Matthew Heath está sedado en el Hospital Militar tras intento de suicido, confirma su abogado

LA HUMANIDAD · 23 JUNIO, 2022 20:03

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Una ambulancia que salió a toda velocidad de la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) sorprendió el sábado 18 de junio a Guillermo Heredia, abogado del estadounidense Matthew Heath, quien está detenido en la sede castrense desde septiembre de 2020.

Como todos los sábados, Heredia se disponía a visitar a Heath, pero en el lugar le indicaron que estaba “indispuesto y que no quería o podía recibir atención”. Una llamada que recibió la madrugada del lunes lo puso en alerta: ingresaron a un gringo al Hospital Militar.

La ambulancia que había avistado era la que trasladaba al excabo de la Marina estadounidense para ser hospitalizado en el centro médico castrense de Caracas.

Heredia confirmó que su cliente se encuentra hospitalizado en el Hospital Militar Carlos Arvelo, ubicado en la parroquia San Martín de Caracas; su ingreso por el área de emergencia se debe a que el estadounidense, de 40 años de edad, intentó suicidarse y había perdido mucha sangre.

“Presentó lesiones en el antebrazo izquierdo; fueron autoinfligidas, con pérdida de sangre importante y requirió sedación, sutura y antibióticos de prevención ante posibles infecciones. Esa es la realidad”, dijo Heredia a Efecto Cocuyo, la tarde de este jueves 23 de junio.

Heath no tiene familiares ni amigos en Venezuela. Su abogado, a petición de la familia, es quien le suministra los artículos de comida, higiene y otros que necesite. También es el único que ha podido verlo dentro de las instalaciones del hospital castrense, gracias a una decisión de la Ministra para Asuntos Penitenciarios.

“Matthew Jhon Heath se encuentra en el piso 6 del Hospital Militar, en el área designada a procesados militares, bajo fuerte sedación; bajo fuerte custodia de los funcionarios de Ministerio de Servicios Penitenciarios y bajo tratamiento médico”, confirmó el jurista.

Heath se encuentra aún bajo sedación porque aún mantiene la idea de suicidarse, indicó Heredia.

Proceso largo

Heat está detenido en la sede de la Dgcim de Boleíta desde el 9 de septiembre de 2020. Su proceso ha estado lleno de irregularidades, como por ejemplo el retardo procesal. El Ministerio Público lo imputó por los delitos de terrorismo y tráfico ilícito de armas, por su presunta “participación para atentar conta una instalación petrolera y contra el sistema eléctrico nacional”, dijo Tarek William Saab, fiscal general designado por la extinta ANC.

Heath tiene amplia experiencia en el área de señales para los marines. La agencia de noticias AP señala en un artículo periodístico que el veterano estuvo como contratista para el gobierno estadounidense en Irak y Afganistán.

“Matthew viene de un proceso largo, separado de la familia, fue un soldado en Oriente Medio, estuvo en Pakistán, en Irak (…). No puedo hablar de ciencias médicas como la psiquiatría, pero yo lo vi y estuve cerca de él, conversé con él, me costaba que me pusiera atención, me costaba asegurarlo, sacarlo de un estado de ánimo;, de lágrimas pasaba a la alteración, de la alteración a la tristeza, de la tristeza a la euforia”, contó Heredia.

El abogado no tiene por el momento el informe médico y psiquiátrico de Heath, pero lo exigirá ante el juez que lleva la causa.

Como Heredia está autorizado por la familia de Heath para recibir toda la información en nombre de ellos, los psiquiatras que atienden al estadounidense le aseguraron que el hombre estaba en un estado “delicado, deprimido y bajo intensa observación”.

Heath había zarpado en el Caribe en un arrastrero llamado «Purple Dream» en marzo de 2020 y había navegado a Nicaragua y Colombia . Fue arrestado junto con otras cinco personas en Colombia luego de ser encontrado con una pistola en un puesto de control.

 Después de ser liberado en suelo neogranadino, viajó a Venezuela aparentemente en un intento de regresar a su hogar en los Estados Unidos, pero fue arrestado nuevamente. Las autoridades venezolanas afirman haber arrestado a Heath porque estaba en posesión de un lanzacohetes AT4, una ametralladora UZI, explosivos C4, fotografías de una refinería de petróleo y moneda extranjera. 

Tratos crueles

A principios de este año Heath aseguró haber recibido malos tratos y torturas. La denuncia fue hecha en unas de sus audiencia. El exveterano de la Marina y su abogado alegaron que las torturas comenzaron cuando fue capturado en un puesto de control en la zona fronteriza entre Colombia y Venezuela.

La defensa y los familiares denunciaron que fue sometido a descargas eléctricas, golpes y le colocaron una bolsa de plástico en la cabeza para que se asfixiara.

Tras su detención, el gobierno estadounidense ha comunicado que no lo habían enviado a Venezuela.

Los funcionarios del gobierno de Maduro señalaron que lo encontraron con imágenes de “objetivos” dentro de su teléfono celular. También mostraron imágenes de un lanzagranadas, divisas en efectivos y explosivos.