Linda Loiza recuerda los 20 años de su rescate y el tortuoso camino de impunidad en su caso

LA HUMANIDAD · 19 JULIO, 2021 19:34

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Este 19 de julio se cumplen 20 años del rescate de Linda Loiza López Soto de un apartamento en el municipio Chacao, en el estado Miranda, su último sitio de reclusión por parte de Luis Carrera Almoina en el año 2001.

En un hilo de Twitter la abogada y defensora de los derechos de las mujeres narra cómo después de todo este tiempo, su agresor sexual y torturador, el mismo que la sometió a tratos crueles y degradantes sigue libre, cómo la fiscal que se encargó de su caso vició el proceso, pero además la negativa del Estado venezolano de acatar la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que lo juzgó y declaró culpable “por no haber investigado y sancionado debidamente los delitos cometidos en mi contra y mi familia por un particular”.

López fue víctima de Luis Carrera Almoina por cuatro meses. La violó, torturó y estuvo a punto de asesinarla. Pero el 19 de julio de 2001 pudo pedir auxilio, casi moribunda gritó por una ventana: “¡¡Auxilio!!! sáquenme de aquí!!!”.

“Casi moribunda, aterrada, destrozada físicamente por dentro y por fuera, con desnutrición severa logré pedir auxilio y ser rescatada del primer crimen en mi contra. La que podía ser la segunda ventana para salvarme dio inicio al segundo crimen: el del sistema de justicia venezolano , delegado desde el primer momento en la fiscal 33 del Ministerio Público Capaya Rodríguez González”, detalló.

“Actuación de la fiscal fue la más cruel”

Lo que en principio pensó sería un proceso para lograr justicia, se convirtió en un tortuoso camino de impunidad en la que tuvo una participación activa la entonces fiscal 33 del Ministerio Público, Capaya Rodríguez, hoy viceministra de Exteriores del gobierno de Nicolás Maduro para Asia, Medio Oriente y Oceanía.

“Durante el tortuoso y doloroso proceso médico que me permitió vivir y no quedar totalmente incapacitada, la actuación de la Fiscal 33 Capaya Rodríguez González fue la más cruel de lo que me podía imaginar. No solo me torturó con sus interrogatorios e intervenciones hasta en las salas de recuperación post operada, contraviniendo ordenes médicas e impedía la presencia para mi cuidado de mi angustiada familia sino que, como delegada y avalada por el Ministerio Público, @MinpublicoVE tergiversó y obstaculizo todo el proceso penal”, recuerda López Soto en su cuenta de Twitter dos décadas después.

Almoina libre

Sobre Luis Carrera Almoina destacó que 20 años después es libre y no se le juzgó por los delitos que cometió en su contra, tampoco por las denuncias de otras víctimas.

“Luis Antonio Carrera Almoina, quien permanece impune de las muertes y delitos denunciados por las que sobrevivieron a sus torturas, quedara absuelto de los delitos de violación y tortura sistemática e intento de homicidio cometidos en mi contra y solo se le condenara benévolamente con 6 años de cárcel por privación ilegítima de libertad y lesiones graves, 5 años después de mi rescate. Es así como el Estado venezolano y su sistema de justicia delegando su accionar en la fiscal 33 Capaya Rodríguez González comete el segundo crimen en mi contra”, sostuvo.

López Soto publicó un libro recientemente, titulado “Doble crimen”, escrito junto a la activista Luisa Kislinger, en el que a través de 207 página se narra su experiencia.

Un doble crimen porque no fueron solo las torturas, violaciones y esclavitud sexual a la que la sometió Carrera Almoina, sino porque su caso con dos juicios, y sin los cargos por los que su agresor debió ser juzgado, pasó por “97 jueces y 16 fiscales del Ministerio Público con distintas competencias en un periodo de seis años”.

En 2018 la Corte IDH condenó a Venezuela, pero aún el gobierno se niega a cumplir el dictamen del sistema interamericano de justicia en el caso de Linda Loiza López Soto.