Las dudas que persisten sobre el proceso electoral del 6 de diciembre

POLÍTICA · 1 DICIEMBRE, 2020 20:50

Las dudas que persisten sobre el proceso electoral del 6 de diciembre

Texto por Efecto Cocuyo Fotos por Efecto Cocuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“Todo está listo y a tono para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre“, de acuerdo con la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) ad hoc, Indira Alfonzo. Expertos electorales y ONG insisten en que la opacidad con la que el ente comicial ha manejado varias etapas del proceso, arrojan sombras sobre las votaciones con las que se pretende elegir a los nuevos miembros de la Asamblea Nacional (AN).

 Hay aspectos de la organización de estas votaciones sobre los que se maneja poca o ninguna información, solo lo que el ente comicial dio a conocer a cuenta gotas. A falta de una verificación ciudadana independiente como por ejemplo en el tema de las auditorías,  no se tiene certeza sobre si realmente todos los requisitos que debe cumplir una elección se dan.

 “En el marco de las Parlamentarias 2020, gran parte de las dudas se mantienen hasta el día de hoy. Sobre el sistema automatizado de votación, el hardware, el software, información oficial sobre dónde se elaboraron o compraron las máquinas, cuál es la empresa responsable, cuántas máquinas están habilitadas finalmente para el 6 de diciembre. Tampoco hay información sobre el número exacto por entidad federal de centros de votación y mesas electorales, solo los números totales”, expresa el experto electoral Jesús Castellanos a Efecto Cocuyo.

En el acta de la auditoría de pre despacho de las máquinas de votación con fecha del 27 de noviembre, firmada por técnicos de los partidos políticos,  se especifica que son 29.662equipos desplegados en todo el país. En las elecciones de la AN de 2015 se emplearon 40.601 máquinas de votación, mientras  que en las presidenciales el número fue menor: 23.000. Se critica que el ente comicial no informe abiertamente sobre tales datos.

Cambios de última hora

Desde principios de año, se han conocido denuncias de electores sobre cambios inconsultos en centros de votación, algunos incluso fueron reubicados hacia otros estados sin haberlo solicitado. El pasado 17 de octubre, el CNE informó sobre cambios en 199 centros de votación en 18 estados del país, sin explicar las razones.

 La organización dedicada a la veeduría electoral, Súmate, denunció que el 28 de noviembre, el Poder Electoral reubicó sin dar motivos, otros 200 centros de votación a igual número de centros existentes, afectando a 206.942 electores. Este lunes 30 de noviembre se conocieron más traslados en 119 centros de votación en 14 estados y el Distrito Capital que involucra a 168.681 electores, esta vez se alegó razones de infraestructura.

Súmate alertó que de los 119 centros, 30 fueron reubicados en nuevas localidades y que cuatro de ellos funcionarán en centros de salud, lo cual será un riesgo para los electores en tiempos de pandemia por el COVID-19. Además, añade que uno de estos 30 centros fue ubicado en un caserío, sin identificar la edificación.

 “Hay una gran deficiencia en el sentido de que el CNE no solo hace cambios de última hora sino que no se ha ocupado de informarle a los electores sobre algo tan importante como lo es saber dónde van a votar, quedará de cada quien introducir su número de cédula en la página del CNE, si tiene internet y enterarse”, critica el director del Observatorio Electoral Venezolano (OEV), Luis Lander.

¿Quiénes observarán el proceso?

 Otro tema que el ente comicial ha manejado con reserva es el de los veedores (antes observadores) nacionales e internacionales que estarán presentes el 6 de diciembre.

 Un memorando con fecha tres de noviembre, dirigido al vicepresidente del CNE, Leonardo Morales, al que tuvo acceso Efecto Cocuyo, indica que son seis las organizaciones nacionales acreditadas para el 6 de diciembre: Asociación Venezolana de Juristas, Red de Observación Electoral de la Asociación Civil Asamblea de Educación, la ONG de derechos humanos Sures, Fundación Mejor Calidad de Vida al Adulto Mayor(Fundamejor), Proyecto Social y Fundación por un Pueblo Digno.

 En cuanto a los veedores internacionales, el CNE extendió más de 300 invitaciones a organismos dedicados a la observación electoral en el mundo. El mismo Morales puso en duda la asistencia de todos debido a la pandemia por COVID-19. Se debe tomar en cuenta que organismos como Unión Europea descartaron venir al país por falta de tiempo y por considerar que los comicios no cumplen con los requisitos democráticos.

 Este martes 1 de diciembre, el CNE informó en su cuenta de Twitter sobre la llegada de veedores internacionales de Bélgica, Francia, Irlanda, Italia, Rumanía y Turquía para acompañar el proceso electoral, sin aportar detalles sobre de quiénes se trata.

 El 30 de octubre, Morales indicó que entre los visitantes estarían la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Grupo de Puebla, foro político y académico integrado por representantes de la izquierda política iberoamericana.

 Castellanos indica que no está claro el papel de la veeduría nacional e internacional. El papel limitado que tienen los veedores, especialmente los internacionales según la normativa electoral (Reglamento de la Ley Orgánica de Procesos Electorales Lopre) es poca la confianza que pueden aportar al ya cuestionado proceso, no reconocido por la oposición mayoritaria del país y buena parte de la comunidad internacional.

 El OEV finalmente no fue acreditado lo que no quiere decir que no lo vayamos a hacer, pero nuestra capacidad estará disminuida al no tener acceso a ciertos espacios y procesos. Sobre los veedores internacionales, los organismos de calidad no estarán y los que vienen no son considerados imparciales», acotó Lander.

Otras interrogantes

 Otras interrogantes que quedan en el aire tienen que ver con la ejecución de la capacitación en línea de los miembros de mesa y si hubo o no talleres de formación presencial y dónde. Súmate y el Observatorio Global de Comunicación y Democracia calificaron la formación a través de la página web de insuficiente y poco rigurosa.

 Por otro lado, el OEV ha expresado en varias oportunidades que a diferencia de procesos electorales anteriores no pudo estar presente en fases tan importantes como las auditorías relacionadas con el sistema automatizado, por lo que solo los técnicos de los partidos políticos y los invitados del CNE saben que ocurrió allí y nadie parece tener objeciones.

 “En tiempos de pandemia, el CNE ha implementado para las auditorías un diseño novedoso a través de videoconferencias para organizaciones internacionales y nacionales, mientras que los partidos participaron de forma presencial. En la primera auditoría bajo esta modalidad, realizada al software, por ejemplo, lo que se vio era el público presente, que son los técnicos de los partidos, y los representantes del CNE, pero no siempre la pantalla donde estaba corriendo el software”, advirtió el Observatorio en su informe.

 Lo que se espera para el domingo

 “Si las cosas terminan ocurriendo como se espera van a ocurrir, nos vamos a conseguir con que el domingo que los centros funcionen bien, no habrá conflicto entre los que vayan a votar y los que no. Terminará ocurriendo que la participación no será significativa, si va menos gente para votar menos dificultades tendrán los que sí. No se esperan enfrentamientos”, anticipa Lander.

 Advierte con preocupación que el CNE no está haciendo hincapié en el cumplimiento de los protocolos biosanitarios para el domingo, lo cual podría significar un aumento de los casos de COVID-19 luego del proceso, dado que la pandemia no está controlada, alerta, no está controlada en Venezuela.

 “Estimo una afluencia no tan baja como la oposición declara ni tan alta como el chavismo/madurismo necesita. En todo caso no tengo dudas que el CNE va a alterar la cifra de participación, esto es incrementarla significativamente. Tampoco soy optimista con respecto a que se cumplan las medidas biosanitarias como el distanciamiento físico”, agrega Castellanos.

 Tampoco duda de que el ventajismo del partido de gobierno denunciando durante la campaña electoral y los simulacros electorales vayan a estar presentes en la jornada del domingo 6 de diciembre, ante el silencio de las autoridades del CNE