La Constitución no tuvo la culpa - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 28 MAYO, 2021 05:01

La Constitución no tuvo la culpa

Ver más de

Oscar Morales Rodríguez

¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ya es lugar común escuchar la advertencia «cuidado, así empezó Venezuela», cuando escuchamos que determinado país quiere cambiar su Constitución. La deriva venezolana no tiene su explicación en la redacción de una nueva Constitución, que decidió redactar por allá en 1999, sino que, al contrario, precisamente por no respetarla es que estamos en esta crisis de nunca acabar.

En simple, Venezuela no se fue al carajo por la Constitución que tiene actualmente. Hacer un análisis en el cual se concluya que nuestro país cayó al barranco por las letras, puntos y comas de la Carta Magna vigente sería, por decir lo menos, deformar la historia.

Dirán que es un poco desproporcionado lo que afirmo, pero si revisamos en detalle el texto constitucional vigente, nos daremos cuenta de que ahí se plasma la separación de los poderes; la debida protección al derecho a la libertad y a la vida; la autonomía del Banco Central; el acceso a los órganos de administración de justicia; la indemnización a las víctimas de violaciones de los derechos humanos; la inviolabilidad del hogar y los recintos privados; todas las garantías relacionadas al debido proceso; la formación de las leyes; la protección a la salud, en fin, todos los principios y valores que permitirían -si se respetase su cumplimiento- a cualquier país vivir en sana convivencia y con un bienestar colectivo envidiable. Pero esto no es así, ya lo sabemos. La clave es responder por qué y probablemente encontraremos algunas razones, para entender que la Constitución no tuvo la culpa de nada. Empecemos.

El país se fue por un barranco cuando las reglas democráticas empezaron a parecernos que no eran lo más importante, sino que más bien eran un estorbo; cuando se expulsó a la técnica y la racionalidad del debate público; cuando nos acostumbramos a creer que la causa social era lo único que importaba para hacerla realidad (y al diablo el sustento económico real para mantenerlas en el largo plazo); cuando aceptamos que la voluntad de un caudillo podía estar por encima de la ley; cuando nos creímos el cuento de que la simple voluntad está por encima de la realidad para multiplicar el bienestar del país; cuando dejamos de preguntarnos cómo procesamos las demandas sociales respetando las mediaciones institucionales y los procedimientos normativos que nos rigen; cuando las fuerzas políticas solo deseaban aplastar al otro; cuando nos convencimos de que la política ya no era la decisión de convivir pacíficamente con el adversario, sino que la herramienta para exterminarlo (parafraseando a Ortega y Gasset); en definitiva, cuando la democracia perdió sus modales.
Así pues, una fiebre destructiva arrasó con cualquier señal de vida democrática y ahí la espiral devastadora fue imparable. Desgraciadamente, hoy la miseria está a la vista. Y todo por creer que las arbitrariedades podían justificarse si beneficiaba a mi causa o si representaba un fin noble y hermoso. Y todo por creer que el matonaje era el mecanismo perfecto, para resolver nuestras diferencias.

En resumen, tenemos una Constitución que contiene los derechos, deberes, principios, reglas y mínimos comunes para conformar una sociedad libre, armónica y equitativa, pero no sé en qué momento dijimos que esto no era lo fundamental, sino que mejor sería si nos saltábamos toda esa poesía y uno solo organizara este berenjenal; que nos iría espectacular si la voluntad de uno solo ordenaba nuestro proyecto de vida; y que, por cierto, lo mejor que podía pasarnos es que estuviéramos sometidos por un señor que interpretaba nuestros deseos -sin siquiera decírselo- antes que estar sometidos a las rugosas reglas.

Así pasó, aquí estamos, y no podemos echarle la culpa a la Constitución.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 30 JULIO, 2021 05:35

137 presuntas ejecuciones policiales cada mes

La semana pasada, la Fundación Centro Gumilla y la organización Provea, a través del proyecto Lupa por la Vida, el cual desarrollan de manera conjunta, presentaron un breve informe sobre las presuntas ejecuciones realizadas por funcionarios de las fuerzas de seguridad en todo el país entre enero y junio de 2021. En el informe se […]

OPINIÓN · 30 JULIO, 2021 05:31

El noruego, la piñata y el populismo

Este artículo es una continuidad de los anteriores titulados ¡Que lata, LatAm!, para cerrar el capítulo de ideas sobre los factores socio-políticos que nos han condenado a los latinoamericanos -como región- a una cíclica calamidad económica, social y política a lo largo de nuestra historia contemporánea En dichos escritos, basado en noticias de actualidad, disertaba […]

OPINIÓN · 29 JULIO, 2021 05:30

Llegaron las vacaciones

Llegaron nuevamente las vacaciones escolares con el coronavirus “vivito y coleando”. Para muchos niños la realidad de este período no se diferencia de la cotidianidad de los últimos meses de educación a distancia, mientras que, para otros significa la liberación del peso de las responsabilidades escolares. Tener a los niños en la casa sin poder […]

OPINIÓN · 28 JULIO, 2021 05:30

Gerentas venezolanas: un perfil muy especial

Trabajo con mujeres que hacen carrera empresarial, impulsándolas con mentoring, coaching y entrenamiento feminista. En el caso de mis colegas venezolanas he podido identificar dos grandes grupos. El primero, compuesto por aquellas que desde pequeñas les tocó encargarse de muchas cosas a la vez. Temprano les tocó aprender el ejercicio del multitasking, con una madre […]