Informe de misión de la ONU “es un indicio de peso” para la CPI contra Maduro, señalan expertos

POLÍTICA · 18 SEPTIEMBRE, 2021 16:00

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

14
QUÉ CHÉVERE
3
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela de las Naciones Unidas alerta que hay motivos razonables para creer que el sistema de justicia venezolano es cómplice de la violación de derechos humanos en el país.

En un segundo informe, presentado ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU este jueves 16 de septiembre, abordan el papel que juegan jueces y fiscales en la persecución política y denegación de justicia.

Esta documentación “es un indicio de peso” para el examen preliminar que sigue la Corte Penal Internacional (CPI) contra Nicolás Maduro y altos funcionarios de su gobierno por la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad, explica el director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, Eduardo Trujillo.

“El informe es un indicio, esto significa que no hace plena prueba, con lo cual, no puede implicar alguna sentencia condenatoria en contra de los señalados, pero sí muestra de manera contundente y sistematizada la manipulación del sistema de justicia y la injerencia del poder político. Es un indicio de peso que puede ser utilizado en el marco del examen preliminar”, sostiene el abogado.

En su opinión, el informe “es una radiografía tétrica del Poder Judicial venezolano y su falta de independencia”. “Es la radiografía más contundente que se ha hecho desde un organismo internacional como la ONU en los últimos 20 años”, expresa.

También Rafael Uzcátegui, coordinador nacional del Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), reitera que el informe “es un insumo importante” para la Fiscalía de la CPI que en los próximos meses debe decidir si abre una investigación formal contra Maduro.

“En el ámbito internacional esto demuestra que existe un sistema de justicia absolutamente degradado, que es un problema estructural y no se trata de actuaciones particulares, hay una lógica de Estado que permite las violaciones de derechos humanos”, expone.

Claves del segundo informe de la Misión de Determinación de Hechos sobre Venezuela

Reparación de las víctimas

La documentación que hace la Misión de Determinación de Hechos, así como las organizaciones de la sociedad civil que promueven la defensa de los derechos humanos es clave para resguardar pruebas y establecer patrones de violaciones de derechos humanos que sirvan de base para un eventual proceso de justicia transicional y reparación de las víctimas en Venezuela, señala Trujillo.

“El trabajo de la misión es útil porque en sus informes sistematiza de manera aguda patrones generales de violación de derechos humanos. Si en Venezuela se creara una comisión de la verdad esta tendría como labor ineludible la revisión pormenorizada del contenido de estos informes. La misión no tiene capacidad para generar en sí misma reparación a las víctimas, pero si aporta elementos que pueden servir de base para el inicio de procedimientos judiciales en contra de personas que han violado derechos fundamentales”, argumenta.

Al respecto, Uscátegui sostiene que “la investigación de la misión demuestra que las autoridades venezolanas son incapaces de dar justicia a las víctimas e implementar mecanismos de reparación y no repetición de los hechos. El informe dice que no hay una genuina investigación y que se está acusando a funcionarios que no forman parte de la cadena de mando por delitos de menor gravedad que los que cometieron. Esto nos ayuda a que se investigue a los responsables y no haya subterfugios políticos para suavizar las penas”.

Y agrega: “Para las víctimas es una reparación simbólica que sus casos estén presentes de la manera como están y les ayuda en ese camino de obtención de justicia para reivindicar a sus seres queridos”.

Las lapidarias conclusiones de la misión también abren la posibilidad a otros mecanismos de supervisión de los que dispone el Consejo de Derechos Humanos de la ONU como la “comisión de investigación”.

Esta figura tiene facultades más amplias que la misión para investigar. “La Misión de Determinación fija hechos que pueden ser ventilados en procesos judiciales internacionales o incluso en procesos nacionales, en el marco de la justicia transicional. La comisión de investigación puede preservar algunas pruebas que pueden ser aportadas en procesos de justicia internacional como los que lleva la CPI”, comenta Trujillo.

Uzcátegui añade que la misión “es un mecanismo más intermedio” que se diferencia porque se centra en los hechos, aunque puede o no establecer responsabilidades individuales.

Los miembros de la comisión de investigación son designados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en un mecanismo de selección similar al que se implementó para elegir a los expertos de la misión.

Reforma judicial

En el segundo informe, el equipo de expertos hace una serie de recomendaciones dirigidas al Ejecutivo, a la Defensoría del Pueblo, al Tribunal Supremo de Justicia y otras instancias.

Sobre esto, Uzcátegui subraya que para que una reforma judicial sea efectiva en el país debe contar con un acompañamiento internacional que garantice que hay voluntad de las autoridades para hacer cambios estructurales.

“Si yo estuviera sentado en el diálogo de México, en el momento en que se hable de la reforma del sistema de justicia, tomaría estas recomendaciones como un papel importante de trabajo sobre qué es lo se debe poner sobre la mesa. También es importante la asesoría especializada”, afirma el activista de derechos humanos.

Así fue el inicio de la ronda de negociación entre el gobierno y la oposición en México

Trujillo sostiene que para que se implementen las recomendaciones hace falta voluntad política: “Hay una esperanza relativa en los espacios de redemocratización que se pueden generar a partir del diálogo de México. Por supuesto, las expectativas son bajas; sin embargo, hay una esperanza porque esa es una ventana por la que nos debemos meter los venezolanos para tratar de enderezar los entuertos que vivimos por la ausencia de estado de derecho”.