Hablan los padres: dudas y expectativas sobre jornadas de orientación en las escuelas

LA HUMANIDAD · 8 OCTUBRE, 2020 08:22

Hablan los padres: dudas y expectativas sobre jornadas de orientación en las escuelas

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Durante esta segunda semana del mes de octubre, cuando se anunció el inicio de las jornadas de orientación pedagógica en las escuelas del país, algunos planteles abrieron sus puertas y otros no.

Luego de informar que el año escolar 2020-2021 iniciaría a distancia, el gobernante Nicolás Maduro aseguró que desde el lunes 5 de octubre las escuelas se convertirían en “centros de asistencia pedagógica para padres, representantes y niños”. Esto con el objetivo de que los docentes puedan asesorar a las familias y reforzar algunos contenidos con los alumnos.

Algunos representantes, contactados a través del #CocuyoWhatsApp, compartieron sus experiencias, dudas y expectativas sobre este planteamiento.

Este miércoles 7 de octubre Liliana Corro acompañó a su sobrina al colegio, donde la estudiante de primer año de bachillerato conoció a dos de sus profesores para este período académico.

La adolescente fue convocada a las 8:00 a.m. Su tía la acompañó porque su hermana tenía que trabajar.

“La persona que nos atendió explicó cuál sería la modalidad de entrega de los trabajos. No los van a mandar por Internet sino que deben entregarlos en la escuela”, contó Corro, residente del estado Barinas.

Más allá de esas instrucciones, dijo que no recibieron ninguna orientación sobre cómo apoyar a la estudiante en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Sin embargo, interpretó que será posible, previo acuerdo con los profesores, que los alumnos puedan acudir al plantel en las semanas de flexibilización de la cuarentena para aclarar dudas sobre algunos temas.

Escuela cerrada

Pedro Briceño, del estado Lara, indicó que en el colegio privado donde estudian sus hijas (una en preescolar, otra en primaria y una tercera en educación media) aún no han planificado encuentros presenciales.

No obstante, relató que sí comenzaron las clases y que los maestros enviaron actividades vía correo electrónico y WhatsApp o dictaron contenidos por la plataforma Classroom.

El padre compartió que una de sus hijas estaba el año escolar pasado en una escuela pública, pero decidió transferirla al colegio privado.

“He tratado de que me firmen los documentos de retiro que debo llevar al nuevo colegio para formalizar la inscripción, he ido tres veces esta semana y la escuela ha estado cerrada“, dijo.

Briceño expresó que estaría de acuerdo con que se realicen jornadas de orientación para recibir apoyo de los docentes, especialmente para los representantes “porque prácticamente los que estamos dando clases somos nosotros”.

Sin una programación clara

Janet Peña, residente del estado Mérida, relató que este 7 de octubre también asistió a una reunión para los representantes de los estudiantes nuevo ingreso como es el caso de su hija que comenzará bachillerato.

Celebró que los profesores se mostraron receptivos a que se pudiese programar alguna visita pedagógica con cinco o 10 estudiantes por aula, sin embargo, explicó que no ofrecieron fechas específicas.

“Dijeron que en la medida en que vayamos avanzando se podía llegar a hacer una programación“.

Los representantes que asistieron a la reunión tenían muchas preguntas sobre cómo hacer llegar las tareas, especialmente ante las fallas de conexión a Internet y del servicio eléctrico.

El colegio dijo que permanecerían abiertos todos los días durante las semanas de flexibilización y solo un día cuando hubiese cuarentena radical.

Destacó que el profesor de matemáticas fue enfático en que su materia era bastante difícil y, aunque dijo que estaría algunos días disponible en el plantel para atenderlos (a alumnos y padres), sugirió que consiguieran asesoramiento en casa.

“Mencionó que sería un período de transición bastante difícil para ellos y muchas veces nosotros los representantes no tenemos tiempo,  o no tenemos el conocimiento, no nos acordamos”, refirió la madre.

Peña agregó que en el caso de primaria las maestras indicaron que aún no han planificado una reunión, debido a un repunte de casos de COVID-19 en el municipio Libertador de Mérida.

Por ahora, solo pidieron llevar las tareas en hojas y no en cuadernos para poder llevarlas con más facilidad. A los niños en esa etapa no pueden llevarlos a la institución “más allá de un saludo desde la puerta”.