Las lecturas del liderazgo femenino comunitario en el Psuv, según analistas  

POLÍTICA · 5 SEPTIEMBRE, 2022 20:40

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Psuv

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

«Es un reflejo de lo que pasa en las calles, en las comunidades y Ubch, las mujeres asumieron un liderazgo, al igual que los trabajadores y la juventud, pero las mujeres sostienen la fuerza del partido», así destacó el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, la participación femenina en la elección de las estructuras de base de los tres fines de semana pasados.

 En cifras recientes, Cabello resaltó que 79% de los jefes de calle escogidos el 21 de agosto (más de 250 mil) son mujeres; 73% fueron escogidas como jefas de comunidad (de más de 40 mil), el 27 de agosto y 62% como jefas de Ubch (más de 14.000) el 3 de septiembre. Vale acotar que en muchas comunidades, aparte de mujeres son de la tercera edad.

Para analistas consultados por Efecto Cocuyo no es «extraño» que las mujeres asuman este tipo de posiciones en las comunidades por ser la venezolana una «sociedad matriarcal», en la que las féminas velan en su mayoría por el bienestar del hogar y en muchos casos son el único sostén.

Advierten que el protagonismo femenino en ciertas posiciones es característico no solo del Psuv sino de organizaciones de oposición, y en cualquier proyecto independiente que se lleve a las comunidades.

«No es novedad»

«No es sorpresa que eso se vea reflejado en el Psuv, porque estamos en una sociedad matriarcal, en la que las mujeres tienen gran ímpetu y un nivel de compromiso mayor que los hombres. Se ve también en partidos de oposición, iniciativas comunitarias, donde la presencia de las mujeres es abrumadora porque son jefas de familia y buscan lo mejor para ellas», sostuvo el sociólogo Francisco Coello.

 

La investigadora social, Mirla Pérez, le añade a la condición de mujer la de madre, como las más propensas a participar en la acción política comunitaria, desde tiempos de la democracia.

«El soporte de la sociedad descansa sobre el hombro de la mujer madre, no es novedad y el uso que el gobierno y el partido le dan es populista y demagógico», apuntó.

Para ambos, la llamada «revolución bolivariana» está lejos de ser «feminista» como tanto pregona, por cuanto más allá de las posiciones de poder que ocupan mujeres en el gobierno de Nicolás Maduro, la población femenina venezolana no tiene acceso a derechos básicos como la salud.

En la elección del equipo de la comunidad Camino Real de San Martín, parroquia San Juan de Caracas, del 27 de agosto, solo dos mujeres de la tercera edad se postularon para un grupo que debía ser de cuatro. La ganadora, quien lamentablemente falleció a la semana por un cáncer avanzado, contaba con 75 años, por lo que solo quedó la segunda más votada.

En la escogencia de más de 14.000 equipos de Ubch de este 3 de septiembre, de los equipos de diez integrantes que debieron ser elegidos, en su mayoría eran mujeres.

Los más vulnerables

Sobre la iniciativa de las mujeres de la tercera edad a participar en el proceso interno del Psuv ante la apatía de los más jóvenes, los expertos recuerdan que la población mayor de 60 años es vulnerable en Venezuela, por lo que los incentivos, por muy pequeños que sean, por pertenecer a una estructura de poder, son atractivos para dichas personas.

«La fuerza migratoria de Venezuela es joven, no les interesa la reafirmación del sistema. La mediana edad hasta 60 años no se siente convocada, mientras que la tercera edad es más cautiva, más dominada porque depende de una pensión aunque no les alcance, de remesas y de otros pequeños beneficios como las bolsas Clap», expresó Pérez.

El sociólogo y profesor universitario recordó además que muchos integrantes de la Milicia Bolivariana son de la tercera edad, lo cual les permite resolver situaciones como la falta de vestimenta y obtener ciertos favores como que en lugar de recibir una bolsa Clap reciban dos. Ello, resaltó, alimentado por las precarias condiciones de vida de la gente mayor en Venezuela.

Movilización electoral

Coello añadió que no duda que el chavismo todavía tenga gente entre las bases que crea en este modelo político y no responsabilice a Maduro de la situación del país, pero asegura que ante la falta de apoyo popular mayoritario la estructura del Psuv es «clientelar» y su relación con militantes y simpatizantes es «utilitaria».

Cabello aseguró que para los comicios internos en los que solo podían ser postulados militantes inscritos en el Psuv, han movilizado a más de cinco millones de personas. Coello apuntó que es muy difícil saber la cifra real de participación porque el chavismo las oculta muy bien, las «maquilla» para dar imagen de fuerza y resalta elementos como la participación de las mujeres.

El también diputado de 2020, ha resaltado que la renovación de las estructuras de base busca movilizar y reorganizar a la tolda roja para los retos que están por venir, a saber las elecciones presidenciales previstas para 2024 y posteriormente comicios parlamentarios y regionales.

Pérez resaltó que para fines de movilización del voto duro chavista, el proceso interno le es útil al Psuv, así como en jornadas similares en el pasado (primarias), por lo que para ellos contar solo con 15% o 20% de adhesión es suficiente, ante la falta de una oposición que capitalice 80% de descontento por la situación del país.

«En estos procesos del Psuv la participación es mínima y no es exitoso por adhesión libre sino por lo que esa gente pueda obtener del partido», acotó.

 

 

POLÍTICA · 27 SEPTIEMBRE, 2022

Las lecturas del liderazgo femenino comunitario en el Psuv, según analistas  

Texto por Deisy Martínez
Foto por Psuv

«Es un reflejo de lo que pasa en las calles, en las comunidades y Ubch, las mujeres asumieron un liderazgo, al igual que los trabajadores y la juventud, pero las mujeres sostienen la fuerza del partido», así destacó el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, la participación femenina en la elección de las estructuras de base de los tres fines de semana pasados.

 En cifras recientes, Cabello resaltó que 79% de los jefes de calle escogidos el 21 de agosto (más de 250 mil) son mujeres; 73% fueron escogidas como jefas de comunidad (de más de 40 mil), el 27 de agosto y 62% como jefas de Ubch (más de 14.000) el 3 de septiembre. Vale acotar que en muchas comunidades, aparte de mujeres son de la tercera edad.

Para analistas consultados por Efecto Cocuyo no es «extraño» que las mujeres asuman este tipo de posiciones en las comunidades por ser la venezolana una «sociedad matriarcal», en la que las féminas velan en su mayoría por el bienestar del hogar y en muchos casos son el único sostén.

Advierten que el protagonismo femenino en ciertas posiciones es característico no solo del Psuv sino de organizaciones de oposición, y en cualquier proyecto independiente que se lleve a las comunidades.

«No es novedad»

«No es sorpresa que eso se vea reflejado en el Psuv, porque estamos en una sociedad matriarcal, en la que las mujeres tienen gran ímpetu y un nivel de compromiso mayor que los hombres. Se ve también en partidos de oposición, iniciativas comunitarias, donde la presencia de las mujeres es abrumadora porque son jefas de familia y buscan lo mejor para ellas», sostuvo el sociólogo Francisco Coello.

 

La investigadora social, Mirla Pérez, le añade a la condición de mujer la de madre, como las más propensas a participar en la acción política comunitaria, desde tiempos de la democracia.

«El soporte de la sociedad descansa sobre el hombro de la mujer madre, no es novedad y el uso que el gobierno y el partido le dan es populista y demagógico», apuntó.

Para ambos, la llamada «revolución bolivariana» está lejos de ser «feminista» como tanto pregona, por cuanto más allá de las posiciones de poder que ocupan mujeres en el gobierno de Nicolás Maduro, la población femenina venezolana no tiene acceso a derechos básicos como la salud.

En la elección del equipo de la comunidad Camino Real de San Martín, parroquia San Juan de Caracas, del 27 de agosto, solo dos mujeres de la tercera edad se postularon para un grupo que debía ser de cuatro. La ganadora, quien lamentablemente falleció a la semana por un cáncer avanzado, contaba con 75 años, por lo que solo quedó la segunda más votada.

En la escogencia de más de 14.000 equipos de Ubch de este 3 de septiembre, de los equipos de diez integrantes que debieron ser elegidos, en su mayoría eran mujeres.

Los más vulnerables

Sobre la iniciativa de las mujeres de la tercera edad a participar en el proceso interno del Psuv ante la apatía de los más jóvenes, los expertos recuerdan que la población mayor de 60 años es vulnerable en Venezuela, por lo que los incentivos, por muy pequeños que sean, por pertenecer a una estructura de poder, son atractivos para dichas personas.

«La fuerza migratoria de Venezuela es joven, no les interesa la reafirmación del sistema. La mediana edad hasta 60 años no se siente convocada, mientras que la tercera edad es más cautiva, más dominada porque depende de una pensión aunque no les alcance, de remesas y de otros pequeños beneficios como las bolsas Clap», expresó Pérez.

El sociólogo y profesor universitario recordó además que muchos integrantes de la Milicia Bolivariana son de la tercera edad, lo cual les permite resolver situaciones como la falta de vestimenta y obtener ciertos favores como que en lugar de recibir una bolsa Clap reciban dos. Ello, resaltó, alimentado por las precarias condiciones de vida de la gente mayor en Venezuela.

Movilización electoral

Coello añadió que no duda que el chavismo todavía tenga gente entre las bases que crea en este modelo político y no responsabilice a Maduro de la situación del país, pero asegura que ante la falta de apoyo popular mayoritario la estructura del Psuv es «clientelar» y su relación con militantes y simpatizantes es «utilitaria».

Cabello aseguró que para los comicios internos en los que solo podían ser postulados militantes inscritos en el Psuv, han movilizado a más de cinco millones de personas. Coello apuntó que es muy difícil saber la cifra real de participación porque el chavismo las oculta muy bien, las «maquilla» para dar imagen de fuerza y resalta elementos como la participación de las mujeres.

El también diputado de 2020, ha resaltado que la renovación de las estructuras de base busca movilizar y reorganizar a la tolda roja para los retos que están por venir, a saber las elecciones presidenciales previstas para 2024 y posteriormente comicios parlamentarios y regionales.

Pérez resaltó que para fines de movilización del voto duro chavista, el proceso interno le es útil al Psuv, así como en jornadas similares en el pasado (primarias), por lo que para ellos contar solo con 15% o 20% de adhesión es suficiente, ante la falta de una oposición que capitalice 80% de descontento por la situación del país.

«En estos procesos del Psuv la participación es mínima y no es exitoso por adhesión libre sino por lo que esa gente pueda obtener del partido», acotó.

 

 

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO