursos para pagar eso. Pero no tengo detalles ni he podido intervenir en eso”, agrega el procurador Sánchez Falcón.

Corrupción

Sobre Monómeros recaen diversas denuncias de corrupción. El actual gerente general, Guillermo Rodríguez Laprea, es señalado de suscribir un contrato con una empresa panameña de nombre LionStreet Corp S.A a la que le cedía el 60% de las ganancias de la compañía, que es un activo de todos los venezolanos.

Este contrato leonino lo denunció el opositor José Luis Pirela, miembro de la Comisión Delegada, y su veracidad fue admitida por una comisión especial que investigó el caso. El contrato finalmente quedó sin efecto tras las alertas.

Pero, a pesar de esta grave implicación, Laprea continúa en el cargo por factores que estarían relacionados presuntamente con la Acción Democrática que dirige Henry Ramos Allup. Aunque Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo también han obstaculizado la reestructuración de la directiva.

Una investigación de Armando.info y la Silla Vacía reveló que, en agosto de 2020, Monómeros suscribió un contrato para asegurar la prestación de “servicios logísticos especializados” hasta 2029 por el equivalente de unos 6,6 millones de dólares. El beneficiario fue un ingeniero colombovenezolano de nombre Jorge Luis Pacheco Hernández.

Pacheco es hoy una de las cabezas de Nitrofert, una flamante competidora de Monómeros relacionada con Nitron Group Llc, que fue hasta septiembre de 2020 la principal proveedora de materia prima de Monómero.

Nitron Group Llc es acusada por un sector opositor de querer ejecutar una “toma hostil” contra la filial de Pequiven.

En pocas palabras, Pacheco pasó de ser contratista a competidor de Monómeros. Su cercanía con el partido Voluntad Popular le permitió adentrarse en el activo venezolano e incluso convertirse en la mano derecha de Carmen Elisa Hernández, expresidenta de la junta directiva de Monómeros, quien renunció en septiembre de 2020, según la investigación de Armando.info.

A esta trama se suma la intervención de SuperSociedades de Colombia que determinó que Monómeros había incumplido protocolos relacionados con el Sistema de Autogestión del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo y del Programa de Transparencia y Ética Empresarial.

Por si fuera poco, el triunfo de Gustavo Petro en Colombia podría significar la devolución del activo al gobierno de Nicolás Maduro. Sobre esto, el procurador Sánchez Falcón responde: «A Maduro le bastaría ordenarle a Pequiven, que es la accionista fundamental, que prepare un acta de asamblea nombrando su directiva, luego traen esa acta a Barranquilla, donde está la sede de Monómeros, la inscriben en la Cámara de Comercio y ya, jurídicamente es sencillo».

«Ahora, políticamente es complicado, es una empresa importante para la economía colombiana, en consecuencia me imagino que Petro debe tener algún cuidado para que no se altere el funcionamiento de la empresa, probablemente ahí haya espacio para la negociación con Estados Unidos. El gobierno de EEUU ya se le había hecho la solicitud de renovación de la licencia y lo predecible era que extendieran la vigencia de la licencia Ofac, no creo que esto signifique un cambio de actitud del gobierno norteamericano», añade.

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO