Lo que no respondió la iglesia venezolana sobre casos de pederastia

LA HUMANIDAD · 6 JULIO, 2022 20:26

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) omitió el número de casos de sacerdotes que han cometido pederastia y que han sido sancionados por la iglesia católica alegando que la confidencialidad busca proteger a las víctimas y al estudio “bastante serio” que está desarrollando.

En la rueda de prensa que ofreció el monseñor Mario Moronta, como vocero de la CEV, este miércoles 6 de julio, tampoco explicó por qué sacerdotes condenados por cometer abuso sexual fueron reincorporados, aunque admitió que al menos uno volvió a dar misa después de la sentencia.

Se trata del sacerdote Luis Alberto Mosquera, quien fue condenado a más de siete años de prisión, en 2006, por abusar de un niño. Esta persona no cumplió su sentencia y, después de dos años, regresó a la iglesia en el estado Lara donde todavía es sacerdote, reveló una investigación de The Washington Post.

La corresponsal del diario le preguntó a Moronta sobre este caso y la respuesta del obispo confirma que el cura volvió a prestar sus servicios en el ámbito eclesial después de haber sido encontrado culpable.

Esta es la transcripción del intercambio, la “p” identifica a la periodista y la “m” al monseñor:

P: Queremos saber sobre un caso en el estado Lara, del sacerdote que fue condenado a siete años de prisión. Sale en 2008, ha sido cambiado al menos tres veces de parroquia, según los datos que manejo, y sigue dando misa. ¿Cuál es el protocolo que permite que una persona que abusó de un niño de seis años siga en la iglesia?

M: Le puedo asegurar algo que usted no sabe y es que el padre, desde hace ya un tiempo, ha sido suspendido del ejercicio del ministerio y se le ha retomado nuevamente su proceso, de acuerdo con las normas de la iglesia.

P: ¿Hace cuánto fue eso porque hablé con él en enero y me confirmó que estaba dando misa en Humocaro Alto (pueblo del estado Lara)?

M: Bueno, a lo largo de este año ha sido suspendido. No puedo decirle exactamente la fecha porque no soy el obispo de Barquisimeto. Pero sí ha sido suspendido. A él se le realizó todo el proceso judicial y quedó libre después por haber cumplido con todas las normas.

P: Él fue condenado, lo que pasa es que salió bajo régimen de presentación, no es lo mismo (…) Hay otro caso, en el estado Falcón, donde el sacerdote se declara culpable de acoso y abuso a una niña de 14 años y sigue dando misa activo.

M: Desde hace varios meses a ese caso se le está haciendo un proceso administrativo penal, de acuerdo a la norma de la iglesia. La información concreta no la puedo dar porque no soy el obispo de Coro.

El monseñor también se refirió al caso de un sacerdote, que fue asesinado en 2020, sobre el que pesaban acusaciones de abuso. Sin revelar la identidad, Moronta dijo que, en el momento en el que fue asesinado, ya estaba sancionado tanto por la diócesis como por el Vaticano y estaba en proceso de apelación, aunque ya no estaba ejerciendo el ministerio.

Moronta sostuvo que la CEV no tiene autoridad para tomar decisiones contra sacerdotes denunciados por pederastia porque es la Santa Sede la que debe emprender los procesos.

“La responsabilidad de cada caso no es de la CEV sino de cada obispo, la CEV ayuda a través de una comisión, a través del encuentro, y también haciendo de puente o prestando asesoría (…) no nos toca a nosotros hacerlo, según la normativa de la iglesia, tomar ese tipo de decisión, aconsejamos y pedimos que cada quien realice su trabajo”, manifestó.

Aunque afirmó que no busca justificar este tipo de delitos, dijo a la prensa: “Llama la atención que nos investiguen, pero no a otros entes no solo religiosos sino también profesionales donde el número de abusos sexuales es mayor”.

Moronta tampoco adelantó si el Vaticano evalúa alguna normativa o mecanismo que obligue a los clérigos a hacer las denuncias correspondientes ante las autoridades religiosas y policiales para garantizar que no guarden un silencio cómplice.

¿Cree que la iglesia pecó por omisión considerando que algunos obispos no informan a la CEV ni a la santa sede?, fue la última pregunta que contestó el obispo.

“Decirte sí o decirte no creo que es una respuesta que no es la correcta. En la mayoría de los casos que se han atendido no ha habido omisión. Que haya algunos obispos o algunos superiores religiosos que no hayan dado los pasos correspondientes no significa que haya habido omisión sino una práxis incorrecta”, concluyó.

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2022

Lo que no respondió la iglesia venezolana sobre casos de pederastia

Texto por Ibis Leon | @ibisL

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) omitió el número de casos de sacerdotes que han cometido pederastia y que han sido sancionados por la iglesia católica alegando que la confidencialidad busca proteger a las víctimas y al estudio “bastante serio” que está desarrollando.

En la rueda de prensa que ofreció el monseñor Mario Moronta, como vocero de la CEV, este miércoles 6 de julio, tampoco explicó por qué sacerdotes condenados por cometer abuso sexual fueron reincorporados, aunque admitió que al menos uno volvió a dar misa después de la sentencia.

Se trata del sacerdote Luis Alberto Mosquera, quien fue condenado a más de siete años de prisión, en 2006, por abusar de un niño. Esta persona no cumplió su sentencia y, después de dos años, regresó a la iglesia en el estado Lara donde todavía es sacerdote, reveló una investigación de The Washington Post.

La corresponsal del diario le preguntó a Moronta sobre este caso y la respuesta del obispo confirma que el cura volvió a prestar sus servicios en el ámbito eclesial después de haber sido encontrado culpable.

Esta es la transcripción del intercambio, la “p” identifica a la periodista y la “m” al monseñor:

P: Queremos saber sobre un caso en el estado Lara, del sacerdote que fue condenado a siete años de prisión. Sale en 2008, ha sido cambiado al menos tres veces de parroquia, según los datos que manejo, y sigue dando misa. ¿Cuál es el protocolo que permite que una persona que abusó de un niño de seis años siga en la iglesia?

M: Le puedo asegurar algo que usted no sabe y es que el padre, desde hace ya un tiempo, ha sido suspendido del ejercicio del ministerio y se le ha retomado nuevamente su proceso, de acuerdo con las normas de la iglesia.

P: ¿Hace cuánto fue eso porque hablé con él en enero y me confirmó que estaba dando misa en Humocaro Alto (pueblo del estado Lara)?

M: Bueno, a lo largo de este año ha sido suspendido. No puedo decirle exactamente la fecha porque no soy el obispo de Barquisimeto. Pero sí ha sido suspendido. A él se le realizó todo el proceso judicial y quedó libre después por haber cumplido con todas las normas.

P: Él fue condenado, lo que pasa es que salió bajo régimen de presentación, no es lo mismo (…) Hay otro caso, en el estado Falcón, donde el sacerdote se declara culpable de acoso y abuso a una niña de 14 años y sigue dando misa activo.

M: Desde hace varios meses a ese caso se le está haciendo un proceso administrativo penal, de acuerdo a la norma de la iglesia. La información concreta no la puedo dar porque no soy el obispo de Coro.

El monseñor también se refirió al caso de un sacerdote, que fue asesinado en 2020, sobre el que pesaban acusaciones de abuso. Sin revelar la identidad, Moronta dijo que, en el momento en el que fue asesinado, ya estaba sancionado tanto por la diócesis como por el Vaticano y estaba en proceso de apelación, aunque ya no estaba ejerciendo el ministerio.

Moronta sostuvo que la CEV no tiene autoridad para tomar decisiones contra sacerdotes denunciados por pederastia porque es la Santa Sede la que debe emprender los procesos.

“La responsabilidad de cada caso no es de la CEV sino de cada obispo, la CEV ayuda a través de una comisión, a través del encuentro, y también haciendo de puente o prestando asesoría (…) no nos toca a nosotros hacerlo, según la normativa de la iglesia, tomar ese tipo de decisión, aconsejamos y pedimos que cada quien realice su trabajo”, manifestó.

Aunque afirmó que no busca justificar este tipo de delitos, dijo a la prensa: “Llama la atención que nos investiguen, pero no a otros entes no solo religiosos sino también profesionales donde el número de abusos sexuales es mayor”.

Moronta tampoco adelantó si el Vaticano evalúa alguna normativa o mecanismo que obligue a los clérigos a hacer las denuncias correspondientes ante las autoridades religiosas y policiales para garantizar que no guarden un silencio cómplice.

¿Cree que la iglesia pecó por omisión considerando que algunos obispos no informan a la CEV ni a la santa sede?, fue la última pregunta que contestó el obispo.

“Decirte sí o decirte no creo que es una respuesta que no es la correcta. En la mayoría de los casos que se han atendido no ha habido omisión. Que haya algunos obispos o algunos superiores religiosos que no hayan dado los pasos correspondientes no significa que haya habido omisión sino una práxis incorrecta”, concluyó.

¿Cómo valoras esta información?

4

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO