Vías principales de Caracas son el espacio predilecto para la delincuencia (mapa)

LA HUMANIDAD · 22 ABRIL, 2016 10:14

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Túnel de La Planicie tiene 800 metros de longitud, espacio en el cual los delincuentes armados tienen la oportunidad de cometer sus fechorías. Sus víctimas preferidas son los funcionarios policiales, quienes transitan en motos y que usualmente portan sus armas de reglamento. A la semana, al menos un uniformado cae en manos de estos hampones, según los propios reportes policiales.

El 8 de febrero fue asesinada Jumania Hidalgo, era exesposa de un inspector agregado de la Policía de Vargas. Ella y otro hombre circulaban sentido hacia Caracas en una moto, cuando desde la parte alta del túnel les dispararon. Para esa fecha, las autoridades habían emitido alertas a los conductores que deben transitar por esa vía para que tomaran previsiones. El 10 de abril fue Daniel Iván Montenegro la víctima, un funcionario administrativo de la Policía Municipal de Libertador.

Hay reportes de secuestros exprés de funcionarios policiales que son sometidos y obligados a subir la montaña para golpearlos y despojarlos de sus pertenencias.

Ese túnel está debajo de dos barrios controlados por grupos armados, por el flanco derecho está el barrio Los Eucaliptos, una extensión de El Guarataro, y por el lado izquierdo, el barrio El Atlántico.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) y otros cuerpos policiales manejan que la banda de Los Quilombos es quien controla el delito en Los Eucaliptos desde 2008, con sus momentos de altas y bajas. Sus acciones hamponiles van desde la extorsión hasta el homicidio, y pasan por el secuestro y distribución local de droga.

Este grupo delictivo fue parcialmente desmantelado en 2010, cuando el Cicpc detuvo a varios de sus integrantes en San Agustín del Sur. Luego, sus miembros se “reacomodaron” y migraron a Los Eucaliptos de la parroquia San Juan. Cinco años después, los hombres de Los Quilombos fueron reseñados como los culpables del homicidio de seis personas en la tercera escalera de Santa Elena, parte alta de La Planicie.

El barrio El Atlántico es dominado por “El Macua”. Desde 2014 las autoridades le pisan los talones a la banda que opera en los sectores de El Guarataro, Carapita y Cota 905 de Caracas y Valles del Tuy del estado Miranda. En su expediente figuran homicidios, tráfico de droga y extorsión, escudándose en la figura de los sindicatos Fureta, UBT y Suti.

Informes policiales señalan que estos ahora operan desde El Atlántico. Sin embargo, se reveló que el 22 de enero que los culpables por la muerte y desmembramiento de un joven en el barrio El Observatorio del 23 de Enero eran delincuentes que conforman el grupo hamponil de “El Macua”.

Hasta la fecha, 11 de sus miembros han sido detenidos, entre ellos el líder y su lugarteniente, y mientras que otros seis resultaron fallecidos por supuestamente resistirse a las autoridades. 

Deybinyer Oskil Mota Gutiérrez, nombre de “El Macua”, fue detenido en marzo de 2015; pero ahora es uno de las caras que publicó el Ministerio para Relaciones Interiores Justicia y Paz en la cuenta de Twitter @OLPSolicitados. Tiene alianzas con José Tovar Colina,”El Picure”, quien controla el delito en Guárico y parte baja de Aragua.

El macua solicitado

“Ni los mismos funcionarios se salvan, ¿cómo podremos salvarnos nosotros?. Caracas, y ningún otro estado del país, está libre del hampa. Unos municipios con más presencia policial por tener más dotación, y otras más débiles por no poseer el adecuado equipamiento”, manifestó el comisario jubilado de la extinta Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip, hoy Sebin) y consultor de seguridad, Luis Granados Hutchings.

Mapa de la delincuencia

Efecto Cocuyo realizó un mapeo de las vías principales del Área Metropolitana de Caracas, que al igual que el Túnel de La Planicie, reporta un incremento en los delitos desde la segunda mitad del año 2015 hasta la fecha. Para esto se consultó entre dos y cuatro funcionarios policiales de cada municipio (Libertador, Baruta, El Hatillo, Sucre y Chacao).

“La vías rápidas funcionan como las arterias en el cuerpo. Son el canal más rápido para trasladarse por la ciudad y para evadir a los cuerpos policiales. Sí, hay puntos de control, pero estos no cumplen con la normativa ni con el trabajo. Algunos ni ven hacia el interior de los vehículos”, explicó Alexander Briceño, exfuncionario policial y experto en seguridad ciudadana.

Indicó que la delincuencia en Caracas se ha repotenciado al aprovecharse de los problemas internos de los cuerpos policiales: “siempre ha habido infiltrados dentro de las instituciones de seguridad ciudadana; pero ahora, además de combatir contra las conductas desviadas de los funcionarios, deben luchar con las deficiencias en el equipamiento policial”.

Con él coincidió el comisario jubilado de la Disip, especialista en investigación e inteligencia, Omar Vásquez Lagonel. Mencionó que el Ministerio para Relaciones Interiores Justicia y Paz debe atender urgentemente las necesidades de los cuerpos policiales, pues “sin logística, sin equipamiento y sin capacidad humana no se puede frenar la delincuencia”. Señaló que la labor policial presenta una crisis no solo en dotaciones sino también en motivación para ejercerla.

“No se trata de estar asustados y de encerrarse en sus casas, sino de saber que a partir de las 7:00 pm estar en la calle representa un riesgo pues el patrullaje disminuye y la visibilidad empeora, lo que propicia que los hampones tomen mayor fuerza”, dijo Briceño.

Los expertos proponen una mayor coordinación entre los organismos de seguridad. “Es necesario que el patrullaje se fortalezca, porque la pelea comienza en la calle. El delincuente debe verse opacado porque cada 15 minuto un funcionario circula por su zona. También se debe hacer mejor procesamiento de la información de inteligencia, que es la que luego usarán los patrulleros”, recomendó Vásquez Lagonel.