"Tenía que ir al lado del puerto, pero no fui porque había cola"

INTERNACIONALES · 5 AGOSTO, 2020 22:48

“Tenía que ir al lado del puerto, pero no fui por la cola”, cuenta venezolano-libanés en Beirut

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez Fotos por Efe

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

¿Cómo valoras esta información?

16
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

José Hayek regresó al país de sus padres hace cuatro años. Aunque nació y se crió en Caracas, la situación política y económica lo llevó al Líbano, a donde se mudó con su familia y se instaló en Beirut, la ciudad que como el Fénix renace de sus escombros.

Este martes 4 de agosto tenía que hacer una diligencia al lado del puerto de Beirut, pero las colas en la bulliciosa capital libanesa lo hicieron desistir.

Eso lo salvó de la gran explosión que ocurrió en el lugar y que hasta ahora ha dejado más de 130 muertos, unos 4.000 heridos y daños en un radio de 10 kilómetros en los alrededores del puerto, el corazón de la economía del país.

Hayek habló vía Whatsapp con Efecto Cocuyo, 24 horas después de la devastadora deflagración que causó pérdidas materiales superiores a los 3 mil millones de dólares, según las primeras estimaciones.

Vive con su esposa e hijas en un edificio que está a 15 kilómetros del lugar del accidente. Ese conjunto no sufrió daños, pero sí algunos que están a 10 minutos de su residencia.

“Pareció un temblor; eso creímos. Estaba en mi casa por casualidad, ya que tenía que ir al lado del puerto, pero no fui porque había mucha cola”, dijo.

Sus hijas, que estudian en la universidad, también se encontraban en casa porque la sede académica, cercana al puerto, estaba cerrada el 4 de agosto.

Contó que desde el incidente comenzaron a restringir la venta de productos como alimentos. Si antes se podía comprar dos cosas de un mismo producto, ahora solo pueden adquirir uno.

“Se teme una gran escasez de pan y de todo, aquí todo es importado. Nuestro depósito principal de trigo para todo el país estaba en el puerto y desapareció”, manifestó.

En esta imagen compartida por José Hayek se ve en el círculo rojo el lugar de la explosión

Explosión en Beirut

Las autoridades del Líbano decretaron emergencia por dos semanas y ordenaron al Ejército la detención domiciliaria de los encargados del puerto de Beirut.

Según BBC News Mundo, una primera explosión ocurrió cerca las 6:00 de la tarde, hora local. (15:00 GMT) en la zona portuaria de la capital. A esto lo sucedieron un incendio y pequeñas deflagraciones.

En videos caseros se observa cómo se producía el fuego y el humo en los silos de trigo del puerto, después hubo una gran explosión en forma de hongo.

Hayek aseguró que en principio pensaron que era un sismo. “Pareció un temblor eso creímos, pero fue terrible”.

BBC asegura que esa segunda gran explosión se sintió en toda la capital y “a cientos de kilómetros de distancia. Esa deflagración arrasó edificios, destruyó vehículos y provocó enormes daños por toda la ciudad, que alberga a unos dos millones de personas“.

Las investigaciones iniciales señalan que la deflagración ocurrió en unos depósitos de nitrato de amonio, un material que se usa como fertilizante, pero que también se puede emplear para fabricar explosivos y es usado por empresas mineras o de construcción.

Georgia, país ubicado en el Cáucaso, confirmó que ese nitrato de amonio salió de sus puertos pero en el año 2013, en carguero de bandera de Moldavia. Sus autoridades dijeron que se vendió con todas las normas de seguridad y se desligaron de cualquier responsabilidad por su explosión.

Todo apunta a que su almacenamiento sin las condiciones de seguridad básicas son parte de la causa del accidente.

La explosión de Beirut y sus secuelas (fotos)

Situación es terrible

Para Hayek, la situación actual es terrible. Además, desde septiembre de 2019 no pueden sacar el dinero de los bancos por la especie de “corralito financiero” que se aplica en Líbano.

En el país las protestas de 2019, en las que se pedía la renuncia de los gobernantes, aumentaron las tensiones. Las manifestaciones provocaron la dimisión, a finales del año pasado, del primer ministro Saad Hariri, pero la situación económica de Líbano no es la mejor.

Las protestas continuaron en abril por la devaluación de la moneda y el empobrecimiento general de la población por la situación financiera. Analistas coinciden en decir que esta es la peor crisis económica del país árabe, desde la guerra civil que culminó en 1990, tras 15 años de enfrentamientos.

Ahora, este venezolano en Líbano dice que empeorarán las cosas. Sin reservas de trigo, con un puerto devastado que era el principal motor económico, empeorará el panorama.

Coronavirus en expansión

A eso se le suma el coronavirus. Hayek aseguró que en las últimas semanas el virus SARS-CoV-2 se ha expandido “rápido”.

En este país, según la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, hay a la fecha 5.417 casos y 68 fallecidos por la pandemia mundial.

Los balances diarios quedaron a un lado tras la emergencia por la explosión en el puerto de Beirut. El aeropuerto que estuvo sin operaciones durante tres meses, se reactivó el pasado 1 de julio, pero ahora se desconoce cómo el país afrontará esta nueva emergencia.