Leonardo Carvajal pide a universidades asumir una posición política ante riesgo de intervención #ConLaLuz - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 17 FEBRERO, 2020 22:14

Leonardo Carvajal pide a universidades asumir una posición política ante riesgo de intervención #ConLaLuz

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez Fotos por Iván Reyes

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El docente universitario e investigador Leonardo Carvajal llamó a las universidades venezolanas a asumir una posición política más que jurídica ante el riesgo de intervención a la que están sometidas a partir del próximo 27 de febrero cuando, por mandato del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), están obligadas a renovar autoridades rectorales.

Así lo afirmó este lunes, 17 de febrero, durante el programa #ConLaLuz que condujo la directora general de Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes, a quien planteó que las comunidades universitarias deben tener más que una posición principista y jurídica una política.

Dijo que si en los últimos 12 años que el TSJ le negó a las universidades hacer elecciones según la autonomía de cada casa de estudios, alguna de ellas lo hubiera hecho siguiendo la doctrina de la sentencia 0324, se hubiese demostrado que tanto profesores, estudiantes, egresados y trabajadores administrativos y obreros por una gran mayoría están en contra del chavismo.

“Si alguna de las 12 universidades públicas a las que se les ha negado las elecciones, hubiera asumido el esquema del TSJ que dice ustedes quieren que voten todos los profesores, estudiantes, egresados, empleados y obreros, bueno vamos a darle”, recomendó.

A su juicio, si la Universidad Central de Venezuela (UCV) con 300 mil egresados lo habría hecho, más la planta profesoral e incluso los trabajadores, le podrían haber demostrado una contundente derrota al chavismo y el madurismo.

Si el asunto es político, políticamente te respondo. Si hay un segmento social donde el gobierno pierde 80% o 90% a 10% es en la clase media… entonces la tienen perdida, yo hubiese escogido una universidad en estos años y se la hubiese lanzado como globo de ensayo; y cuando vieran el ridículo que hubieran visto el soberano ridículo en el cual incurrían se quedaban tranquilos”, ejemplificó.

Carvajal, quien por 22 años fue docente de la UCV y lleva el mismo tiempo en la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), recordó que el numeral 3 del artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación es inconstitucional, pero en 10 años el TSJ se ha negado a debatir sobre ello y ahora con la sentencia 0324 busca darle un zarpazo a la autonomía universitaria.

“En los últimos años el gobierno ha mantenido una política muy dura de estrangulamiento de las universidades públicas, impedirle escoger sus autoridades por el artículo 34 numeral 3 de la Ley”, sostuvo.

Tutelaje a universidades privadas

También se refirió al tutelaje que el ministro de Educación Universitaria, César Trompiz, pretende imponer a las universidades privadas. Alertó sobre el riesgo que significaría que haya un delegado del ministerio en cada consejo universitario y la fórmula de que las casas de estudios superiores no públicas deban mantener una gestión de cero lucro.

“El ministro confundió conceptos, pura y llanamente dijo que una universidad privada no podría generar lucro. La educación es un servicio público, pero eso no implica que en el caso del nivel superior no se pueda obtener lucro, la Constitución no prohíbe la educación privada”.

Así manifestó su posición sobre la reunión que Trompiz sostuvo con los representantes de las universidades privadas el pasado mes de enero, cuando les planteó ese modelo.

“Ese joven ministro usó un verbo tutelar con respecto a las universidades que de entrada es inaceptable, porque la tutela en derecho la ejercen adultos o instituciones con respecto a niños o personas con discapacidad. No podría darse una tutela del Estado con respecto a las universidades privadas…Si se aceptara la tutela diríamos que las universidades son menores de edad”.

Recomendó a los sectores más radicales del chavismo gobernante “agarrar mínimo”, porque a pesar de la situación actual del país, pensar que podrían asumir las universidades privadas que representan entre el 30 y 40 % de la matrícula del sector universitario sería un acto inconstitucional.

Y recomendó a las universidades ser transparentes, y fue uno de los puntos en los que coincidió con lo planteado con Trompiz, que es la creación de un sistema de evaluación y seguimiento a la calidad universitaria. Incluso planteó un modelo como el implantado en Ecuador en la época del gobierno de Rafael Correa, que permitió mejorar el sector y además depurar aquellas que no tenían buena calidad.

“Necesitamos un sistema independiente de evaluación y los logros de todas las universidades”, sostuvo.

Llama a participar en elecciones parlamentarias

Carvajal también habló de la política electoral venezolana. Aseguró que repetir lo hecho en 2005 cuando la oposición “se hizo un harakiri” al no participar en los comicios parlamentarios, que es un escenario planteado en 2020 no debería repetirse.

Sobre las condiciones electorales, como han manifestado otros analistas, recalcó que deberían ser en principio un Consejo Nacional Electoral independiente y la observación internacional de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Vuelvo a insistir en que tenemos que madurar en política, el niño es el que cree que todo lo que quiere se lo tienen que dar, pero la mamá lo llama al botón… hay gente que le está pidiendo demasiadas cosas a las política pero debes revisar las fuerzas que tienes para eso”, advirtió.

Por mandato constitucional en 2020 corresponden las elecciones parlamentarias y que las fuerzas democráticas no participen es para Carvajal, desconocer la Carta Magna y sumarse al chavismo en saltarse las vías legales.

“Sería imposible que en la oposición creamos en la democracia pero que violáramos la Constitución y en una caimanera perdemos nosotros”.

Aunque el deseo son unas elecciones presidenciales y en ese espacio Juan Guaidó busca la presión internacional, el docente indicó que aunque no se realicen en octubre de este año tampoco serían en 2024. Llamó a tener paciencia.

“Tenemos que dar un golpe democrático y contundente y convencer a la gente incluso a los chavistas, de dónde está la mayoría con las elecciones parlamentarias”.