OPINIÓN · 26 JUNIO, 2022 05:18

Noruega: ¿negociar con quién?

Ver más de

Piero Trepiccione

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Nuevamente se abren las expectativas sobre un posible diálogo entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro. Algunas imágenes, gestos, declaraciones y otras menudencias así parecen mostrarlo las últimas semanas. Ante ello, el país entero, buena parte de la región y otros actores geopolíticos globales como la Unión Europea, EEUU, Rusia y China atisban las antenas para estar atentos.

Un evento como el conflicto bélico en Ucrania y sus consecuencias en materia de gas, petróleo y alimentos que está impactando al mundo entero, ha avivado la necesidad de búsqueda de fuentes confiables de energía por todas partes. Venezuela es puesta en el centro del radar por su importancia energética y su ubicación geográfica. Se desatan los resortes diplomáticos secretos para suavizar un conflicto político de larga data con graves consecuencias económicas, que ha exportado a más de seis millones de migrantes durante los últimos años, en función de facilitar la recuperación de la producción petrolera y gasífera venezolana para ponerla al servicio global.

Pero surge un grave problema adicional a las complejidades anteriores, y es con quién debe negociar Nicolás Maduro. Es difícil llevar la interlocución con un sector opositor demasiado fragmentado, demasiado dividido y debilitado ante la opinión pública nacional. No es que la figura de Maduro tenga mucho reconocimiento interno que digamos, la realidad es todo lo contrario, pero representa a la minoría más organizada del país; aún con muchos problemas en el seno del Psuv, pero manteniendo el liderazgo y control político en todo el territorio venezolano. Ante ello, qué se puede esperar en los próximos meses.

Aunque Estados Unidos ha mantenido un apoyo abierto a la figura de Juan Guaidó y su presidencia interina, tras bastidores ha alentado conversaciones de alto nivel con el gobierno de Maduro para reabrir canales de diálogo. En este momento, por el tema de las sanciones, junto a la Unión Europea, son los que tienen tarjetas de recambio para avanzar en la consecución de pasos concretos que ayuden a destrancar el juego de cara a las elecciones presidenciales de 2024.

El tiempo avanza inexorablemente y el tradicional efecto pendular en la política latinoamericana, está volcado hacia el favorecimiento popular de victorias electorales de candidatos con signos ideológicos claramente orientados hacia la izquierda y con tendencia a vincularse más económica y geopolíticamente con China en lugar de EEUU. Este fenómeno deja aún más debilitadas las posiciones asumidas por el fragmentado sector opositor en el país, que tendrá que actuar con demasiada inteligencia si quiere aprovechar la pequeña gran brecha u oportunidad que se abre en el espectro geopolítico global, para poder “negociar” unas condiciones mínimas de participación en el hipotético evento presidencial de 2024.

La clave de ello pasa por recuperar el fervor popular interno que hoy luce completamente despegado por las incongruencias del liderazgo. La realidad nos muestra claramente que Maduro está débil ante el respaldo popular, pero la oposición está peor y en ese escenario, se favorece abiertamente quien tiene el poder. Noruega abre de nuevo una oportunidad junto con la situación geopolítica global, esperemos que las pequeñas ambiciones y los instintos salvajes de figuración de la clase política no vuelvan a fracasar en este momento. Demasiado dolor ha pasado por debajo de los puentes en toda Venezuela como para que sus actores políticos sigan fumando una lumpia.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: La sombra de la antipolítica

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 13 AGOSTO, 2022 05:35

La supuesta impotencia ante la violencia machista

Pareciera que estamos ante otra epidemia entre las varias que nos atacan mundialmente. Esta vez no es un virus ni una bacteria el transmisor, es una persona, más específicamente: un tipo de hombre que se cree dueño del universo y sobre todo de las mujeres, en particular, de la “suya”, a quien golpea psicológica y […]

OPINIÓN · 12 AGOSTO, 2022 05:24

Del discurso a la realidad

La demagogia sirve para seducir masas. Concretamente, prometiendo cometidos que casi siempre terminan en nada. La demagogia se traduce en pretensiones que superan limitaciones de todo tipo. Por eso, de ella se valen muchos políticos sin más motivos que los que encubre un discurso amañado y malicioso. De ahí se prende el populismo para hacer […]

OPINIÓN · 11 AGOSTO, 2022 05:35

Camino a la recuperación económica

Estamos creciendo económicamente, incluso, tendremos el más alto de toda la región latinoamericana. Según el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) la economía nacional creció 12,3% en el primer semestre de 2022, con respecto al mismo período de 2021. Se trata de una recuperación «desde el sótano» donde estábamos, pues en los últimos seis años, la […]

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

Marcos, de 7 años, se esmeraba dibujando El Ávila con sus creyones mientras escuchaba la radio de la cocina que tenía sintonizada su padre. La pregunta puso a correr a su papá Ernesto, quien tuvo que apelar a un mapa para ubicar la selva de Panamá. Ernesto trató de explicar en palabras sencillas lo dicho […]

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022

Noruega: ¿negociar con quién?

Texto por Piero Trepiccione

Nuevamente se abren las expectativas sobre un posible diálogo entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro. Algunas imágenes, gestos, declaraciones y otras menudencias así parecen mostrarlo las últimas semanas. Ante ello, el país entero, buena parte de la región y otros actores geopolíticos globales como la Unión Europea, EEUU, Rusia y China atisban las antenas para estar atentos.

Un evento como el conflicto bélico en Ucrania y sus consecuencias en materia de gas, petróleo y alimentos que está impactando al mundo entero, ha avivado la necesidad de búsqueda de fuentes confiables de energía por todas partes. Venezuela es puesta en el centro del radar por su importancia energética y su ubicación geográfica. Se desatan los resortes diplomáticos secretos para suavizar un conflicto político de larga data con graves consecuencias económicas, que ha exportado a más de seis millones de migrantes durante los últimos años, en función de facilitar la recuperación de la producción petrolera y gasífera venezolana para ponerla al servicio global.

Pero surge un grave problema adicional a las complejidades anteriores, y es con quién debe negociar Nicolás Maduro. Es difícil llevar la interlocución con un sector opositor demasiado fragmentado, demasiado dividido y debilitado ante la opinión pública nacional. No es que la figura de Maduro tenga mucho reconocimiento interno que digamos, la realidad es todo lo contrario, pero representa a la minoría más organizada del país; aún con muchos problemas en el seno del Psuv, pero manteniendo el liderazgo y control político en todo el territorio venezolano. Ante ello, qué se puede esperar en los próximos meses.

Aunque Estados Unidos ha mantenido un apoyo abierto a la figura de Juan Guaidó y su presidencia interina, tras bastidores ha alentado conversaciones de alto nivel con el gobierno de Maduro para reabrir canales de diálogo. En este momento, por el tema de las sanciones, junto a la Unión Europea, son los que tienen tarjetas de recambio para avanzar en la consecución de pasos concretos que ayuden a destrancar el juego de cara a las elecciones presidenciales de 2024.

El tiempo avanza inexorablemente y el tradicional efecto pendular en la política latinoamericana, está volcado hacia el favorecimiento popular de victorias electorales de candidatos con signos ideológicos claramente orientados hacia la izquierda y con tendencia a vincularse más económica y geopolíticamente con China en lugar de EEUU. Este fenómeno deja aún más debilitadas las posiciones asumidas por el fragmentado sector opositor en el país, que tendrá que actuar con demasiada inteligencia si quiere aprovechar la pequeña gran brecha u oportunidad que se abre en el espectro geopolítico global, para poder “negociar” unas condiciones mínimas de participación en el hipotético evento presidencial de 2024.

La clave de ello pasa por recuperar el fervor popular interno que hoy luce completamente despegado por las incongruencias del liderazgo. La realidad nos muestra claramente que Maduro está débil ante el respaldo popular, pero la oposición está peor y en ese escenario, se favorece abiertamente quien tiene el poder. Noruega abre de nuevo una oportunidad junto con la situación geopolítica global, esperemos que las pequeñas ambiciones y los instintos salvajes de figuración de la clase política no vuelvan a fracasar en este momento. Demasiado dolor ha pasado por debajo de los puentes en toda Venezuela como para que sus actores políticos sigan fumando una lumpia.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: La sombra de la antipolítica

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 13 AGOSTO, 2022 05:35

La supuesta impotencia ante la violencia machista

OPINIÓN · 12 AGOSTO, 2022 05:24

Del discurso a la realidad

OPINIÓN · 11 AGOSTO, 2022 05:35

Camino a la recuperación económica