CNE no ha resuelto la vacante de Tania D’Amelio a casi un mes de su salida

POLÍTICA · 23 MAYO, 2022 15:54

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por EFE

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Al Consejo Nacional Electoral (CNE) le falta un integrante, desde que la exrectora Tania D’Amelio asumió una silla en la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Esa vacante ha provocado una especie de parálisis en el órgano comicial, que lleva casi un mes sin convocar al directorio para discutir, entre otras cosas, quién sustituirá a la ahora magistrada.

“El principal efecto de esta falta de nombramiento es que se suma a una estrategia de brazos caídos desde la presidencia del CNE. El rector (Pedro) Calzadilla podría convocar igual a las reuniones, pero no sé si le convenga puesto que ahora las decisiones estarían 2 a 2 (dos rectores de oposición y dos del oficialismo)”, declara a Efecto Cocuyo una fuente que pide mantener su nombre en reserva.

Antes de la salida de D’Amelio la correlación de fuerzas en el CNE era: tres rectores de oficialismo y dos de oposición de los cinco principales.

Se especuló que el rector suplente Carlos Quintero, un teniente coronel del Ejército que trabajó estrechamente con D’Amelio, podía ser el sustituto, pero su designación sigue sin materializarse y el motivo de esta demora es un misterio.

Tania D’Amelio aún no tiene sustituto en el CNE

Quórum y toma de decisiones

La Ley del Poder Electoral (Lope) establece que el CNE requiere un mínimo de tres rectoras o rectores electorales para su funcionamiento.

“Las decisiones del órgano se tomarán con el voto favorable de por lo menos tres (3) de sus miembros, salvo en los casos en que la Ley exija cuatro (4) votos”, dice el artículo 14 de la Lope.

Sin embargo, el directorio no ha sido convocado y la designación del sustituto de D’Amelio sigue en mora.

La fuente consultada señala que un escenario probable es que la Asamblea Nacional (de mayoría chavista) sea la que decida quién asumirá el cargo e incluso advierte que el Legislativo podría sustituir a Enrique Márquez y a Roberto Picón por otros que resulten más afines al oficialismo.

Ya hay antecedentes de que los sustitutos son impuestos desde afuera del CNE. En 2020, tras la renuncia del rector Rafael Simón Jiménez, la Sala Constitucional del TSJ nombró en su lugar a Leonardo Morales aunque éste ni siquiera era rector suplente.

“Lo legal es que uno de los rectores suplentes sea nombrado, pero vemos cómo hay un ala dura que está imponiendo las arbitrariedades. Mientras la oposición siga viéndose el ombligo, el gobierno hará lo que quiera porque está solo en la cancha. Al gobierno le conviene meter esto en el congelador”, asegura la fuente.

Esto retrasa decisiones que son cruciales para garantizar el voto de los venezolanos en el exterior de cara a las elecciones presidenciales de 2024, por ejemplo.

 La asociación civil Súmate alertó que 10 millones de venezolanos no podrán votar en las presidenciales de 2024 si el CNE no actualiza el Registro Electoral (RE).

¿10 millones de votos están en riesgo para las presidenciales 2024?, esto explican expertos

Para evitar la exclusión de la diáspora, es necesario que los rectores estudien desde ya los mecanismos a distancia, con el uso de medios tecnológicos o por correspondencia, que pueden usar estos ciudadanos para inscribirse o actualizar sus datos en el RE.

Las autoridades electorales también deben evaluar con qué infraestructura cuentan los venezolanos para ejercer su derecho al voto fuera del país.

Consultado sobre la vacante de D´Amelio, el rector principal Roberto Picón solo respondió: «No se ha convocado el directorio».