Amenaza de cárcel a Guaidó es una “contraofensiva” y una “táctica distractiva”, opina Piero Trepiccione

POLÍTICA · 24 ENERO, 2022 18:34

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Sobre el dirigente opositor Juan Guaidó pesan “más de 24 causas delictivas”, según informó un grupo de diputados chavistas que solicitó al Ministerio Público este domingo 23 de enero “celeridad en la aplicación de justicia” en contra del presidente de la Asamblea Nacional de 2015.

Horas después, el mandatario Nicolás Maduro llamó “títere traidor” al opositor, reconocido por una parte de la comunidad internacional como presidente interino de Venezuela y aseveró que le espera «cárcel en Tocorón».

Desde 2019, el chavismo promete cárcel para Guaidó. Incluso la diputada Iris Varela sacó unas esposas de su cartera durante una entrevista televisada, y afirmó que ella misma lo pondría a la orden de la justicia. En el mismo programa, Varela se preguntó por qué la Fiscalía y los tribunales en el país no actúan en contra del opositor que, a su juicio, comete delitos en flagrancia.

Una “contraofensiva”

Para el politólogo Piero Trepiccione, la amenaza de cárcel contra Guaidó es una contraofensiva del oficialismo que responde a la derrota electoral en Barinas y aprovecha la dificultad que atraviesa la diplomacia estadounidense por el conflicto que actualmente enfrenta a Rusia y Ucrania.

Rusia tiene más de 100.000 soldados desplegados cerca de la frontera con Ucrania, aunque niega planear una invasión. El presidente Joe Biden aprobó el envío de armas estadounidenses a Ucrania como forma de apoyo y su administración advirtió que cualquier incursión de Moscú supondría una “respuesta rápida, severa y unida” de Washington y sus aliados.

“Es una contraofensiva aprovechando las circunstancias de lo que está pasando en Ucrania que obliga a Estados Unidos (principal aliado de la oposición) a tener como tema central este enorme problema geopolítico en el que está involucrada también la Unión Europea”, señala el politólogo.

Trepiccione considera que la arremetida contra Guaidó es además una “táctica distractiva” que tiene como objetivo desviar la atención del referendo revocatorio que acaba de bloquear el Consejo Nacional Electoral (CNE), al imponer condiciones técnicas imposibles de cumplir para la recolección del 20 % de las firmas en el Distrito Capital y las 23 entidades del país.

“El tamaño del Psuvismo es de alrededor del 20 %, un poco menos, de la población, y al gobierno le conviene que el 80% descontento esté diluido y disperso. Un referendo revocatorio es un mecanismo que si logra aglutinar a ese 80 % descontento es un riesgo muy alto. Entonces, jugar primero a facilitarlo y luego a restringirlo responde a la estrategia de aplicar ritmos diferentes a la opinión pública venezolana para neutralizarla y evitar que se aglutine entorno a una causa o a una persona”, señala.

Escenario factible

Aunque no es la primera vez que el oficialismo promete encarcelar a Guaidó, el fiscal general designado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, informó que ha adelantado investigaciones en contra del político opositor al que acusó en febrero de 2021 de ser el cabecilla de una banda criminal.

En ese momento, Saab admitió que el caso Guaidó respondía a un “tiempo político”. “Mucha gente, de forma interesada, para buscar acciones de hecho más que de derecho, se rasgan las vestiduras por una circunstancia como ella que ocurrirá en el momento que coincida el tiempo político, el tiempo histórico y el de la justicia”, manifestó.

Trepiccione considera que la detención de Juan Guaidó es un escenario factible: “Por el nivel de presión que tiene Estados Unidos en la agenda global es un escenario factible. Hasta ahora han sido solo amenazas, pero el gobierno tiene esa carta bajo la manga y puede jugarla si el escenario mundial y el escenario interno le son propicios”.

De materializarse este escenario, se obstaculizará el camino hacia la negociación, advierte Trepiccione. “El chavismo ha puesto el tema de (Álex) Saab como un punto de honor, pueden estar tratando de equiparar esta situación con algunas detenciones y así aumentar sus demandas, lo que haría más difícil el camino hacia la negociación. Es una forma de ganar tiempo y seguir prolongando la posibilidad de cerrar algún tipo de acuerdo en México”, argumenta.

Reingeniería opositora

El hipotético encarcelamiento de Guaidó también implicaría retos importantes a la oposición de cara a la definición de un candidato presidencial.

En este sentido, el politólogo considera que las fuerzas que adversan a Nicolás Maduro deben concentrarse en hacer una reingeniería profunda en su estructura, en su forma de organizarse y establecer una hoja de ruta práctica, concreta y factible.

Oposición alerta a la comunidad internacional sobre planes para encarcelar a Juan Guaidó