La juventud y el coronavirus - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 15 AGOSTO, 2020 04:35

La juventud y el coronavirus

Ver más de

Leoncio Barrios | @Leonciobarrios

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“La gente joven cree que por su energía y vitalidad no le puede caer ni piojitos”

La primera ola del Covid-19, que ya pasó en Europa y parte de Asia, tuvo a las personas mayores de 65 años como el grupo etario más vulnerable en esta pandemia. Cerca del 95% de muertos por esa primera ola eran sexagenarios o más.

La segunda ola europea del coronavirus se caracteriza porque siguen muriendo los más viejos, pero los jóvenes se están infectando más. El 70% de los nuevos casos en España es de menores de 30 años. En Latinoamérica y Norteamérica, aún en la primera ola, la epidemia se concentra en jóvenes.

El promedio de edad de la pandemia del Covid-19, en el mundo, desciende, y aunque sea duro decirlo, la humanidad pierde más.

Coronavirus en jóvenes

La juventud es el grupo más activo, gregario, callejero, arriesgado, rompe normas en cualquier sociedad. El que, usualmente, hace todo lo contrario a lo que hoy se recomienda para evitar el coronavirus: llevar mascarilla, la juventud prefiere lucirse en todo su esplendor, mostrar la cara, las sonrisas; mantener distancia corporal, a la juventud le gusta tocarse, tener los cuerpos lo más cercanos posible; y lavarse las manos, eso pudiera ser, pero poco atento se está a la higiene en el furor callejero, con su grupo. Juventud es pasión, irreverencia.

Un cuerpo joven infectado de coronavirus, si es asintomático, como suele ser, es un potente transmisor a cuerpos de menor o mayor edad.

A pesar de la fortaleza propia de la juventud, algunos jóvenes pueden desarrollar el Covid-19, con todas sus implicaciones, inclusive, irse de este mundo prematuramente.

Creencias erradas

La gente joven se cree invulnerable. La preocupación por la salud en jóvenes es de aquellos que tienen una anomalía congénita, han sufrido un accidente o  prematuramente, se enferman. De resto, para los jóvenes, la salud, las enfermedades, es cosa de viejos. La gente joven cree que por su energía y vitalidad no le puede caer ni piojitos.

A la creencia errada de la invulnerabilidad juvenil se suma otra de cualquier edad: “a mí no me pasará”.  Esa combinación de creencias le permite a la juventud arriesgarse en lo positivo, pero también en lo problemático hasta la fatalidad. Tal es el caso de un  embarazo no deseado, un accidente automovilístico, las infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH, y el coronavirus, por supuesto.

Jóvenes confinados

Los y las jóvenes de esta época han estado sometidos a la inédita experiencia: estar presos en su casa por varios meses. No es que, como en muchos casos en otros tiempos, no tengan dinero, auto o permiso para salir. Es que hay un virus que circula por todo el mundo, ha matado casi a un millón y se transmite de persona a persona. Por ello, los gobiernos siguiendo la recomendación de autoridades sanitarias, deciden el confinamiento. Mucha gente lo acepta a regañadientes, sobre todo, la más joven. Va contra su naturaleza, contra su estilo de vida.

Un rasgo que parece propio de la gente joven, la transgresión de normas, se ha manifestado durante el confinamiento. Inclusive en momentos muy estrictos,  grupos de jóvenes han retado al virus organizando fiestas privadas –las llamadas corona parties– para disfrutar de algo casi prohibido en esos momentos: la compañía física de otros, el disfrute.

Cuando las cuarentenas se han flexibilizado, los jóvenes se sienten liberados, sueltan las ataduras, y organizan rumbas o botellones en espacios plazas, callejones, playas. Donde se sientan libres.

El deseo de los jóvenes en festejar, además de un necesario esparcimiento en tiempos de pandemia, puede ser una bomba de tiempo. Un joven infectado lleva el virus a su casa, su comunidad, y cualquier otro lugar donde haya más gente, infectando inclusive a quienes han estado cumpliendo las normas de prevención estrictamente. 

¿Irresponsables?

Se acusa a los jóvenes de irresponsables por no cuidarse, por no cuidar a los demás, inclusive a su propia familia, en esta época de pandemia. Sin embargo, esa conducta de riesgo puede deberse más a las creencias de la invulnerabilidad juvenil y al “a mí no me pasará” que a falta de empatía, de responsabilidad. Es una hipótesis.

Una leyenda urbana dice que con las corona party, los organizadores buscan infectarse para generar anticuerpos. Casi da risa tamaña especulación de quien creó la leyenda o de los supuestos cazadores de virus. Pudiera ser solo una transgresión, sin intenciones macabras.

Pareciera que lo que hace correr riesgos a millones de jóvenes, en todo el mundo, son las ganas de moverse, de sentirse libres. Las ganas de acercarse a otros cuerpos más acá de un zoom. En momentos de disfrute, la empatía, la preocupación por el otro, poco cuenta y eso, en tiempos epidémicos, aunque puede ser mortal, ocurre.

Las actuaciones de riesgo de algunos jóvenes en estos momentos, pudieran sintetizarse en la letra de un viejo bolero tropical, que posiblemente muy poca gente joven habrá oído: aunque me cueste la vida/ sigo buscando tu amor.  Eso cantaban y bailaban sus abuelos con sus abuelas. 

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Más pobreza: la única certeza

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 24 SEPTIEMBRE, 2020 04:35

El dolor de los niños no prescribe

La flagrante violación a los derechos humanos fue constatada por el informe que recientemente presentó la Misión Internacional de expertos de las Naciones Unidas. Desde Cecodap alertamos que los niños viven en carne propia los delitos de lesa humanidad allí denunciados. La misión de la ONU pudo revisar la actuación de las llamadas Operaciones de […]

OPINIÓN · 23 SEPTIEMBRE, 2020 04:51

Ruth Bader Ginsburg: justicia feminista

Nunca serán suficientes las palabras de homenaje que merece una mujer como la jueza Ruth Bader Ginsburg, recién fallecida a sus 87 años. Un ícono de superación, de valentía, de resistencia y lucha por la causa feminista desde la más alta posición de justicia en uno de los países más poderosos y machistas del mundo. […]

OPINIÓN · 22 SEPTIEMBRE, 2020 04:35

El “zamureo” de la política

Hay realidades que parecieran no tener explicación. Son realidades turbias. Son realidades que se prestan al juego de la política. Pero de la política cuyo ejercicio es simplemente disimulo. Disimulo para justificar la apariencia que mejor convenga al momento. Así como a los intereses de quienes se aprovechan de las circunstancias situadas en el contexto […]

OPINIÓN · 21 SEPTIEMBRE, 2020 04:45

Venus, ¿el vivo “lucero” de la mañana?

Venus, la estrella vespertina, uno de los objetos más brillantes y bellos del cielo nocturno, es casi un gemelo de la Tierra en tamaño y masa, pero es radicalmente diferente en casi todos los demás aspectos. La temperatura de su superficie promedia los 470 ºC, lo suficientemente caliente como para derretir el plomo. Su atmósfera […]