¿Mafias hospitalarias o crisis de insumos?: Al menos 8 médicos detenidos en junio

LA HUMANIDAD · 16 JUNIO, 2022 09:00

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Alida Caraballo apenas pudo leer la lista de insumos que le pidieron en el Hospital Domingo Luciani, en Caracas, para operarla de las cataratas que la estaban dejando ciega a finales de 2021. Una doctora le explicó que debía adquirir por sí misma los materiales, porque en el centro médico no los tenían y poco podían hacer por ayudarla. 

«Yo te estoy pidiendo las cosas porque no las tenemos aquí. Nosotros deberíamos tenerlas según el gobierno, pero la realidad es que no, porque no nos llegan y por eso no la podemos operar», le dijo la médico en el hospital, ubicado en El Llanito, al este de la capital venezolana, donde el déficit de recursos agobia al personal y a los pacientes. 

Para junio de 2022, Alida, una enfermera retirada de 62 años, no ha podido entrar a cirugía porque no tiene cómo comprar gasas, miodol, aplicadores, una bata, tapabocas, isopos ni lentes intraoculares flexibles.

El dinero tampoco le alcanza para los exámenes preoperatorios. Cada día la vista se le nubla un poco más y asegura estar a poco tiempo de perderla. Recibe una pensión de 130 bolívares o 24 dólares al cambio, que no le bastan para adquirir ni la mitad de lo que necesita. 

Mientras tanto, en Venezuela al menos a ocho médicos los detuvieron en lo que va de mes, luego de que el mandatario Nicolás Maduro anunciara un desmantelamiento de «mafias de batas blancas» en abril, cuando señaló que algunos trabajadores de la salud cobraban por servicios que debían ser gratuitos o pedían insumos a los pacientes y luego comercializaban con ellos de forma ilegal. 

Seis galenos en Apure y dos residentes en Zulia, al occidente del país, están privados de libertad, acusados de cobrar por sus servicios o de sustraer insumos de los hospitales. La comunidad médica rechazó estas detenciones, tras asegurar que la crisis hospitalaria obliga a los profesionales de la salud a solicitar a los venezolanos los recursos que el Estado no ofrece a los centros sanitarios o ambulatorios. 

Una crisis evidente

El doctor Jaime Lorenzo, director de la ONG Médicos Unidos de Venezuela, dijo a Efecto Cocuyo que la estructura y los servicios hospitalarios en el país se encuentran en peor estado que en 2020, cuando llegó el COVID-19 al territorio nacional.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Hospitales (ENH), en el primer cuatrimestre de 2022 el desabastecimiento de insumos era del 44 % y solo había un promedio de 2 quirófanos por hospital. 

«El ente responsable de la salud del venezolano no elaboró ningún plan de recuperación para garantizar el funcionamiento del sistema, por eso no encontramos ahora que no hay capacidad por parte de la estructura hospitalaria para dar respuesta. Y cuando hablamos de estructura también hablamos de equipamiento y dotación», expresó Lorenzo. 

Comentó que la realidad es que los pacientes en Venezuela deben llevar una cantidad «altisíma» de insumos y medicamentos, ante la crisis humanitaria que ha dejado los estantes vacíos en los centros de salud.

«La respuesta del gobierno, en vez de buscar los mecanismos y tomar acciones correctivas para que el sistema funcione, la mejor salida fue dar a entender en una cadena nacional que las listas que le entregan los médicos al pueblo son una forma de ir en contra del Estado. La realidad es que esas listas son las consecuencias de una deficiencia terrible de quienes tienen la responsabilidad de dotar de manera suficiente a los establecimientos de salud», agregó el médico. 

Investigaciones en el interior del país

A raíz de las declaraciones de Nicolás Maduro, las gobernaciones y autoridades de distintos estados en Venezuela aseguran estar intentando desmantelar las supuestas mafias hospitalarias.

En Bolívar, al sur del país, el gobernador Ángel Marcano informó que se emitieron 10 órdenes de aprehensión en abril de 2022 en varios hospitales de la entidad. Por otro lado, el secretario de Salud del estado Lara, Javier Cabrera, comentó que los médicos podrían pedir medicamentos o insumos a los pacientes siempre y cuando los récipes fuesen certificados por la dirección de la institución.

No obstante, a raíz de las detenciones, varios centros públicos decidieron prohibir a los doctores solicitar los materiales a familiares, como el Hospital Universitario de Los Andes y el Hospital Universitario de Maracaibo.

El caso de Maracaibo

A dos residentes los detuvieron en Zulia el pasado 6 de junio, luego de que la policía los encontrara saliendo del Hospital Universitario de Maracaibo con insumos médicos. Sin embargo, Freddy Pachano, cirujano y director del posgrado de Medicina de la Universidad del Zulia, aseguró a Efecto Cocuyo que los médicos no estaban robando materiales, sino guardándolos para una cirugía de emergencia prevista para el martes 7 de junio. 

«Es una paciente con un tumor gigante de ovario, que tiene casi dos años esperando una cirugía. Los insumos que tenían en su poder algunos los habían conseguido los familiares de la paciente (que refirieron que tuvieron que vender incluso un vehículo para costearlos) y la otra parte fueron donados por otros grupos quirúrgicos», señaló Pachano. 

Pachano comentó que no hubo ningún interés de robo y que los residentes, Rafael Briceño y María Elías, deben salir en libertad, ya que se mantienen bajo la medida de casa por cárcel. 

«No tengo ninguna duda de que ellos cometieron una imprudencia al sacar esos insumos, pero es que si no se hace así no se opera el paciente, porque en el hospital a veces no hay materiales. Cuando se va hacer una operación tan compleja es habitual que se tengan los insumos a mano, para garantizar que la cirugía se haga a la hora y no se retrase», expresó.

Agregó que la paciente, Claudia Salón, aún no ha sido operada porque faltan los materiales decomisados, a pesar que los familiares declararon que estos no fueron sustraídos de ninguna forma. 

¿Cuál es el protocolo para pedir insumos?

Freddy Pachano apuntó que el protocolo para solicitar insumos en los hospitales venezolanos comienza con los jefes de servicio o adjuntos encargados.

«Son los responsables de solicitarle al hospital, a través de una lista firmada, los insumos que se van a utilizar. Lo que sucede es que, ante la carencia, lo que no hay en el hospital uno se lo pide al paciente o familiar con un récipe. Sabemos que no se debe hacer, pero cuando el hospital no tiene los insumos, es lo que se estila», explicó. 

Expresó que no está de acuerdo con que los médicos sean criminalizados en Venezuela, especialmente debido a que trabajan con sueldos menores a 100 dólares y en condiciones muchas veces precarias. En agosto de 2021, la Federación Médica Venezolana (FMV) denunció que 40.000 galenos se habían ido de Venezuela por distintas razones que involucraban el salario y las condiciones laborales. 

«No estoy de acuerdo con que se culpe al médico de robo de insumos. Sí sabemos que hay algunos en varios niveles que se han involucrado en robo de insumos, pero no puedes culparlos a todos y menos en este contexto», dijo el doctor. 

Excusas para el déficit

Jaime Lorenzo señaló que el personal sanitario venezolano no es responsable de las fallas del funcionamiento y dotación de los hospitales. 

«Hay una gran cantidad de médicos falsos que se anuncian por redes sociales y hemos observado personal que sí se ha llevado insumos o equipos, y eso es inaceptable. Pero ese personal médico que carga encima algo para ayudar a los pacientes es el que está siendo criminalizado», explicó. 

Insistió en que es hora que el Estado pare de tapar el déficit de insumos con las detenciones a médicos que intentan realizar su trabajo. 

«Deben dejar de intentar tapar la ineficiencia en dotar los sistemas de salud del país», puntualizó.