OPINIÓN · 23 SEPTIEMBRE, 2017 06:00

Venezuela: ¿más de lo mismo?

Ver más de

Diego García-Sayán

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Otra vez se pone en agenda un posible diálogo entre la oposición organizada en la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) y el Gobierno de Nicolás Maduro. El impulso del presidente dominicano, Danilo Medina, parece haber sido importante, así como el acercamiento al tema por António Guterres, secretario general de la ONU.

No puedo aventurarme a esbozar una hipótesis de lo que podría ocurrir de instalarse una «mesa de diálogo» en serio, pero hay al menos cinco elementos a tener en cuenta para esbozar un escenario con algunas novedades.

Primero, porque el desgaste interno del régimen se ha acentuado por el agravamiento de la crisis humanitaria en materia de alimentos y salud. La reducción del producto interno del orden del 30% por el manejo desastroso de la economía se siente en todos los hogares, incluso en el de los pobladores chavistas, para los cuales las «misiones» generan una muy pálida compensación a estas alturas. La inseguridad ciudadana también ha llegado a niveles alarmantes.

Segundo, porque luego de tres meses de movilización callejera intensa (y más de 120 muertos) la polarización se ha acentuado a tal punto que varios analistas apuntan a que una suerte de «colapso institucional» está en camino con la consecuente afectación de lo que queda de gobernabilidad. La viabilidad misma del país está, así, amenazada y eso lo perciben muchos de los oficialistas, civiles y militares.

Tercero, porque la crisis venezolana ya está teniendo repercusiones en la estabilidad y paz regional. Es difícil saber cuántos, pero sí se conoce que hay no menos de 300.000 venezolanos refugiados o desplazados en Colombia y decenas de miles repartidos en otros países (en el Perú habría ya alrededor de 50.000). Por mucho menos en cifras de refugiados se dieron pasos políticos y diplomáticos en Centroamérica en los 80 como el Grupo de Contadora o el cambio en la definición de refugiados (1983).

Cuarto, porque el contexto internacional está cambiando en los últimos cuatro meses. El «grupo de Lima«, surgido de la reunión de 14 cancilleres latinoamericanos, empuja acciones diplomáticas como oponerse a que Venezuela sea elegida a posiciones en los foros internacionales. Estados Unidos ha establecido ciertas sanciones puntuales y amenaza con otras.

Pero lo más trascendente es el gradual y creciente involucramiento de la ONU. Desde el reciente informe del Alto Comisionado en DD HH, el propio Consejo de Seguridad de la ONU (que ya se ha informado de la crisis venezolana en una sesión el pasado mayo) y las declaraciones de Guterres sobre la «escalada de tensión» en el país. Los países latinoamericanos tendrán una voz relevante, incluyendo su capacidad de persuadir a países cercanos al régimen —como China y Rusia— de que la estabilidad venezolana está en su propio interés. Que entre o no a la agenda del Consejo de Seguridad dependerá en parte de cómo muevan sus fichas los países que quieren apuntalar respuestas efectivas a esta crisis humanitaria y de inestabilidad institucional.

Quinto, lo fundamental: si la movilización callejera continúa, una «mesa de diálogo» bien conducida y dentro del adecuado marco puede conducir las cosas por la ruta de una transición y evitar el colapso institucional. La ruta de la transición está, a fin de cuentas, en el interés hasta del propio régimen, cuyas cabezas no quisieran acabar como Sadam Hussein, Gadafi o Ceausescu. Podría ser relevante en la posible negociación de la próxima semana la presencia de los seis países «garantes» que acompañarían las conversaciones; tres por cada lado. Sería muy útil que los participantes estudien la experiencia del Perú en el año 2000 sobre cómo una «mesa de diálogo» fue vital para una transición democrática efectiva y sin violencia.

Tomado de El País.

***

Las opiniones emitidas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores.

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 3 OCTUBRE, 2022 05:30

Tratar la miopía con un cambio de aire

Una generación de miopes -de Mr. Magoo– está surgiendo. Una epidemia de miopía, en parte no reconocida, está afectando a los ojos de los niños. Aquellos con miopía pueden ver claramente objetos de cerca, como las palabras escritas en esta página. Pero su visión de lejos se vuelve borrosa y es probable que se necesite […]

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

El término autocracia se define como un «régimen político en el que una sola persona gobierna sin someterse a ningún tipo de limitación y con la facultad de promulgar y modificar leyes a su voluntad». También como una «forma de gobierno en la cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley» es […]

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde

La Ruta Verde no es una iniciativa de ecologistas en países ricos tan preocupados en estos tiempos por la crisis ambiental que atraviesa el mundo, no. La Ruta Verde, así con ese nombre tan ecológico, es un conjunto de acciones de mujeres en Venezuela para exigir la despenalización del aborto y la aprobación de una […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

913 sanciones

El pasado 16 de septiembre, el gobierno de Estados Unidos volvió a pronunciarse acerca de Venezuela, esta vez, emitiendo serias amenazas contra Maduro. El subsecretario de Estado de EE UU para el Hemisferio Occidental, Brian Nichols, ante la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, comentó: «Nicolás Maduro comete un error grave si piensa que nuestra […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2022

Venezuela: ¿más de lo mismo?

Texto por Diego García-Sayán

Otra vez se pone en agenda un posible diálogo entre la oposición organizada en la MUD (Mesa de la Unidad Democrática) y el Gobierno de Nicolás Maduro. El impulso del presidente dominicano, Danilo Medina, parece haber sido importante, así como el acercamiento al tema por António Guterres, secretario general de la ONU.

No puedo aventurarme a esbozar una hipótesis de lo que podría ocurrir de instalarse una «mesa de diálogo» en serio, pero hay al menos cinco elementos a tener en cuenta para esbozar un escenario con algunas novedades.

Primero, porque el desgaste interno del régimen se ha acentuado por el agravamiento de la crisis humanitaria en materia de alimentos y salud. La reducción del producto interno del orden del 30% por el manejo desastroso de la economía se siente en todos los hogares, incluso en el de los pobladores chavistas, para los cuales las «misiones» generan una muy pálida compensación a estas alturas. La inseguridad ciudadana también ha llegado a niveles alarmantes.

Segundo, porque luego de tres meses de movilización callejera intensa (y más de 120 muertos) la polarización se ha acentuado a tal punto que varios analistas apuntan a que una suerte de «colapso institucional» está en camino con la consecuente afectación de lo que queda de gobernabilidad. La viabilidad misma del país está, así, amenazada y eso lo perciben muchos de los oficialistas, civiles y militares.

Tercero, porque la crisis venezolana ya está teniendo repercusiones en la estabilidad y paz regional. Es difícil saber cuántos, pero sí se conoce que hay no menos de 300.000 venezolanos refugiados o desplazados en Colombia y decenas de miles repartidos en otros países (en el Perú habría ya alrededor de 50.000). Por mucho menos en cifras de refugiados se dieron pasos políticos y diplomáticos en Centroamérica en los 80 como el Grupo de Contadora o el cambio en la definición de refugiados (1983).

Cuarto, porque el contexto internacional está cambiando en los últimos cuatro meses. El «grupo de Lima«, surgido de la reunión de 14 cancilleres latinoamericanos, empuja acciones diplomáticas como oponerse a que Venezuela sea elegida a posiciones en los foros internacionales. Estados Unidos ha establecido ciertas sanciones puntuales y amenaza con otras.

Pero lo más trascendente es el gradual y creciente involucramiento de la ONU. Desde el reciente informe del Alto Comisionado en DD HH, el propio Consejo de Seguridad de la ONU (que ya se ha informado de la crisis venezolana en una sesión el pasado mayo) y las declaraciones de Guterres sobre la «escalada de tensión» en el país. Los países latinoamericanos tendrán una voz relevante, incluyendo su capacidad de persuadir a países cercanos al régimen —como China y Rusia— de que la estabilidad venezolana está en su propio interés. Que entre o no a la agenda del Consejo de Seguridad dependerá en parte de cómo muevan sus fichas los países que quieren apuntalar respuestas efectivas a esta crisis humanitaria y de inestabilidad institucional.

Quinto, lo fundamental: si la movilización callejera continúa, una «mesa de diálogo» bien conducida y dentro del adecuado marco puede conducir las cosas por la ruta de una transición y evitar el colapso institucional. La ruta de la transición está, a fin de cuentas, en el interés hasta del propio régimen, cuyas cabezas no quisieran acabar como Sadam Hussein, Gadafi o Ceausescu. Podría ser relevante en la posible negociación de la próxima semana la presencia de los seis países «garantes» que acompañarían las conversaciones; tres por cada lado. Sería muy útil que los participantes estudien la experiencia del Perú en el año 2000 sobre cómo una «mesa de diálogo» fue vital para una transición democrática efectiva y sin violencia.

Tomado de El País.

***

Las opiniones emitidas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 3 OCTUBRE, 2022 05:30

Tratar la miopía con un cambio de aire

OPINIÓN · 2 OCTUBRE, 2022 05:30

¿Por qué están prosperando tanto las autocracias?

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2022 05:00

La Ruta Verde