Sin Venezuela ni Nicaragua se realiza reunión ministerial regional sobre migración y seguridad

INTERNACIONALES · 20 ABRIL, 2022 19:40

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Visto como la antesala de la próxima Cumbre de Las Américas, la reunión de ministros de Exteriores de la región, que tiene lugar en Panamá este 20 de abril, avanza centrada en temas migratorios, con la presencia del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y otros funcionarios de alto rango en la administración del presidente Joe Biden.

La reunión ministerial regional sobre migración y seguridad se inició con los discursos de la canciller de Panamá, Erika Mouynes, y del secretario Blinken, quienes señalaron que la presencia de los países participantes “es un claro compromiso de abordar el impacto de la migración de manera continental”.

Blinken reafirmó que la Cumbre de las Américas en junio abordará los “motores de la migración irregular al adoptar una declaración para la migración y protección que delinee los principios compartidos para una respuesta coordinada para la migración y el desplazamiento forzado».

Una veintena de países de América acordaron la creación de una mesa de trabajo para atender los crecientes flujos migratorios irregulares a nivel continental, con prioridad en asuntos como la estabilización de las comunidades receptoras de migrantes y atención de las causas de la migración.

La reunión ministerial sobre Migración que culminó este miércoles dio como resultado «planificación, pero también acciones» concretas para atender el fenómeno migratorio y sus causas, dijo al cierre del evento el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

Venezuela y Nicaragua ausentes

Un equipo de la Voz de América acreditado para el evento en Panamá constató que no asistieron delegaciones de Venezuela ni de Nicaragua, cuyos gobiernos no fueron invitados.

La aceptación de Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela regresaría a Latinoamérica a las viejas políticas de no inmiscuirse en los asuntos internos de sus vecinos, dicen los expertos.

El presidente panameño, Laurentino Cortizo Cohen, recibió el martes durante casi una hora al secretario Blinken y al secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, con quienes revisó temas destacados de la agenda bilateral en el plano político, comercial y de migración, de acuerdo a información oficial divulgada.

El líder panameño destacó el peso que le concede a la relación con Estados Unidos, en su calidad de aliado estratégico, primer socio comercial y segundo país con mayor inversión en Panamá.

Además resaltó los avances de la Alianza para el Desarrollo en Democracia (ADD), que Panamá integra junto con República Dominicana y Costa Rica, y el respaldo de Estados Unidos ante la propuesta de trabajar en conjunto y concretar acciones para el desarrollo socioeconómico, fortaleciendo los flujos comerciales y de inversión y la participación de empresas estadounidenses en las cadenas de suministro.

Migración en aumento

El evento se produce poco después que las autoridades fronterizas de Estados Unidos anunciaran la intercepción en marzo a 210.000 migrantes que trataban de cruzar la frontera con México, la cifra más alta en dos décadas.

El dato figura un incremento del 24 % frente al mismo mes del año anterior, cuando 169.000 migrantes fueron localizados en la frontera.

Otros países del hemisferio también se enfrentan a grandes crisis migratorias, como el caso de Colombia que ha recibido a más de seis millones de venezolanos, que huyen de la crisis económica y política de su país.

Brian Nichols, subsecretario de asuntos del hemisferio occidental de EEUU, dijo que las conversaciones de Panamá buscarán impulsar el apoyo a las naciones que reciben refugiados, incluso a través de instituciones multinacionales.

El viaje a Panamá ayudará a sentar las bases para una cumbre de líderes latinoamericanos que Biden encabezará en Los Ángeles en junio.

 FENÓMENO GLOBAL

La creciente entrada a Panamá de migrantes irregulares a través de la peligrosa jungla del Darién, su frontera con Colombia, consolida a Centroamérica como la ruta de miles de personas de todo el mundo que buscan el «sueño americano» en Estados Unidos.

A la cifra histórica de más de 133.000 migrantes procedentes de 35 países en tránsito por Panamá tras cruzar la jungla del Darién, se han sumado en el primer trimestre de este 2022 otros 13.425, más del doble de los 5.622 del mismo período de 2021, según datos oficiales panameños.

«Esto no es un fenómeno de EE.UU solamente, ni de Centroamérica, ahora es un fenómeno global», dijo en una entrevista con Efe el secretario de Seguridad estadounidense, Alejandro Mayorkas.

Con información de VoA y EFE