Aumentan las mordeduras de serpientes y presencia de plagas en Venezuela tras las lluvias 

LA HUMANIDAD · 5 MAYO, 2022 18:54

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Las plagas y algunos reptiles comenzaron a aparecer tras los aguaceros: se adentraron silenciosamente en los pueblos rurales al occidente de Venezuela. Al sur del lago de Maracaibo se han reportado al menos 25 casos de mordeduras de serpiente desde finales de abril hasta la primera semana de mayo de 2022, señaló el mayor Luis Contreras, miembro de los Bomberos Marinos del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea).

«En el eje panamericano del sur del lago se han atendido esa cantidad de casos, en lo que comprende Zulia, Mérida, Trujillo y Táchira. Lo que ocurre es que esos animales se alborotan con las lluvias», dijo a Efecto Cocuyo. Indicó que se han avistado serpientes en los sectores zulianos de Encontrados, El Guayabo, Santa Bárbara y Machiques. 

Explicó que el 27 de abril se contabilizaron nueve heridos repartidos en Táchira (3), Barinas (2), Yaracuy (1) y Carabobo (1). En el municipio Julio César Salas de Mérida, un adolescente de 16 años resultó mordido en el pie derecho mientras se encontraba dentro de su vivienda anegada, cuando intentaba sacar el agua.

Aumentan las mordeduras de serpientes y presencia de plagas en Venezuela tras las lluvias 

Contreras, especialista con más de 20 años llevando suero antiofídico a varias regiones venezolanas, expresó que hay un déficit importante del antídoto contra las heridas provocadas por serpientes en el país, lo que pone en riesgo a las víctimas en los hospitales. En el territorio nacional una sola dosis puede costar entre 300 y 500 dólares. Actualmente, el sueldo mínimo venezolano se ubica en 29 dólares (o 130 bolívares al cambio). 

«Hay pacientes que necesitan más de dos y la mayoría de las personas mordidas son muy pobres, por lo que no tienen acceso al antiofídico», expresó el bombero. 

La crisis del antiofídico 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 5,4 millones de personas al año son mordidas por serpientes y un 2,7 millones terminan envenenadas por ello. En Venezuela no hay cifras oficiales actualizadas sobre el tema ni reportes estatales. 

El suero antiofídico polivalente es elaborado por el Centro de Biotecnología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela (UCV). No obstante, Contreras indica que la producción es muy baja. 

«En general, los sueros antiofídicos son muy costosos. Aquí en Venezuela llegan muy pocos a los hospitales. A mí me mandan poquitos de ayudas humanitarias de Costa Rica, Brasil y Colombia, con eso es que puedo ayudar», apuntó. En abril y mayo se ha tenido que trasladar al menos a seis entidades venezolanas a llevar el antídoto. 

«Es la misma pesadilla de hace un año», dicen los afectados por las lluvias en Mérida y Falcón 

«Tuve que ir hasta el Hospital José Gregorio Hernández de Trujillo, donde estaba un señor que lo mordió una coral. Los sueros que estoy trasladando ahorita viene del Instituto Clodomiro Picado de Costa Rica, por la escasez que hay en Venezuela»

Mayor Luis Contreras, especialista en mordeduras de serpiente

La falta del suero no es nueva, en abril de 2021, Joaquín Aguilar, diputado del Consejo Legislativo del estado Trujillo, denunció que el déficit de antídotos perjudicaba a toda la entidad. Contreras agregó que la mordida más común es la de la especie mapanare (Bothrops atrox), culpable del más del 80 % de los envenenamientos en la nación.

Así mismo, aclaró que la crisis de antiofídico no afecta solo a Venezuela: asegura que es un problema a nivel mundial.

«La industria farmacéutica no elabora antiofídicos por los altos precios de producción. Los principales laboratorios a nivel mundial, incluso en Australia, han dejado de hacerlos porque no es rentable», acotó. 

Una plaga de mosquitos

Además de los reptiles, en algunas áreas del occidente venezolano también tienen que lidiar con mosquitos y zancudos, que son atraídos por el agua estancada. En Palmarito, población de Mérida al sur del Lago de Maracaibo, denunciaron que la plaga afecta a hombre, mujeres y niños a raíz de la inundación registrada el 26 de abril de 2022. 

Sobre ello, organizaciones alertan que puede haber un aumento en los casos de dengue o malaria en diferentes entidades. El doctor José Félix Oletta, presidente de la Sociedad Venezolana de Salud Pública, declaró a Correo del Caroní que 50% de la población en Venezuela está expuesta a enfermar de paludismo (14 millones de personas). 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), las lluvias continuarán hasta junio, debido al fenómeno de La Niña. La proliferación de zancudos ha causado que incluso las alcaldías y gobernaciones de varias entidades recuerden a los venezolanos que deben tomar precauciones para evitar enfermarse. 

Por ejemplo, sacar la basura acumulada, tapar los recipientes o tobos, eliminar las llantas, utilizar repelente y evitar tener agua estancada en los hogares.