Graduanda que criticó a autoridades de la USB recibe su título por secretaría

LA HUMANIDAD · 9 ABRIL, 2022 11:05

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

65
QUÉ CHÉVERE
4
QUÉ INDIGNANTE
6
QUÉ CHIMBO

Gabriela Álvarez, la joven que durante el acto de graduación de nuevos profesionales de este viernes en la Universidad Simón Bolívar (USB) dio un discurso con el que criticó a los rectores de esta casa de estudios, tuvo que recibir su título académico en un acto privado, debido a que hubo temor entre las autoridades universitarios a que se vivieran más momentos tensos en la ceremonia.

La ahora arquitecta de la república, según información de su primo, el abogado Daniel Betancourt Ramírez, se vio obligada a graduarse en la secretaría de la USB, pues se esperaba que a la hora de recibir el diploma fuese ovacionada por sus contundentes palabras en el estrado. 

«Estoy profundamente de su valentía e integridad. No le dieron el título en el acto porque no querían que la aplaudieran. Se lo otorgaron en un ‘acto privado’ «, señaló Betancourt en su cuenta de Twitter.

El acto de grado para las carreras de Ingeniería Mecánica y Arquitectura, organizado en la Universidad Simón Bolívar (USB) en Caracas, fue suspendido este 8 de abril luego de que la graduada encargada de leer el discurso cuestionara la ética y gestión de las autoridades rectoras impuestas por el gobierno de Nicolás Maduro, en pleno auditorio de la sede de Sartenejas. 

«Nos enfrentamos a una realidad aplastante, a una institución en decadencia, a una puesta en duda del futuro de nuestra casa de estudio. Por si fuera poco, habría que añadir la falta de éticaliderazgo y misticismo por parte de nuestras autoridades rectorales ante hechos recientes», dijo la joven Gabriela Álvarez. 

Segundos después de haber pronunciado estas palabras, y antes de que el discurso terminara, los rectores interinos de la USB (el rector Jorge Stefani, el vicerrector administrativo, José Hernández y el vicerrector académico, Víctor Teotiste) se levantaron y salieron de la sala en silencio.

Sin embargo, al culminar de hablar, la venezolana fue aplaudida por los oyentes, quienes se levantaron y apoyaron su discurso, que también evidenció la severa crisis a la que se enfrenta la universidad.