OPINIÓN · 12 FEBRERO, 2018 21:10

¿Adónde va realmente el Tesla de Elon Musk?

Ver más de

Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hace décadas, el negocio de lanzar objetos más allá de la órbita de la Tierra cayó exclusivamente bajo el control de los gobiernos de países desarrollados. En la década de los setenta, un pequeño grupo de personas liderado por el astrofísico Carl Sagan pasó semanas deliberando sobre el contenido de un mensaje que eventualmente se enviaría al cosmos, a bordo de la nave espacial Voyager en su viaje a través del sistema solar. Escogieron una variedad de sonidos, voces e imágenes de muchos rincones del planeta en un intento por crear una cápsula que pudiera representar, aunque imperfectamente, a todo el mundo, lanzándolo luego al cosmos. Esta “postal” de la Tierra se fue al espacio, al tormentoso Júpiter, más allá de los anillos de Saturno, más allá de Urano y Neptuno, hasta los mismos límites del sistema solar y más allá, ¡Ad astra: a las estrellas!

Eso fue en aquel entonces, hoy en día son personas como Elon Musk, los que deciden qué lanzar al espacio. Musk, el magnate de los negocios sudafricano y padre de quizás demasiadas compañías para nombrar, eligió como carga útil para el primer vuelo de su nuevo cohete un convertible. En este momento, hay un carro rojo brillante flotando en nuestro sistema solar, un Tesla Roadster 2008 que se lanzó al espacio en lo que ahora es el cohete más poderoso, el Falcon Heavy, construido por la compañía SpaceX, de Elon Musk. El Tesla no es el registro de voces de la humanidad en el Voyager, hecho para el consumo de civilizaciones alienígenas, en esta oportunidad lleva un maniquí (Starman) y reproducirá la canción «Space Oddity» de David Bowie a través de sus altavoces. Cualquier otra carga útil habría sido «aburrida», según Musk.

El objetivo del primer vuelo del Falcon Heavy -aparte de no explotar- era poner al Tesla en una órbita elíptica entre la Tierra y Marte, un automóvil y dos planetas unidos en un ciclo sin fin alrededor del Sol. Este tipo de órbita, en ciertos momentos, llevaría al Tesla cerca de Marte. Sin embargo, considero que la decisión de llevar un Tesla, fue una muestra de marketing promocional. Coincido con los reproches ante la idea, describiéndola como nada más que un truco publicitario presuntuoso para Tesla, una compañía que enfrenta demoras en los objetivos de producción. Y sí, la colocación de un Tesla encima de un flamante cohete de 70 metros de altura con 27 motores, ciertamente ayuda con la publicidad.

El vehículo fue lanzado con éxito el martes por la tarde, sujeto a la parte superior del cohete, y navegó durante unas seis horas, una jugada que podría estar destinada a demostrar una nueva capacidad para la Fuerza Aérea de los EEUU, uno de los clientes de SpaceX. Una transmisión en vivo mostraba vistas surrealistas del automóvil y su único “pasajero”, flotando sobre la Tierra. Luego SpaceX cortó la alimentación y el motor de la etapa superior se reavivó por última vez, para darle al Tesla un impulso final hacia su órbita predestinada.

Posteriormente Musk compartió la ubicación del vehículo. El carro se dirigía al cinturón de asteroides, esperen ¿Cómo es la cosa? Al parecer SpaceX calculó mal y el impulso final llevó al Tesla más allá de lo esperado. Los datos sugieren que alcanzó una velocidad de 33,5 kilómetros por segundo después del último empuje, que según el astrónomo Rivkin “es aproximadamente 2,5% más de la velocidad necesaria para que el Tesla entrara en la órbita de Marte”. El empuje hizo que el automóvil sobrepasara su destino final y lo lanzara al cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter, un anillo de pequeñas rocas y polvo, donde Ceres es el objeto más grande en el cinturón. Si el Tesla alcanza el cinturón de asteroides el auto resaltaría entre los miles de objetos de ese tamaño que están allí. Muy probablemente el automóvil se encuentre en rumbo de colisión con estos objetos, pero no es tan malo, el cinturón de asteroides es bastante grande y los objetos están suficientemente distanciados. Seguramente, el Tesla será bombardeado continuamente por pequeñas partículas de polvo cósmico, del tamaño de granos de arena hasta 100 nanómetros y rara vez por una roca de varios centímetros.

Antes de que se lanzara el Falcon Heavy, Musk dijo a los reporteros en una teleconferencia el lunes, que esperaba que el Tesla se desplazara cómodamente en el espacio durante cientos de millones de años. «A veces llegará muy cerca de Marte», dijo. «Y hay una pequeña posibilidad de que lo golpee, extremadamente pequeña”. Ahora bien no sabemos si el exceso en el impulso ocurrió porque querían un mayor margen de potencia “pisando el acelerador” a ver que podía hacer el propulsor y darse publicidad, entonces no sería un problema. Porque si fuera una verdadera misión a Marte, esta sería una órbita errónea y no se podría corregir.

Cualquiera sea la órbita exacta del Tesla, no permanecerá igual para siempre en el sistema solar, estará sujeto a tirones gravitacionales de otros planetas. Antes de que se rompa en pedazos, su órbita debe cambiar por la gravedad de Júpiter y comenzará a cruzar la órbita de Marte, la Tierra y finalmente las de Venus y Mercurio. Si logra evitar el impacto con cualquiera de estos planetas, seguramente en millones de años caiga irremediablemente al Sol.

Foto: www.topspeed.com

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores.

 

 

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 17 AGOSTO, 2022 04:30

El mito del síndrome de la impostora

Una participante en un foro mencionó que en una oportunidad le negaron una promoción en su empresa bajo la excusa de que ese movimiento hubiese dejado por fuera a su jefe inmediato, quien por cierto tenía menos credenciales que ella. Reclamó, pero recibió el mensaje de que su insistencia no sería bien vista, por lo […]

OPINIÓN · 16 AGOSTO, 2022 05:13

De las huellas que deja un amigo “peludo”

In memóriam a mi perro Roy Toda buena amistad deja huellas que construyen sueños y motivan realidades. Huellas que aleccionan para la vida. Lecciones que marcan emociones, momentos y experiencias. Igualmente, actitudes. Esto lo ofrecen sólo los amigos. Ellos saben brindar el socorro que clama la necesidad. Desde la más llana, hasta aquellas que no […]

OPINIÓN · 15 AGOSTO, 2022 05:29

Un nuevo virus se cierne sobre el horizonte

A principios de agosto, en medio de la amenaza militar china a Taiwan, un equipo internacional de científicos identificó un nuevo virus que probablemente se transmitió a los humanos, en otro posible contagio zoonótico en menos de tres años desde la pandemia de coronavirus. Desde el comienzo de la pandemia de coronavirus se ha estado […]

OPINIÓN · 14 AGOSTO, 2022 05:15

Colombia y Venezuela: ¿un nuevo comienzo?

Colombia y Venezuela ocupan un eje geográfico al norte de Suramérica con una historia común pero llena de ambigüedades e intereses contrapuestos. Una región cuyo intercambio comercial por la década de los noventa llegó a estar por el orden de los diez mil millones de dólares al año, con una generación de empleos a ambos […]

OPINIÓN · 14 AGOSTO, 2022

¿Adónde va realmente el Tesla de Elon Musk?

Texto por Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

Hace décadas, el negocio de lanzar objetos más allá de la órbita de la Tierra cayó exclusivamente bajo el control de los gobiernos de países desarrollados. En la década de los setenta, un pequeño grupo de personas liderado por el astrofísico Carl Sagan pasó semanas deliberando sobre el contenido de un mensaje que eventualmente se enviaría al cosmos, a bordo de la nave espacial Voyager en su viaje a través del sistema solar. Escogieron una variedad de sonidos, voces e imágenes de muchos rincones del planeta en un intento por crear una cápsula que pudiera representar, aunque imperfectamente, a todo el mundo, lanzándolo luego al cosmos. Esta “postal” de la Tierra se fue al espacio, al tormentoso Júpiter, más allá de los anillos de Saturno, más allá de Urano y Neptuno, hasta los mismos límites del sistema solar y más allá, ¡Ad astra: a las estrellas!

Eso fue en aquel entonces, hoy en día son personas como Elon Musk, los que deciden qué lanzar al espacio. Musk, el magnate de los negocios sudafricano y padre de quizás demasiadas compañías para nombrar, eligió como carga útil para el primer vuelo de su nuevo cohete un convertible. En este momento, hay un carro rojo brillante flotando en nuestro sistema solar, un Tesla Roadster 2008 que se lanzó al espacio en lo que ahora es el cohete más poderoso, el Falcon Heavy, construido por la compañía SpaceX, de Elon Musk. El Tesla no es el registro de voces de la humanidad en el Voyager, hecho para el consumo de civilizaciones alienígenas, en esta oportunidad lleva un maniquí (Starman) y reproducirá la canción «Space Oddity» de David Bowie a través de sus altavoces. Cualquier otra carga útil habría sido «aburrida», según Musk.

El objetivo del primer vuelo del Falcon Heavy -aparte de no explotar- era poner al Tesla en una órbita elíptica entre la Tierra y Marte, un automóvil y dos planetas unidos en un ciclo sin fin alrededor del Sol. Este tipo de órbita, en ciertos momentos, llevaría al Tesla cerca de Marte. Sin embargo, considero que la decisión de llevar un Tesla, fue una muestra de marketing promocional. Coincido con los reproches ante la idea, describiéndola como nada más que un truco publicitario presuntuoso para Tesla, una compañía que enfrenta demoras en los objetivos de producción. Y sí, la colocación de un Tesla encima de un flamante cohete de 70 metros de altura con 27 motores, ciertamente ayuda con la publicidad.

El vehículo fue lanzado con éxito el martes por la tarde, sujeto a la parte superior del cohete, y navegó durante unas seis horas, una jugada que podría estar destinada a demostrar una nueva capacidad para la Fuerza Aérea de los EEUU, uno de los clientes de SpaceX. Una transmisión en vivo mostraba vistas surrealistas del automóvil y su único “pasajero”, flotando sobre la Tierra. Luego SpaceX cortó la alimentación y el motor de la etapa superior se reavivó por última vez, para darle al Tesla un impulso final hacia su órbita predestinada.

Posteriormente Musk compartió la ubicación del vehículo. El carro se dirigía al cinturón de asteroides, esperen ¿Cómo es la cosa? Al parecer SpaceX calculó mal y el impulso final llevó al Tesla más allá de lo esperado. Los datos sugieren que alcanzó una velocidad de 33,5 kilómetros por segundo después del último empuje, que según el astrónomo Rivkin “es aproximadamente 2,5% más de la velocidad necesaria para que el Tesla entrara en la órbita de Marte”. El empuje hizo que el automóvil sobrepasara su destino final y lo lanzara al cinturón de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter, un anillo de pequeñas rocas y polvo, donde Ceres es el objeto más grande en el cinturón. Si el Tesla alcanza el cinturón de asteroides el auto resaltaría entre los miles de objetos de ese tamaño que están allí. Muy probablemente el automóvil se encuentre en rumbo de colisión con estos objetos, pero no es tan malo, el cinturón de asteroides es bastante grande y los objetos están suficientemente distanciados. Seguramente, el Tesla será bombardeado continuamente por pequeñas partículas de polvo cósmico, del tamaño de granos de arena hasta 100 nanómetros y rara vez por una roca de varios centímetros.

Antes de que se lanzara el Falcon Heavy, Musk dijo a los reporteros en una teleconferencia el lunes, que esperaba que el Tesla se desplazara cómodamente en el espacio durante cientos de millones de años. «A veces llegará muy cerca de Marte», dijo. «Y hay una pequeña posibilidad de que lo golpee, extremadamente pequeña”. Ahora bien no sabemos si el exceso en el impulso ocurrió porque querían un mayor margen de potencia “pisando el acelerador” a ver que podía hacer el propulsor y darse publicidad, entonces no sería un problema. Porque si fuera una verdadera misión a Marte, esta sería una órbita errónea y no se podría corregir.

Cualquiera sea la órbita exacta del Tesla, no permanecerá igual para siempre en el sistema solar, estará sujeto a tirones gravitacionales de otros planetas. Antes de que se rompa en pedazos, su órbita debe cambiar por la gravedad de Júpiter y comenzará a cruzar la órbita de Marte, la Tierra y finalmente las de Venus y Mercurio. Si logra evitar el impacto con cualquiera de estos planetas, seguramente en millones de años caiga irremediablemente al Sol.

Foto: www.topspeed.com

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de la entera responsabilidad de sus autores.

 

 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 17 AGOSTO, 2022 04:30

El mito del síndrome de la impostora

OPINIÓN · 16 AGOSTO, 2022 05:13

De las huellas que deja un amigo “peludo”

OPINIÓN · 15 AGOSTO, 2022 05:29

Un nuevo virus se cierne sobre el horizonte