Restricción de Adobe es un retroceso tecnológico que afecta derechos digitales

LA HUMANIDAD · 8 OCTUBRE, 2019 16:22

Restricción de Adobe es un retroceso tecnológico que afecta derechos digitales

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Retroceso tecnológico e impacto en los derechos digitales de los venezolanos. Así definieron desde dos sectores, la decisión de la empresa Adobe de suspender las cuentas de Venezuela a partir del próximo 28 de octubre.

Juan Carlos Hernández es diseñador gráfico y desde hace cinco años está al frente de Ideográfiko, una empresa que en su portafolio ha ofrecido contenidos a empresas del sector de comunicaciones tanto dentro como fuera de Venezuela.

 Adobe Systems Incorporated informó, este lunes 7 de octubre, su decisión de suspender las cuentas desde Venezuela para dar cumplimiento a la Orden Ejecutiva de Donald Trump que contempla sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro.

Esta medida, según la empresa estadounidense significa que «ya no está autorizado a proporcionar acceso al software y a los servicios, ni a permitir realizar nuevas compras», según un correo que enviaron a sus clientes venezolanos.

Hernández dijo que esta medida impedirá que quienes cuentan con la licencia de Adobe, en casos como el suyo, puedan tener acceso a la conectividad de la que gozan los programas de esta compañía, lo que significará en la práctica un retroceso tecnológico y entorpecerá la labor de los diseñadores.

Ya no habrá actualizaciones ni acceso al respaldo o soporte técnico de Adobe, pero además los trabajos guardados en la nube de esta compañía tendrán que ser descargados porque después del 28 de octubre, este contenido no estará disponible.

«La comunicación que había entre los programas de la misma Adobe, todo eso se manejaba con Adobe Suite y pierdes esa posibilidad. Las personas acostumbradas a trabajar bajo ese ambiente y esas aplicaciones volverán a trabajar con programas por separado, volver atrás y esto es un atraso», explicó Hernández.

Ideográfiko que entre sus clientes cuenta con medios venezolanos como El Universal y Efecto Cocuyo, pero también con chilenos como La Tercera y El Mercurio, así como la Unesco, lamentó esta decisión de Adobe.

«La parte tecnológica y la legal es lo que más nos afecta, significan una piedra en el camino y un atraso en lo que se venía avanzando», reiteró sobre esta medida que impedirá conocer los avances, actualizaciones y nuevas herramientas que este tipo de empresas ofrecen a sus usuarios.

Restricción de derechos digitales y retroceso tecnológico

La directora de Libertades Informativas y Derechos Digitales del Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela (Ipys-Venezuela), Mariengracia Chirinos, aseguró que lo hecho por Adobe «es una manera indirecta de afectar los derechos digitales, se está obstaculizando el acceso a tecnologías digitales», explicó.

Aseguró que mientras la Unesco y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos avanzaron en discusiones sobre el acceso a internet y las nuevas tecnologías, una acción como esta también representa un paso atrás para los venezolanos.

«Es un retroceso en estas libertades que se da por una medida indirecta, es una consecuencia de las restricciones económicas que tiene el país», sostuvo Chirinos, quien añadió que esta no es la única que afecta a los venezolanos, porque ya se venían aplicando restricciones en pagos y contratación de publicidad para aplicaciones de redes sociales.

Agregó que «vemos con preocupación que esta medida esté afectando la gestión del conocimiento en Internet o en las plataformas digitales, no afectan a un sector particular como periodistas, diseñadores o sector asociado a los medios de comunicación, sino a la gestión del conocimiento a todos los niveles», y mencionó que también está el sector universitario, ya que los estudiantes no podrán tener acceso a las herramientas de Adobe.

En definitiva para Ipys Venezuela representan «restricciones que terminan afectando el acceso a la tecnología, que van cerrando esas posibilidades de gestionar el conocimiento en el entorno digital».

El director de Redes Ayuda y Humano Derecho, Melanio Escobar, fue uno de los que más cuestionó esta acción, al considerar que es una arbitrariedad, pese a que puede considerarse como «una medida preventiva de Adobe».

«Miles de personas sobreviven en Venezuela gracias al trabajo freelance que pueden realizar utilizando esta suite de diseño. El espectro es amplio desde un CM hasta personas de negocio que manejan PDF se verán afectados y abre la puerta a que otros sigan sus pasos», advirtió en su cuenta de Twitter.

Opciones para los venezolanos

A pesar de la suspensión que aplicará Adobe desde el próximo 28 de octubre, los venezolanos tienen a la mano herramientas de software libre con las que podrán contar ante las restricciones de la empresa estadounidense.

Algunas de las opciones, por ejemplo en el caso de Photoshop, están las siguientes:

Pero también existen en edición vectorial, diseño de imágenes, audio y html, como los que se presentan en este enlace de Efecto Cocuyo, una forma de combatir el retroceso tecnológico que dicen ocurrirá en el país con esta medida de Adobe.