En qué se parecen y en qué se diferencian los deslaves de Las Tejerías y El Castaño

LA HUMANIDAD · 18 OCTUBRE, 2022 21:40

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

37
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

A menos de 10 días del deslave en Las Tejerías, que ha dejado 54 personas muertas y 8 desaparecidos, ocurrió otro fenómeno natural que devastó parte de El Castaño, una urbanización que también está ubicada en el estado Aragua, pero en Maracay.

El Castaño al igual que la población de Las Tejerías, aunque están separadas por al menos de 50 kilómetros, se encuentra en un valle aluvial, donde desembocan ríos y quebradas, como la de Palmarito, que al desbordarse originó el deslave de este lunes 17 de octubre.

Este hecho, hasta este martes, ha dejado tres personas muertas y cinco desparecidas, según las autoridades.

Para explicar lo sucedido y cómo se diferencian ambos deslaves, Efecto Cocuyo consultó a Eric Parra (@meteovenezuela), ingeniero de Sistemas y analista en Meteorología.

Estas son cinco claves de lo que ocurrió en El Castaño.

Una licuefacción

✔️Parra se basó en imágenes y videos del fenómeno natural. Señala que hubo un desbordamiento de aguas fluviales acompañadas de rocas y sedimentos, con poca presencia de árboles, por lo que el deslave se puede denominar como un fenómeno de licuefacción.

“Esto no es más que el ablandamiento del terreno como respuesta a la saturación de agua y todas estas rocas que definen el cauce de un río o que están dentro de los cursos de agua evidentemente cedieron a este fenómeno natural y, por supuesto, se vieron involucradas en la riada aguas abajo en zonas urbanas”.

✔️Desde el mes de septiembre, las fuertes precipitaciones han afectado a diferentes regiones del país, pero el estado Aragua ha sido uno de los más impactados. En redes sociales son muchos los que se preguntan si es normal que esté lloviendo con tanta frecuencia sobre esta región, en el centro norte de Venezuela.

Parra explica que las lluvias, en muchas regiones del país, están dentro de la «estacionalidad de la temporada»; quiere decir que es su comportamiento natural y están acopladas al fenómeno natural que se registra cada año en el país.

“Lo más relevante para esta zona vienen siendo los antecedentes. En las últimas cinco semanas con el evento de Las Tejerías se han presentado precipitaciones continuas en algunos estados y sectores. Esta continuidad genera un acumulado pluviométrico que desencadena saturación de suelo y posteriormente los efectos que ya se han visto en estas dos zonas”, dice.

Saturación de suelos

El especialista señala que Las Tejerías y El Castaño están bajo la misma zona de afectación por precipitaciones.  

“Ya no es un tema de que está lloviendo en exceso en centro norte o en Aragua, sino que cualquier evento pluviométrico, cualquier lluvia que se presente, mientras se mantenga esta vulnerabilidad, por saturación de suelo por lluvias en las últimas semanas, se pudiese estar bajo una situación de riesgos”, añade.

Parra detalla que toda el área entre Maracay y Paracotos y el eje costero montañoso son una potencial zona vulnerable donde hay posible saturación de suelos.

Corta duración

✔️El Castaño se encuentra dentro de un valle aluvial. Esta urbanización se ubica dentro del parque nacional Henri Pittier. A diferencia de la quebrada Los Patos (Las Tejerías), la cuenca de El Castaño tiene un grado de inclinación mayor y, por ende, toda el agua bajó de las cabeceras rápidamente.

“Los derrumbes y los deslizamientos acompañaron al desbordamiento de las quebradas y ríos y tuvo la particularidad de que el evento fue más rápido y duró menos que en Las Tejerías, donde se aprecia que esta cuenca aluvial es menos inclinada; entonces aquí entra un factor de gravedad, que generó que el fenómeno de El Castaño fuese de corta duración en comparación con lo que ocurrió en Las Tejerías”, señala.

✔️¿Fueron iguales los eventos de Las Tejerías y El Castaño? El especialista señala que, a pesar de que podamos ver los eventos como similares, fueron distintos y las lluvias en cada caso se comportaron de manera diferente.

Por ejemplo, en El Castaño duró menos que el registrado en la zona de Las Tejerías, porque la inclinación del terreno es más pronunciada.

Explica que la similitud que hay en los dos deslaves fue que las lluvias ocurrieron en las cabeceras de los ríos o quebradas y esto hace que haya una saturación de suelo.

 “Sin embargo, en Las Tejerías se vio un mayor número de escombros, árboles, desechos sólidos y esto indica que es una zona mucho más poblada en el valle aluvial, y, por ende, vamos a ver un tipo distinto de efecto”, asegura.

Qué esperar

✔️Se esperan más lluvias. Los pronósticos del tiempo no son nada alentadores para gran parte del país. El experto en meteorología indica que hay condiciones para que, a partir de la tarde de este 18 de octubre, se genere nubosidad y precipitaciones desde el centro hacia el occidente de Venezuela, incluyendo al estado Aragua.

Pero estas zonas vulnerables se podrían identificar rápidamente si el país contara con una red pluviométrica pública.

“Lamentablemente no se cuenta en el país con una red pluviométrica pública donde se pueda consultar los acumulados de lluvias de las últimas semanas y cotejar con los efectos. Esto vienen siendo un grave problema de índole social», dice.

Añade que «debido a que la red que administra el Inameh no está disponible para efecto de consulta, entonces limita el análisis, la evolución, la causa y efecto y se presume que las zonas vulnerables están en estas regiones donde han estado reportando constantemente estos eventos de crecidas de ríos, donde a través de satélites hemos podido diagnosticar la presencia de nubosidad continua con lluvias, pero el nivel de medición no podemos enlazar un análisis cuantitativo con el efecto que genera en la población”.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también:

LA HUMANIDAD · 3 DICIEMBRE, 2022

En qué se parecen y en qué se diferencian los deslaves de Las Tejerías y El Castaño

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

A menos de 10 días del deslave en Las Tejerías, que ha dejado 54 personas muertas y 8 desaparecidos, ocurrió otro fenómeno natural que devastó parte de El Castaño, una urbanización que también está ubicada en el estado Aragua, pero en Maracay.

El Castaño al igual que la población de Las Tejerías, aunque están separadas por al menos de 50 kilómetros, se encuentra en un valle aluvial, donde desembocan ríos y quebradas, como la de Palmarito, que al desbordarse originó el deslave de este lunes 17 de octubre.

Este hecho, hasta este martes, ha dejado tres personas muertas y cinco desparecidas, según las autoridades.

Para explicar lo sucedido y cómo se diferencian ambos deslaves, Efecto Cocuyo consultó a Eric Parra (@meteovenezuela), ingeniero de Sistemas y analista en Meteorología.

Estas son cinco claves de lo que ocurrió en El Castaño.

Una licuefacción

✔️Parra se basó en imágenes y videos del fenómeno natural. Señala que hubo un desbordamiento de aguas fluviales acompañadas de rocas y sedimentos, con poca presencia de árboles, por lo que el deslave se puede denominar como un fenómeno de licuefacción.

“Esto no es más que el ablandamiento del terreno como respuesta a la saturación de agua y todas estas rocas que definen el cauce de un río o que están dentro de los cursos de agua evidentemente cedieron a este fenómeno natural y, por supuesto, se vieron involucradas en la riada aguas abajo en zonas urbanas”.

✔️Desde el mes de septiembre, las fuertes precipitaciones han afectado a diferentes regiones del país, pero el estado Aragua ha sido uno de los más impactados. En redes sociales son muchos los que se preguntan si es normal que esté lloviendo con tanta frecuencia sobre esta región, en el centro norte de Venezuela.

Parra explica que las lluvias, en muchas regiones del país, están dentro de la «estacionalidad de la temporada»; quiere decir que es su comportamiento natural y están acopladas al fenómeno natural que se registra cada año en el país.

“Lo más relevante para esta zona vienen siendo los antecedentes. En las últimas cinco semanas con el evento de Las Tejerías se han presentado precipitaciones continuas en algunos estados y sectores. Esta continuidad genera un acumulado pluviométrico que desencadena saturación de suelo y posteriormente los efectos que ya se han visto en estas dos zonas”, dice.

Saturación de suelos

El especialista señala que Las Tejerías y El Castaño están bajo la misma zona de afectación por precipitaciones.  

“Ya no es un tema de que está lloviendo en exceso en centro norte o en Aragua, sino que cualquier evento pluviométrico, cualquier lluvia que se presente, mientras se mantenga esta vulnerabilidad, por saturación de suelo por lluvias en las últimas semanas, se pudiese estar bajo una situación de riesgos”, añade.

Parra detalla que toda el área entre Maracay y Paracotos y el eje costero montañoso son una potencial zona vulnerable donde hay posible saturación de suelos.

Corta duración

✔️El Castaño se encuentra dentro de un valle aluvial. Esta urbanización se ubica dentro del parque nacional Henri Pittier. A diferencia de la quebrada Los Patos (Las Tejerías), la cuenca de El Castaño tiene un grado de inclinación mayor y, por ende, toda el agua bajó de las cabeceras rápidamente.

“Los derrumbes y los deslizamientos acompañaron al desbordamiento de las quebradas y ríos y tuvo la particularidad de que el evento fue más rápido y duró menos que en Las Tejerías, donde se aprecia que esta cuenca aluvial es menos inclinada; entonces aquí entra un factor de gravedad, que generó que el fenómeno de El Castaño fuese de corta duración en comparación con lo que ocurrió en Las Tejerías”, señala.

✔️¿Fueron iguales los eventos de Las Tejerías y El Castaño? El especialista señala que, a pesar de que podamos ver los eventos como similares, fueron distintos y las lluvias en cada caso se comportaron de manera diferente.

Por ejemplo, en El Castaño duró menos que el registrado en la zona de Las Tejerías, porque la inclinación del terreno es más pronunciada.

Explica que la similitud que hay en los dos deslaves fue que las lluvias ocurrieron en las cabeceras de los ríos o quebradas y esto hace que haya una saturación de suelo.

 “Sin embargo, en Las Tejerías se vio un mayor número de escombros, árboles, desechos sólidos y esto indica que es una zona mucho más poblada en el valle aluvial, y, por ende, vamos a ver un tipo distinto de efecto”, asegura.

Qué esperar

✔️Se esperan más lluvias. Los pronósticos del tiempo no son nada alentadores para gran parte del país. El experto en meteorología indica que hay condiciones para que, a partir de la tarde de este 18 de octubre, se genere nubosidad y precipitaciones desde el centro hacia el occidente de Venezuela, incluyendo al estado Aragua.

Pero estas zonas vulnerables se podrían identificar rápidamente si el país contara con una red pluviométrica pública.

“Lamentablemente no se cuenta en el país con una red pluviométrica pública donde se pueda consultar los acumulados de lluvias de las últimas semanas y cotejar con los efectos. Esto vienen siendo un grave problema de índole social», dice.

Añade que «debido a que la red que administra el Inameh no está disponible para efecto de consulta, entonces limita el análisis, la evolución, la causa y efecto y se presume que las zonas vulnerables están en estas regiones donde han estado reportando constantemente estos eventos de crecidas de ríos, donde a través de satélites hemos podido diagnosticar la presencia de nubosidad continua con lluvias, pero el nivel de medición no podemos enlazar un análisis cuantitativo con el efecto que genera en la población”.