Leonardo Carvajal: El salto del coronavirus conspira contra las elecciones este año

POLÍTICA · 14 JULIO, 2020 15:48

Leonardo Carvajal: El salto del coronavirus conspira contra las elecciones este año

Texto por Ibis Leon | @ibisL Fotos por Miriam Nuñez

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Consejo Nacional Electoral (CNE) debe empezar a evaluar la posibilidad de aplazar las elecciones parlamentarias ante el aumento de contagios por COVID-19 en el país, opina el fundador de la red de observación electoral Asamblea de Educación, Leonardo Carvajal.

Especialistas en materia electoral identifican al menos 40 etapas de estos comicios como potenciales focos de contagio.

El integrante del Centro de investigación humanística de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) advierte que “el salto del coronavirus” conspira contra la posibilidad de hacer elecciones este año y lo “razonablemente humano” sería posponerlas.

Afirma que “no hay que jugar con fuego” en uno de los países con peores condiciones sanitarias del planeta y propone a los rectores hacer un balance con autoridades sanitarias.

“Yo diría que al final de julio se haga un balance médico sanitario sobre cómo va a la curva de contagios, si se estabilizó, si comienza a bajar para saber qué pasará con el proceso electoral. Si suben los casos diarios a 400 0 más sería una temeridad continuar con las elecciones”, expresa.

A su juicio, los representantes del CNE deben tomar una decisión en el mes de agosto y contemplar posponer las legislativas para el primer semestre de 2021, lo que coincidiría con las elecciones de gobernadores y podría significar una reducción de costos.

Derechos comprometidos

El CNE convocó una jornada especial de Registro Electoral para que los jóvenes, en edad de votar, puedan inscribirse como nuevos electores y los ciudadanos que lo necesiten actualicen sus datos, como cambios de domicilio, para poder ejercer su derecho al sufragio.

Sin embargo, el ente comicial dispuso de solo dos semanas para esta fase, lo que representa grandes desafíos si se considera el reducido número de puntos de registro habilitados (551 en todo el país) y las restricciones de movilidad que impone la pandemia, cuestiona Carvajal.

“Se dio muy poco tiempo, el Registro Electoral debe tener por lo menos tres años sin actualizarse. Son muy pocos centros y los venezolanos tenemos enormes dificultades de transporte. Tampoco hubo suficiente difusión, las campañas de motivación son muy importantes en momentos en que el 70% del país se declara como ni-ni”, expresa.

El término “ni-ni” es usado para identificar a aquellas personas que no se identifican ni con la dirigencia chavista ni con la opositora.

Las condiciones de bioseguridad también son criticadas. El periodista especializado en la fuente electoral Eugenio Martínez explica que de las 15 recomendaciones generales que realizan expertos internacionales para evitar la propagación de la pandemia, tomando como referencia las 60 elecciones, el CNE solo cumple cinco.

La instalación de pantallas de acrílico que sirvan de barrera de protección a los funcionarios durante el operativo no ha sido valorado por el Poder Electoral; evitar colocar centros de votación en espacios cerrados y con poco ventilación tampoco se cumple.

La definición de horarios especiales para adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con algún tipo de afección no está contemplada, entre otros protocolos, según Martínez.

Sobre esto Carvajal expresa: “Estamos en uno de los países con peores condiciones sanitarias de todo el planeta y, siendo así, los riesgos innecesarios se convierten en una temeridad y pueden convertirse en una especie de suicidio colectivo”.

El profesor universitario señala que aproximadamente 2 millones de personas deberían participar en la jornada del RE y muchos tienen necesidad de notificar cambios de domicilio. Si de este total solo 200 mil acuden en las dos semanas dispuestas “sería un fracaso terrible” porque privaría a muchos de votar en eventuales comicios.

La campaña electoral es la fase más peligrosa del proceso, a juicio de Carvajal. El aumento de 167 a 277 diputados también implica la postulación de miles de candidatos para los 500 cargos que suman diputados principales y suplentes.

“Habrá cuatro o cinco mil candidatos motivados queriendo visitar, saludar y reunirse con sus posibles electores y generarían muchos focos de contagio”, indica.

El investigador también se refiere al ventajismo que se provocaría por la imposibilidad de convocar actos masivos. “Los medios de comunicación más masivos que son la televisión y la radio están monopolizados por el gobierno (de Nicolás Maduro)”.

Acuerdos políticos

El integrante de Asamblea de Educación no ve “movimientos políticos sensatos” por parte de la dirigencia opositora y chavista.

Exhorta a los dos sectores a lograr acuerdos políticos para garantizar la dotación de insumos médicos en los hospitales, acceso a servicios básicos como agua, luz y subsidios a las familias empobrecidas.

Según la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) 2020, 79% de los hogares venezolanos no perciben ingresos suficientes para cubrir el monto de la canasta básica por lo tanto califican como pobreza extrema.

Carvajal también sostiene que los acuerdos deben contemplar la liberación de fondos congelados en el exterior, que son propiedad de la República, para la compra de máquinas de votación y la logística electoral con medidas de bioseguridad necesarias.