OPINIÓN · 24 MARZO, 2022 05:48

Acoso escolar y doble moral

Ver más de

Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Aunque se sabe que la diversidad es la expresión de las diferencias y que esto se traduce en el reconocimiento del derecho de los otros a ser y sentirse distintos, cuando se habla de diversidad se tiende a pensar solo en diferencias raciales y de sexo; sin embargo la diversidad es una realidad inherente al ser humano.

En los centros educativos no faltan los niños, adolescentes, docentes y familiares que muestran intolerancia a quienes perciben como diferentes a aquellos por su condición física, intelectual, preferencia sexual, orientación religiosa, condiciones y que convierten a los rechazados en blanco de burlas, exclusiones, humillaciones.

La forma de manifestar su intolerancia a la diversidad se expresa de manera explícita con palabras o agresiones físicas o con gestos, símbolos.

Las agresiones por diferencia de género y por las representaciones sociales que se tiene de los comportamientos masculinos o femeninos, favorece que los niños y niñas reproduzcan creencias que perpetúan el rechazo y uso del poder físico o emocional para acosar, humillar, agredir, descalificar, a los del sexo opuesto o del mismo sexo.

Es propio en los estudiantes constituir pequeños grupos que manejan códigos comunes en su forma de pensar, sentir vestirse, preferencias musicales, intereses, estatus social.

En un mismo salón pueden coexistir varios grupos. El problema es cuando la convivencia se ve afectada porque estas diferencias se traducen en ofensas, agresiones físicas o se autoexcluyen y no participan.
La anulación física o simbólica del otro siempre genera violencia. Como educadores y familias hay que estar pendientes de identificar cuáles son las razones o las causas por las que se están dando determinados comportamientos.


La doble moral

Las familias cuando se enteran de una situación de este tipo, suelen detonar las alarmas a través de las redes sociales. Frecuentemente los grupos de WhatsApp se utilizan como drenaje de lo que sienten, con juicios y comentarios ofensivos y discriminatorios que atentan contra la dignidad de los estudiantes involucrados. Les transmiten a sus hijos estos sentimientos y estos a su vez lo expresan en los centros educativos.

En nuestra experiencia los estudiantes suelen ser más tolerantes que sus familias, pero la presión social de los adultos logra condicionarlos: “No me gusta que te reúnas con él”; “Atento si te hace alguna insinuación o quiere abusar de ti”. Se concibe, que por ser como es ya es una amenaza.

La doble moral se evidencia en las actividades formativas en las escuelas con docentes y familias. Sus comentarios y reflexiones suelen ser de reconocimiento y respeto a la diversidad, ocultando lo que realmente sienten y piensan. Esta realidad es evidente en los casos de acoso escolar o bullying a estudiantes que tienen una orientación sexual distinta o una determinada forma de ser, hablar o proceder que pone en duda las creencias que se tiene de masculinidad o feminidad. Hemos escuchado comentarios en los que se plantea que el estudiante se buscó la burla o provocó la agresión por ser como es y denotan alivio de que su hijo sienta este tipo de rechazo, porque lo preserva de llegar a asumir un comportamiento similar.

El acoso por la orientación sexual de los estudiantes es una de las más evidentes expresiones de la doble moral. Teóricamente se maneja el discurso de la inclusión, el respeto a la diversidad en todas sus formas, pero en la práctica se promueve la exclusión.

El acoso escolar es violencia. Todas las formas de acoso son violencia y ninguna puede ser justificada y legitimada. De lo contrario se le está abriendo la puerta a la discrecionalidad que puede conducir a la injusticia e impunidad.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Los Carnavales, Súper Bigote y su impacto en los niños

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

Marcos, de 7 años, se esmeraba dibujando El Ávila con sus creyones mientras escuchaba la radio de la cocina que tenía sintonizada su padre. La pregunta puso a correr a su papá Ernesto, quien tuvo que apelar a un mapa para ubicar la selva de Panamá. Ernesto trató de explicar en palabras sencillas lo dicho […]

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas

La desconfianza ha sido uno de los grandes obstáculos que han tenido los partidos políticos opositores al gobierno de Nicolás Maduro para mostrarse cohesionados y, al mismo tiempo, representar una alternativa atractiva para sus electores. En los últimos años, tenemos una larga lista de episodios que han servido para alimentar la desconfianza política y, en […]

OPINIÓN · 8 AGOSTO, 2022 05:45

La prostasina: ¿un nuevo marcador de riesgo potencial de diabetes y cáncer?

Los médicos han identificado una proteína en la sangre que podría emplearse como una señal de advertencia temprana para los que corren el riesgo de padecer diabetes, cáncer o ambas enfermedades simultáneamente. Investigadores de Suecia y China tomaron muestras de sangre en más de 4500 adultos de mediana edad, como parte de un gran estudio […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022 05:22

Los dientes de China

Esta semana ha estado llena de eventos importantes en la geopolítica mundial, pero sin duda, el más controvertido y que ha generado mayor preocupación internacional ha sido la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes del Congreso de los Estados Unidos, a Taiwán de manera oficial y en medio de reclamos diplomáticos […]

OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022

Acoso escolar y doble moral

Texto por Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

Aunque se sabe que la diversidad es la expresión de las diferencias y que esto se traduce en el reconocimiento del derecho de los otros a ser y sentirse distintos, cuando se habla de diversidad se tiende a pensar solo en diferencias raciales y de sexo; sin embargo la diversidad es una realidad inherente al ser humano.

En los centros educativos no faltan los niños, adolescentes, docentes y familiares que muestran intolerancia a quienes perciben como diferentes a aquellos por su condición física, intelectual, preferencia sexual, orientación religiosa, condiciones y que convierten a los rechazados en blanco de burlas, exclusiones, humillaciones.

La forma de manifestar su intolerancia a la diversidad se expresa de manera explícita con palabras o agresiones físicas o con gestos, símbolos.

Las agresiones por diferencia de género y por las representaciones sociales que se tiene de los comportamientos masculinos o femeninos, favorece que los niños y niñas reproduzcan creencias que perpetúan el rechazo y uso del poder físico o emocional para acosar, humillar, agredir, descalificar, a los del sexo opuesto o del mismo sexo.

Es propio en los estudiantes constituir pequeños grupos que manejan códigos comunes en su forma de pensar, sentir vestirse, preferencias musicales, intereses, estatus social.

En un mismo salón pueden coexistir varios grupos. El problema es cuando la convivencia se ve afectada porque estas diferencias se traducen en ofensas, agresiones físicas o se autoexcluyen y no participan.
La anulación física o simbólica del otro siempre genera violencia. Como educadores y familias hay que estar pendientes de identificar cuáles son las razones o las causas por las que se están dando determinados comportamientos.


La doble moral

Las familias cuando se enteran de una situación de este tipo, suelen detonar las alarmas a través de las redes sociales. Frecuentemente los grupos de WhatsApp se utilizan como drenaje de lo que sienten, con juicios y comentarios ofensivos y discriminatorios que atentan contra la dignidad de los estudiantes involucrados. Les transmiten a sus hijos estos sentimientos y estos a su vez lo expresan en los centros educativos.

En nuestra experiencia los estudiantes suelen ser más tolerantes que sus familias, pero la presión social de los adultos logra condicionarlos: “No me gusta que te reúnas con él”; “Atento si te hace alguna insinuación o quiere abusar de ti”. Se concibe, que por ser como es ya es una amenaza.

La doble moral se evidencia en las actividades formativas en las escuelas con docentes y familias. Sus comentarios y reflexiones suelen ser de reconocimiento y respeto a la diversidad, ocultando lo que realmente sienten y piensan. Esta realidad es evidente en los casos de acoso escolar o bullying a estudiantes que tienen una orientación sexual distinta o una determinada forma de ser, hablar o proceder que pone en duda las creencias que se tiene de masculinidad o feminidad. Hemos escuchado comentarios en los que se plantea que el estudiante se buscó la burla o provocó la agresión por ser como es y denotan alivio de que su hijo sienta este tipo de rechazo, porque lo preserva de llegar a asumir un comportamiento similar.

El acoso por la orientación sexual de los estudiantes es una de las más evidentes expresiones de la doble moral. Teóricamente se maneja el discurso de la inclusión, el respeto a la diversidad en todas sus formas, pero en la práctica se promueve la exclusión.

El acoso escolar es violencia. Todas las formas de acoso son violencia y ninguna puede ser justificada y legitimada. De lo contrario se le está abriendo la puerta a la discrecionalidad que puede conducir a la injusticia e impunidad.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Los Carnavales, Súper Bigote y su impacto en los niños

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 10 AGOSTO, 2022 05:31

Papá ¿dónde queda el Darién?

OPINIÓN · 9 AGOSTO, 2022 05:38

Craso error: alimentar desconfianzas