OPINIÓN · 9 MAYO, 2020 04:36

Vuelta a la patria: atender al llamado aunque sea duro

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

8
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

“En redes se han leído mensajes endoxenofóbicos, xenofobia de venezolanos hacia venezolanos”

La pandemia del coronavirus no solo puede destruir la salud sino también los deseos o sueños del porvenir. Así, en menor o mayor grado, nos está sucediendo a todos. En cada quien esta calamidad tiene su particular dimensión. Una de las mayores que estamos presenciando es la de los venezolanos y venezolanas que habían emigrado de su país y, por la crisis que ha traído la pandemia, deben emprender la vuelta a la patria.

El regreso a Venezuela de estos emigrados tiene dimensión de drama porque vienen, muy posiblemente, en peores condiciones económicas que cuando se fueron y con los sueños rotos. Volver a irse de su país les será muy difícil y las condiciones que les obligó a emigrar, ahora, son peores.

El grueso grupo de emigrados que está regresando a Venezuela forma parte de los sectores más pobres; se fueron de su país no necesariamente por persecución política, ni por la inseguridad en las calles, ni por discrepancias ideológicas con el gobierno, sino huyendo del hambre. Se trataba de dejar las precarias condiciones de vida y producir dinero para enviar a la familia que dejaban en el país.  

Los repatriados por el coronavirus, muy posiblemente, fueron víctimas de xenofobia, por su condición de extranjeros. Y quizás también de la aporofobia, discriminados solo por ser pobres. No les dio tiempo o no tuvieron oportunidad de realizar sus sueños en el exterior. Ahora, la pandemia y la falta de apoyo social donde estaban, les obliga a regresar a su país. 

La compleja vuelta a la patria

Hay dos tipos de repatriados, los que llegan al aeropuerto en viajes organizados por el gobierno de Venezuela, y los que regresan a pie.  

Los que llegan en avión encontrarán carteles de bienvenidos a Venezuela, tu patria querida. Inclusive podrán ser objeto de recepción oficial con entrevistas que servirán de propaganda y vistas por la TV. El corazón les volverá al pecho. Al menos, ya están en su país. 

Para los regresados a pie —así tienen que entrar todos a la frontera— aún cuando hayan viajado en autobús hasta muy cerca, continúa el calvario. Probablemente, tengan que pasar su cuarentena en precarias condiciones, pero se sentirán protegidos más cerca de casa, de la familia.  

Los de a pie han regresado a todo riesgo. En el camino les ha tocado hambre, frío, cansancio, peligros. Vienen con el peso de la frustración. Sin embargo, el deseo de casa y familia, la sensación de seguridad, pudo más. En su patria les espera infinidad de problemas, pero también techo y afecto. La comida se resolverá. El futuro, ya veremos.

A la dureza de la vuelta a la patria para los emigrados pobres se agrega el solo parecer bienvenidos por sus familias. En las redes sociales se han leído mensajes, endoxenofóbicos (xenofobia de venezolanos hacia venezolanos) y aporofóbicos: “tendremos más pobres”, “son delincuentes”, “vienen sin nada”, “traen el coronavirus”. Por un tiempo, estos venezolanos tendrán que cargar con estigmas.

Los varados

Los cierres de fronteras y espacios aéreos a causa de la pandemia del coronavirus han hecho que muchos —entre ellos venezolanos— se hayan quedado en suelo extranjero. De donde no han podido salir durante estos dos meses y, por los vientos que soplan, tampoco pronto. Son los varados.

Algunos gobiernos —incluido el de Venezuela— han organizado vuelos humanitarios para regresar a casa a sus nacionales. Sin embargo, para centenares de  venezolanos y venezolanas varados en el exterior se ha agregado una peculiar dificultad para la vuelta a la patria en las condiciones extraordinarias que vive el mundo.  

Algunos países latinoamericanos no tienen relaciones diplomáticas con Venezuela y, como otros de Europa, solo cuentan con una figura simbólica que llaman embajador(a), pero que no representa a la Cancillería venezolana, ni al presidente que no reconocen. Por tanto, no pueden gestionar autorizaciones para la llegada de vuelos al país. Los venezolanos y venezolanas de tránsito en esos países se encuentran en un limbo. Sin saber qué hacer. 

El coronavirus ha revuelto todo, hasta la vuelta a la patria. En el caso de Venezuela la tragedia es más dramática.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

Del mismo autor: Desentrañando los miedos

 

ESPECIALES · 19 MARZO, 2023

20 presas políticas

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2023

Ser docente en Venezuela, un oficio en quiebre

Texto por Albany Andara, Reynaldo Mozo y Ronny Rodríguez

ESPECIALES · 5 MARZO, 2023

10 años de la muerte de Hugo Chávez

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 19 FEBRERO, 2023

Nicaragüenses en el destierro

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 28 AGOSTO, 2019

Informe Bachelet

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

OPINIÓN · 29 MARZO, 2023 05:45

Cambiar el enfoque sobre las drogas

En medio de una crisis energética, disputas geopolíticas, sequías, incremento de precios de los alimentos, pandemia, etc., hay una industria que no ha detenido su crecimiento y a nadie se le ocurriría declarar que hay una escasez: drogas. A decir verdad —salvo algunos años excepcionales—, desde la famosa declaración de la «guerra contra las drogas» […]

OPINIÓN · 28 MARZO, 2023 05:37

Política y educación, una relación fundamentada

Numerosas razones convergen sobre la brecha que hay entre la política y la educación. El abordaje de este temas desde la perspectiva académico–universitaria adquiere un mejor sentido para concienciar no sólo acerca de la importancia que implica, sino sobre el efecto que generan en el ejercicio profesional. Incluso, en medio de la actitud que, en […]

OPINIÓN · 27 MARZO, 2023 05:25

Tras la última voluntad de Beethoven

Un tempestuoso día de marzo de 1827, a los 56 años, falleció el compositor alemán Ludwig van Beethoven. Estaba en cama desde diciembre, fue atacado por ictericia, sus miembros y abdomen se hincharon, cada respiración era una lucha. Luego de fallecer, sus amigos se dedicaron a la tarea de clasificar las pertenencias personales, descubriendo un documento […]

OPINIÓN · 26 MARZO, 2023 05:50

La necesaria alternabilidad

La democracia es el régimen de gobierno que más garantiza el ejercicio pleno de los derechos humanos. Aunque, evidentemente, la historia se ha encargado de mostrarnos sus fallas, carencias y desviaciones, que en no pocas oportunidades han causado cansancio por parte de poblaciones enteras. Todo esto no significa que no sea perfectible y en el […]

OPINIÓN · 9 MAYO, 2020

Vuelta a la patria: atender al llamado aunque sea duro

Texto por Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

La pandemia del coronavirus no solo puede destruir la salud sino también los deseos o sueños del porvenir. Así, en menor o mayor grado, nos está sucediendo a todos. En cada quien esta calamidad tiene su particular dimensión. Una de las mayores que estamos presenciando es la de los venezolanos y venezolanas que habían emigrado de su país y, por la crisis que ha traído la pandemia, deben emprender la vuelta a la patria.

El regreso a Venezuela de estos emigrados tiene dimensión de drama porque vienen, muy posiblemente, en peores condiciones económicas que cuando se fueron y con los sueños rotos. Volver a irse de su país les será muy difícil y las condiciones que les obligó a emigrar, ahora, son peores.

El grueso grupo de emigrados que está regresando a Venezuela forma parte de los sectores más pobres; se fueron de su país no necesariamente por persecución política, ni por la inseguridad en las calles, ni por discrepancias ideológicas con el gobierno, sino huyendo del hambre. Se trataba de dejar las precarias condiciones de vida y producir dinero para enviar a la familia que dejaban en el país.  

Los repatriados por el coronavirus, muy posiblemente, fueron víctimas de xenofobia, por su condición de extranjeros. Y quizás también de la aporofobia, discriminados solo por ser pobres. No les dio tiempo o no tuvieron oportunidad de realizar sus sueños en el exterior. Ahora, la pandemia y la falta de apoyo social donde estaban, les obliga a regresar a su país. 

La compleja vuelta a la patria

Hay dos tipos de repatriados, los que llegan al aeropuerto en viajes organizados por el gobierno de Venezuela, y los que regresan a pie.  

Los que llegan en avión encontrarán carteles de bienvenidos a Venezuela, tu patria querida. Inclusive podrán ser objeto de recepción oficial con entrevistas que servirán de propaganda y vistas por la TV. El corazón les volverá al pecho. Al menos, ya están en su país. 

Para los regresados a pie —así tienen que entrar todos a la frontera— aún cuando hayan viajado en autobús hasta muy cerca, continúa el calvario. Probablemente, tengan que pasar su cuarentena en precarias condiciones, pero se sentirán protegidos más cerca de casa, de la familia.  

Los de a pie han regresado a todo riesgo. En el camino les ha tocado hambre, frío, cansancio, peligros. Vienen con el peso de la frustración. Sin embargo, el deseo de casa y familia, la sensación de seguridad, pudo más. En su patria les espera infinidad de problemas, pero también techo y afecto. La comida se resolverá. El futuro, ya veremos.

A la dureza de la vuelta a la patria para los emigrados pobres se agrega el solo parecer bienvenidos por sus familias. En las redes sociales se han leído mensajes, endoxenofóbicos (xenofobia de venezolanos hacia venezolanos) y aporofóbicos: “tendremos más pobres”, “son delincuentes”, “vienen sin nada”, “traen el coronavirus”. Por un tiempo, estos venezolanos tendrán que cargar con estigmas.

Los varados

Los cierres de fronteras y espacios aéreos a causa de la pandemia del coronavirus han hecho que muchos —entre ellos venezolanos— se hayan quedado en suelo extranjero. De donde no han podido salir durante estos dos meses y, por los vientos que soplan, tampoco pronto. Son los varados.

Algunos gobiernos —incluido el de Venezuela— han organizado vuelos humanitarios para regresar a casa a sus nacionales. Sin embargo, para centenares de  venezolanos y venezolanas varados en el exterior se ha agregado una peculiar dificultad para la vuelta a la patria en las condiciones extraordinarias que vive el mundo.  

Algunos países latinoamericanos no tienen relaciones diplomáticas con Venezuela y, como otros de Europa, solo cuentan con una figura simbólica que llaman embajador(a), pero que no representa a la Cancillería venezolana, ni al presidente que no reconocen. Por tanto, no pueden gestionar autorizaciones para la llegada de vuelos al país. Los venezolanos y venezolanas de tránsito en esos países se encuentran en un limbo. Sin saber qué hacer. 

El coronavirus ha revuelto todo, hasta la vuelta a la patria. En el caso de Venezuela la tragedia es más dramática.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

 

Del mismo autor: Desentrañando los miedos

 

¿Cómo valoras esta información?

8

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

2

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 29 MARZO, 2023 05:45

Cambiar el enfoque sobre las drogas

OPINIÓN · 28 MARZO, 2023 05:37

Política y educación, una relación fundamentada

OPINIÓN · 27 MARZO, 2023 05:25

Tras la última voluntad de Beethoven