Call me by your name, la fascinación del primer amor enmarcado en una postal de Italia - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 2 MARZO, 2018 20:33

Call me by your name, la fascinación del primer amor enmarcado en una postal de Italia

Texto por Crisleida Porras

Ver más de

Crisleida Porras

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un romance de verano con los ensoñadores paisajes propios del norte de Italia: riachuelos cristalinos, verdes campos y amplias casonas con más años de historia que metros cuadrados. ¿Qué puede salir mal con una historia de amor así? Luca Guadagnino lo tenía claro al ponerse tras la cámara para dirigir a Armie Hammer y Timothée Chalamet como los protagonistas de esta novela adaptada por James Ivory, Call me by your name, consiguiendo dibujar un inolvidable relato que, además, tiene como mayor mérito trascender los estigmas de género.

Porque sí, es el despertar emocional y sexual de Elio -el adolescente de 17 años interpretado por el joven actor francoestadounidense- de la mano de Oliver, un veinteañero estudiante de un postgrado –encarnado por Hammer- quienes además nos enseñan que la oportunidad de sentirse pleno al estar enamorado es un privilegio que muy pocos pueden permitirse y, a veces, dura mucho menos de lo que imaginamos (y deseamos).

Pero lo que cautiva en esta película es la sutileza de las escenas íntimas -tanto románticas como sensuales-, el preciosismo de la fotografía en un escenario abundante en locaciones hipnóticas por su belleza, la naturalidad con que fluye el sentimiento indómito en el muchacho y la contemplación del adulto que quiere eternizarlo porque sabe que será efímero.

Con el guion basado en el libro original de André Aciman (2007), la facilidad con que el espectador se embelesa ante lo que nos regalan esas seis reveladoras semanas que viven los protagonistas yace en que todos fuimos como el tímido y apasionado Elio, porque, más allá del cliché, es cierto que el primer amor se recuerda por siempre y, de hecho, se suele idealizar con el tiempo, como seguramente ahora lo vería el joven músico, quien -si fuese real- para este 2018 habría superado los 50 años de edad.

Y otro gran acierto del cineasta originario de Palermo es el diseño de producción que ubicó la trama en 1983, con franelas evocando a Talking Heads, el walkman y el reloj digital de pulsera Casio del adolescente, así como las coloridas bragas cortas y faldas amplias –muy veraniegas- de sus amigas, sumado este cuidado en los detalles a una banda sonora tan apropiada como sugerente y evocadora, en especial para quienes, por ejemplo, bailaron a principios de los 80 con las melodías de uno de los padres del techno, Giorgio Moroder, o corearon el icónico “Words (don’t come easy)” de FR David.

No obstante, la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas (Ampas, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos omitió nominar tanto el diseño de producción como la labor de la dirección entre las mejores de 2017, que serán reconocidas en la ceremonia nro. 90 del premio Oscar, a entregarse este domingo 4 de marzo.

Y aunque también desestimó el score, sí compite “Mistery of Love” –creado e interpretado por Sufjan Stevens– como Mejor Canción Original, además de figurar como aspirante a la estatuilla en las categorías de Mejor Guion Adaptado, Mejor Película y Mejor Actor principal para el joven Chalamet, de 22 años.

Guadagnino igualmente asistirá este domingo a uno de los eventos más renombrados de Hollywood, pues figura entre los cuatro productores de la película que, algo que muchos desconocen, completa una trilogía que –no por casualidad- el director denominó “Deseo” y que comenzó con I Am Love (2009) seguida de A Bigger Splash (2015).

Con sus 130 minutos de metraje, Call me by your name tiene asegurados, si no algún Oscar bajo la manga (parte como favorita en los apartados de guión –por el que obtuvo el Bafta– y canción originales), no será un consuelo menor ser recordada como una de las películas románticas más encantadoras de 2017, que fue además fue la favorita del año para ese gran storyteller que es el premiado cineasta español Pedro Almodóvar.

Lea también:

Greta Gerwig espera hacer historia nuevamente en los Premios Oscar con “Lady Bird”

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: