Anzoátegui amaneció en calma y soleado

LA HUMANIDAD · 29 JUNIO, 2022 08:43

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Más de 120 funcionarios de Protección Civil se encuentran desplegados en las costas del estado Anzoátegui, alertas ante cualquier eventualidad que se pueda registrar por el paso del potencial ciclón, que se debilitó tras su paso por Trinidad y Tobago.

Hasta las 8:00 de la mañana de éste miércoles 29 de junio, no se registran fuertes vientos o lluvias que pudieran generar inundaciones en las zonas de alto riesgo de esta entidad, al oriente de Venezuela.

El clima se ha mantenido despejado y soleado, por lo que las actividades comerciales iniciaron con normalidad en la región, pese al llamado de las autoridades a estar alertas ante cualquier riesgo que pudiera generar el paso del ciclón por la entidad.

En horas de la madrugada el gobernador del estado Sucre, Gilberto Pinto Blanco, informó del debilitamiento del potencial ciclón y su desviación hacia Falcón y Miranda.

Fue el primero de los funcionarios en mencionar que no se formó el ciclón como eran las estimaciones meteorológicas.

A esa entidad llegaba primero el fenómeno natural que no tuvo mayor impacto, tras pasar primero por Trinidad y Tobago.

Mantienen restricciones

Las autoridades, según el ministro de Interiores, Justicia y Paz, Remigio Ceballos, mantienen las medidas de seguridad y control que se anunciaron desde este martes. Entre ellas destacan la suspensión de clases por dos días, la restricción de vuelos comerciales y de aviación general, así como la prohibición de zarpes marítimos y uso de playas.

El Inameh (Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología) informó a las 8:24 de la mañana que ya se encontraba a 380 kilómetros al este-sureste de la Península de Paraguaná, en el estado Falcón. Se desplazaba hacia el oeste (occidente) de Venezuela a 48 kilómetros por hora con vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

Con información y foto de Giovanna Pellicani

LA HUMANIDAD · 15 AGOSTO, 2022

Anzoátegui amaneció en calma y soleado

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Más de 120 funcionarios de Protección Civil se encuentran desplegados en las costas del estado Anzoátegui, alertas ante cualquier eventualidad que se pueda registrar por el paso del potencial ciclón, que se debilitó tras su paso por Trinidad y Tobago.

Hasta las 8:00 de la mañana de éste miércoles 29 de junio, no se registran fuertes vientos o lluvias que pudieran generar inundaciones en las zonas de alto riesgo de esta entidad, al oriente de Venezuela.

El clima se ha mantenido despejado y soleado, por lo que las actividades comerciales iniciaron con normalidad en la región, pese al llamado de las autoridades a estar alertas ante cualquier riesgo que pudiera generar el paso del ciclón por la entidad.

En horas de la madrugada el gobernador del estado Sucre, Gilberto Pinto Blanco, informó del debilitamiento del potencial ciclón y su desviación hacia Falcón y Miranda.

Fue el primero de los funcionarios en mencionar que no se formó el ciclón como eran las estimaciones meteorológicas.

A esa entidad llegaba primero el fenómeno natural que no tuvo mayor impacto, tras pasar primero por Trinidad y Tobago.

Mantienen restricciones

Las autoridades, según el ministro de Interiores, Justicia y Paz, Remigio Ceballos, mantienen las medidas de seguridad y control que se anunciaron desde este martes. Entre ellas destacan la suspensión de clases por dos días, la restricción de vuelos comerciales y de aviación general, así como la prohibición de zarpes marítimos y uso de playas.

El Inameh (Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología) informó a las 8:24 de la mañana que ya se encontraba a 380 kilómetros al este-sureste de la Península de Paraguaná, en el estado Falcón. Se desplazaba hacia el oeste (occidente) de Venezuela a 48 kilómetros por hora con vientos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

Con información y foto de Giovanna Pellicani

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO