"Es terrible lo que estamos pasando", caraqueños en colas de gasolina a precio dolarizado - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 2 JUNIO, 2020 20:30

“Es terrible lo que estamos pasando”, caraqueños en colas de gasolina a precio dolarizado

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez Fotos por Iván E. Reyes | @IvanEReyes

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
164
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Ni a precio dolarizado ni subsidiado. Luis Negrín estaba sentado en la acera; debajo de un árbol de la avenida José Manuel Sanz de San Bernardino, en el municipio Libertador de Caracas, vigilaba su carro de color blanco que estaba en una fila frente a él.

A las 12:25 del mediodía de este martes 2 de junio, era de unos los cientos de ciudadanos que esperaba poder surtir combustible a su vehículo en la estación de servicio Anauco. Pero, a las 9:00 de la mañana la gasolina se agotó en este punto de abastecimiento.

Como en otras tres estaciones que recorrió Efecto Cocuyo, el hidrocarburo apenas duró para media jornada, en el segundo día de venta en dólares del carburante en Venezuela y el suministro a precio preferencial de 5.000 bolívares por litro.

A los 78 años de edad, Negrín, de pelo canoso, dijo que ha sobrevivido a un infarto que sufrió “hace mucho tiempo”. Confesó su cansancio; esperaba desde las 7:00 de la mañana cuando decidió salir a llenar el tanque de su automóvil.

Desde marzo lo tenía estacionado en el garaje de su vivienda en San Bernardino. “Este gobierno es una improvisación para toda vaina; estuve con el carro parado todo el tiempo y pensé que esta vez por el número de la placa podía echar gasolina, creí que iba a ser más organizado, pero si no llega hoy pierdo la cola”, expresó con frustración.

“Me siento muy cansado y a veces enfermo, es que también son 78 años los que he vivido”, soltó bajo la sombra de un apamate.

Sin gasolina subsidiada en La Florida

En La Florida, frente a la iglesia Chiquinquirá, Alexandra Bolívar también se quejó. Es distribuidora de alimentos y aunque tiene salvoconducto, ahora debe hacer la cola como todos. Antes del nuevo esquema por el aumento de la gasolina, ella podía hacer una cola preferencial junto con los médicos. En esas circunstancias era más fácil obtener la gasolina.

Pero este martes aguardaba desde las 6:00 de la mañana en una cola. Mientras que en la estación de servicio de Alta Florida había gasolina a 50 centavos de dólar, a las 9:30 de la mañana, en la estación Meso no había llegada el combustible. Solo les dijeron que la cisterna salió en horas de la madrugada. Algunos que esperaban con Bolívar en la fila dijeron que de El Palito (Carabobo) y otros del llenadero de Guatire (Miranda).

“El ánimo lo tenemos por el piso. Estamos en una cola por gasolina subsidiada y no sabemos si va a llegar la gandola. Esto es una pérdida de tiempo y es mentira que va a llegar una cisterna para cada estación”, informó Bolívar, a quien molestaban sus “amigos” de la cola por llevar una camisa de color rojo.

“Ahora es peor que antes. Si tú tenías 20 o 30 dólares se los dabas al guardia y te llenaban el tanque, te pasaban directo. Con esto de la gasolina  subsidiada pasará como con el resto de los productos que subsidia el gobierno: no se conseguirá. Esto que vivimos es desesperante, y todavía dicen que el primer día fue un éxito”, resaltó.

En una gasolinera de La Florida no había llegado combustible. Algunos esperaban desde las 6 a. m.

Las Mercedes sin gasolina a precio dolarizado

A las 11:10 de la mañana, Francisco Ramírez y su esposa eran los primeros en la cola de la estación de servicio Las Mercedes, en el municipio Baruta. Esperaban desde las 5:00 de la mañana en la cola y en ese momento tenía unos 300 vehículos por delante. Aunque allí solo venden gasolina a precio internacional, el combustible se acabó a las 9:00 de la mañana.

“Esta es una situación demasiado difícil para todos y es peor para quienes compran gasolina subsidiada porque las colas son más largas. Creo que a la postre será este el precio final en que venderán la gasolina, a precio internacional. Esto en un ensayo para ver cómo reacciona la gente y dejar definitivamente el precio dolarizado”, especuló este hombre de 70 años, que vive en Santa Inés.

Su camioneta surte hasta 40 litros y llegó con la reserva a la cola. Lo empujó varias veces hasta quedar de primero, a la espera de que vuelva una cisterna de Pdvsa a abastecer la estación, donde este lunes hubo tres colas: motos, venta a precio internacional y venta a precio de 5.000 bolívares. Este martes solo era a precio internacional y la fila igual era de más de 200 vehículos.

“No echábamos gasolina desde que comenzó la cuarentena. Teníamos el carro guardado y llegamos con la reserva. Y lo que es peor, hasta la semana pasada en Santa Inés estuvimos 70 días sin agua”, agregó.

"Es terrible lo que estamos pasando", dicen caraqueños en colas para surtir gasolina a precio dolarizado

Esta pareja esperaba en la cola de primeros para surtir a precio dolarizado en Las Mercedes

Los Palos Grandes a la espera de la cisterna

En Los Palos Grandes no había gasolina en la estación de servicio del mismo nombre. La cola entre la segunda transversal y la primera avenida daba varias vueltas. Frente a la panadería Aída estaba el conductor de un pequeño autobús. A Armando Chacón, que cubre la ruta Petare-Valle-Coche, un guardia nacional le dijo que no le iban a surtir combustible, porque era hoy por el número de placa 3 y 4.

Pese a eso, estaba como los demás a la espera de llenar el tanque de su unidad. Por 90 días a los transportistas, la administración de Nicolás Maduro le dará combustible gratuito. Si tenía suerte, este martes podría abastecer el tanque con 110 litros de combustible.

“A mí llegó un mensaje de texto a mi teléfono. Me informaban que podía echar gasolina hoy. Me vine a las 3:00 de la mañana a esperar. Desde que comenzó la pandemia no trabajo y antes no tenía dos dólares para pagar la gasolina, por eso hago esta cola aquí”, sostuvo.

En esa misma calle, el kiosquero José Salazar diagnosticó “ansiedad” a quienes esperan. Por eso sus ventas han subido un poco en los últimos dos días. Bebidas refrescantes y cigarrillos es lo que más demandan estos nuevos clientes circunstanciales. Justo al momento de terminar de hablar con él, un conductor se bajó de su vehículo para pedir una cajetilla de cigarros.

En Los Palos Grandes la tranquilidad por la pandemia se acabó debido a las largas colas

Más de un kilómetro de cola en la Andrés Bello

En la avenida Andrés Bello el conductor de una camioneta solo duró una hora de espera. Contestó una llamada telefónica y encendió su vehículo para irse. “Me voy a otra bomba, porque aquí no hay vida”, dijo Manuel a secas, porque no alcanzó a decir su apellido.

Intentaba surtir en la estación de servicio Maripérez. Efecto Cocuyo constató que la cola se extendía por toda la avenida Andrés Bello y serpenteaba por las avenidas Este 0 de La Candelaria y otras calles de esta parroquia caraqueña. A las 9:00 de la mañana, la fila desde el mercado Guaicaipuro hasta esta gasolinera era de 150 vehículos, es decir se extendía por un kilómetro.

"Es terrible lo que estamos pasando", dicen caraqueños en colas para surtir gasolina a precio dolarizado

La cola superaba el kilómetro para quienes esperabn surtir en Maripérez

Sin suerte en La Estrella

Jesús Quintero hizo la cola con unos amigos, todos ellos vecinos de la avenida Baralt. Es mecánico y junto con sus compañeros era uno de los primeros en la estación de servicio La Estrella en San Bernardino. Cuando llegó a las 3:00 de la mañana era el número 50 y a las 8:45 de la mañana era uno de los 10 primeros. “Esto es fastidioso, no es agradable esperar, a nadie le gusta calarse una cola. Si te quedas aquí mediodía, después cómo vas a ir a trabajar”, se preguntó.

En la misma cola, pero unos 20 vehículos después, estaban dos hermanos junto a su papá; su desdicha era mayor. El viernes llegaron a La Estrella a las 9:00 de la mañana, esperaron hasta las 9:00 a. m. del sábado pasado y les dieron el número 61 para llenar el tanque de 80 litros de la camioneta. Cuando llegaron el domingo 31 de mayo con la esperanza de surtir, se encontraron con la sorpresa de que no había suministro.

“Es horrible, muy mal lo que estamos viviendo. Siguen jodiendo al país, porque somos productores de petróleo y ese precio internacional es muy caro. Cómo explicas que teniendo tanto petróleo ahora nos venden la gasolina en dólares, cuando el sueldo mínimo es de dos dólares. Ellos hablan de que en Colombia la gasolina es más cara, pero allá el sueldo mínimo es de 200 dólares”, comparó Manuel Vargas la realidad colombiana con la venezolana. Rechazó así el precio dolarizado.

Vargas intentó surtir el lunes 1 de junio, pero se quedó a 34 carros para que pudiera comprar el combustible. Aunque mantiene el número del día sábado en su parabrisas, esta vez llegó preparado: arepas y jugos para llevar la larga espera que este martes comenzó a las 3:00 de la mañana.

Desde el viernes intentan surtir combustible estos hermanos en La Estrella

Esperar y esperar

En la estación de servicio frente al centro comercial San Ignacio, municipio Chacao, tampoco había gasolina. Aunque la venden a precio internacional, había a lo largo de la avenida del mismo nombre 64 vehículos; pero la cola se extendía hasta la avenida Francisco de Miranda.

Belkis Mejías es ama de casa y estaba con su hermana. Ella, sentada en un banco público y su familiar en el puesto de copiloto de su camioneta color rojo. Antes del precio dolarizado de la gasolina, una vez pagaron el litro a dólar en el mercado negro. Llegaron la noche del lunes 1 de junio a las 7:30 p. m, pero la gasolina se acabó una hora después. Decidieron dormir en un hotel y esperar hasta este martes.

“Hoy llegamos a las 7:00 de la mañana, estamos entre las primeras. Ayer (lunes) la cola no era tan larga, pero ahora no hay gasolina y aquí nos vamos a quedar hasta poder echar”, manifestó una de las tantas personas que iba a surtir combustible a precio dolarizado.

En la estación de servicio de San Ignacio tampoco había gasolina en la mañana