Crisis educativa: aumenta la deserción docente y se extingue la generación de relevo

LA HUMANIDAD · 27 FEBRERO, 2022 11:40

Ver más de

Reymar Reyes Moncayo | @MoncayoReymar


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La deserción de docentes en la red de escuelas de Fe y Alegría, que se distribuyen a los largo del país, asciende a 35%, de acuerdo a la profesora Luisa Pernalete, coordinadora de Educación para la Paz de Fe y Alegría.

Ella, junto a los profesores e investigadores Tulio Ramírez y Leonardo Carvajal se reunieron en el seminario web “¿Quién educa en nuestras instituciones educativas?” organizado por la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), este jueves 24 de febrero, para explicar cómo la crisis educativa en Venezuela ha generado que la deserción docente aumente y alertar que, prácticamente, se extingue la generación de relevo.

Estos especialistas comparten la premisa de que «sin maestros no hay escuela, ni educación» y que para «cuidar a la educación, hay que cuidar a los maestros», por lo que Luisa Pernalete señala que la crisis actual es producto de la depauperación, general y sostenida, de las condiciones que vienen enfrentando los docentes, desde hace varios años.

Pernalete señala que los bajos salarios —que equivale a 10 % de la canasta alimentaria—, finalmente, han empujado a los docentes venezolanos hacia otros oficios para poder subsistir. Algunos se rebuscan como peluqueros, vigilantes, comerciantes informales o decidieron migrar, mientras el déficit de personal calificado en las escuelas aumenta.

Eso se marca con la ausencia de maestros en las aulas de la red, cifra que asciende a 35%, según los cálculos manejados por la docente.

Se estima que en las escuelas de la Asociación Venezolana de Educación Católica (Avec), hay aproximadamente 2.000 vacantes labores, correspondientes a profesores, personal administrativo y obrero.

En el ámbito nacional, aunque no existen cifras oficiales sobre esta situación, la Federación Venezolana de Maestros (FVM), principal gremio docente del país, consideró que, aproximadamente, 100.000 docentes han abandonado el sistema educativo desde 2015.

Mientras tanto, observa Pernalete, hay profesores que resisten en sus puestos de trabajo y «subsidian la educación» de sus alumnos.

Insatisfacción laboral de los maestros

De acuerdo con un estudio liderado por el Tulio Ramírez, el reconocimiento profesional, el ambiente de trabajo, el trabajo en sí mismo y la autonomía profesional han tenido cada vez más relevancia en la evaluación de la insatisfacción laboral de los maestros venezolanos.

Datos expuesto por Tulio Ramírez

Ramírez explicó que, durante las dos primeras evaluaciones de la insatisfacción laboral de los maestros venezolanos realizadas en 1996 y 2006, la remuneración, los beneficios laborales y las condiciones de trabajo eran los factores más importantes

Sin embargo, en la tercera evaluación, realizada en 2018, se notó que los educadores estaban enormemente insatisfechos con respecto a todos los elementos evaluados.

Según el investigador, quienes enseñan se sienten insatisfechos ante el control político en el gremio de la educación, el cual se expresa a través de la injerencia de terceros en las escuelas, en la evaluación de los docentes -Consejos Educativos- y la aplicación de criterios diferentes a los académicos para tales evaluaciones de desempeño.

También, rechazan la imposición de textos escolares con contenidos sesgados, el «chantaje laboral y la obligación de participar en actos proselitistas».

Sin generación de relevo

Frente a estas condiciones, la carrera de Educación se ha vuelto cada vez menos atractiva para los jóvenes como opción de estudios universivertarios, por lo que el número de nuevos ingresos, inscritos y egresados en esta profesión es cada vez menor en las universidades venezolanas.

Luisa Pernalete informó que la matricula en la carrera de Educación en el Instituto Universitario Jesús Obrero, centro de educación adscrito a Fe y Alegría, disminuyó de 5.000 estudiantes a 225, entre 2017 y finales de 2021.

Tulio Ramírez también detalló que la matricula de estudiantes de Educación en la Universidad Metropolitana (Unimet) descendió 86,2 % entre 2011 y 2019; en la Universidad Central de Venezuela (UCV) bajó 65,6 % entre 2004 y 2010 y en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (Upel) cayó 73% entre 2008 y 2020.

Igualmente, la matrícula de la escuela de Educación de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) tuvo un retroceso de 65,7 % entre 2012 y 2022, a pesar de que ofrece becas completas a bachilleres y profesionales, licenciados y técnicos, desde 2019.

Eso ocurre a la par de que han denunciado que el gobierno de Nicolás Maduro ha incorporado a integrantes de la Gran Misión Plan Chamba Juvenil para trabajar en el sistema de educación pública, lo cual ha provocado una disminución creciente de la calidad educativa.

¿Qué hacer?

El profesor Leonardo Carvajal propuso que las universidades, públicas y privadas, así como los centros pedagógicos deberían, como parte de su responsabilidad social, ofrezcan programas académicos no conducentes al grado de licenciatura, para permitir que más personas puedan capacitarse y hasta para beneficiar a «a los miles de docentes improvisados que están ocupando las aulas».