Muere niño de tres años de un tiro en la cabeza mientras comía un helado con su mamá - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 23 DICIEMBRE, 2015 12:39

Muere niño de tres años de un tiro en la cabeza mientras comía un helado con su mamá

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

Ver más de

Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“¡Pendiente con los guardias!”. Con esa frase se inició un tiroteo en la calle El Carmen de Sarría el lunes 21 de diciembre a las 8:00 pm. La balacera alcanzó a un niño de 3 años de edad que se encontraba comiendo un helado con su mamá en la zona.
Así lo señalaron los familiares del pequeño Juanderling Jesús Mujeres Pacheco, quienes este miércoles llegaron a la morgue de Bello Monte para buscar el cuerpecito que ahora tiene un disparo en la cabeza. Su madre, Mayades Pacheco, narró que ese día ella, el niño y la abuela de él estuvieron de compras durante la tarde. Juanderling se emocionaba con los juguetes de las tiendas y se reía con su madre. A las 8:00 pm, Mayades y su hijo se bajaron de la camioneta en el Hospital de Clínicas Caracas para ir a la bodega y comprar un aguacate para el almuerzo del día siguiente.
“Me pidió que le comprara un heladito. Le compré uno a él y otro para mí. El comenzó a comérselo, pero yo lo quise guardar. Como estaba enredada con las bolsas, lo solté un segundo y en eso escuché que un muchacho gritó ‘¡Pendientes con los guardias!'”, contó la mujer.
Escuchó solo un tiro y cuando fue a agarrar al niño sintió que se cayó. Al voltear para levantarlo entendió que no se había tropezado: una bala lo impactó en la cabeza. Pidió auxilio, pero toda la gente que estaba en la calle se había escondido. Un tío de Juanderling llegó al sitio, vio lo que pasaba y buscó a un vecino con moto para llevar al herido a Clínicas Caracas. Mayadés se fue con el bodeguero.
“Allí había un grupo de muchachos que no eran de la zona. Se asustaron cuando vieron a dos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que llegaban a su casa para dejar unas bolsas de mercado. Comenzaron a disparar a lo loco“, manifestó el tío de la víctima, que lo trasladó al centro asistencial donde murió.
Juanderling es el hermano menor de dos hijos que tenía Mayades. Mientras ella estudiaba Administración, el niño estudiaba segundo nivel en la UE Clara Moreno de Monagas de Sarria. Aunque se mostraba serena, a la mamá de Juanderling se le cortaba la voz cuando contaba lo que ocurrió. A pesar de que no quería hablar con la prensa, hizo caso a su padre cuando le pidió que denunciara públicamente lo que ocurrió con el menor.
Gerónimo Pacheco, abuelo de Juanderling, sabe lo que es perder a un hijo por el hampa.
Hace tres años unos delincuentes mataron a Maikel Pacheco, en Pinto Salinas, para quitarle la moto y hace un año asesinaron a Gabriel Pacheco en el mismo sector, donde el lunes se originó el tiroteo.
“Por ninguno de los dos casos hay detenidos, ni respuesta de la policía. Confío en la justicia divina, pero quiero que las autoridades investiguen y capturen a los delincuentes que mataron a mi nieto”, dijo Gerónimo.

Extraoficialmente se contabiliza que 247 menores de edad han sido asesinados en lo que va de año.