Petro retomará relaciones con Venezuela si gana la presidencia

INTERNACIONALES · 7 MAYO, 2022 11:55

Ver más de

Efe | @EFEnoticias

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El candidato de izquierda a la Presidencia colombiana, Gustavo Petro, considera que EE.UU. «ha fracasado rotundamente» en su política contra las drogas, basado en la extradición de narcotraficantes y la erradicación forzosa de cultivos y que, por ello, Colombia y Estados Unidos necesitan «un diálogo mucho más abierto y franco».

Así lo aseveró Petro, favorito en las encuestas, en una entrevista con Efe en la que subrayó que «el fracaso (de la estrategia antidrogas estadounidense) es evidente» porque «Colombia exporta más cocaína que antes».

«No es fumigando y extraditando, que parece ser la tesis que ellos siguen defendiendo independientemente si es (Donald) Trump o (Joe) Biden», insistió el candidato, quien cree que «la manera de disminuir el narcotráfico es haciendo crecer la industria y la agricultura».

Esos dos puntos significarían, por ejemplo, renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre los dos países y una «visión diferente del problema de las drogas», aunque lamenta que «Estados Unidos no mira a América Latina, no dialoga con América Latina».

A pesar del acercamiento que ha tenido desde principios de año con varios mandatarios, como el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, o el chileno Gabriel Boric, Petro aseveró que «Biden no ha querido dialogar con nosotros«, aunque «lo apoyamos en lo que podíamos en contra de Trump».

«La política internacional de Estados Unidos es más de burocracias que hacen más de lo mismo, independientemente de si el gobierno es republicano o es demócrata, es una inercia paquidérmica», apuntó Petro, quien sí ve interesante, si llega a la Casa Nariño, abordar un diálogo sobre drogas, pero también sobre medioambiente.

«Estados Unidos es, con China, la economía más responsable de la crisis climática, y América del Sur tiene una de las mayores esponjas de absorción de CO2 que es la selva amazónica, pues ahí hay un diálogo que hacer», explicó Petro, quien piensa que es aún «un diálogo americano pendiente que no tiene canales en este momento fuera de las COP (las conferencias climáticas de la ONU)», dijo.

Retomar relaciones con Venezuela

Si llega a la Presidencia, Petro intentará «hacer un eje político con Brasil, dependiendo de las elecciones si Lula (da Silva) gana, con Chile con Boric» y con Andrés Manuel López Obrador en México para «propiciar un fortalecimiento de la integración latinoamericana muy fuerte».

En su agenda exterior está también el retomar relaciones con Venezuela, para lo cual admitió que aún no ha habido ningún acercamiento con Caracas, ya que «sería escandaloso», pero recordó que «la frontera tiene más o menos 14 millones de habitantes; hay más habitantes que en Bogotá a lo largo de la frontera del lado y lado, con relaciones familiares incluso».

«Hoy está tomada la frontera por bandas de multicrimen (…) No hay Estado ahí, la violación de derechos humanos, sobre todas las mujeres, es total», aludió el candidato.

Al político le parece un «exabrupto, una tontería» que quienes vivan allí se tengan que someter a eso, «cuando simplemente normalizando las relaciones ese flujo intrafamiliar de 14 millones de personas al lado y lado de la frontera se podría normalizar».

Cerca de 30.000 personas se mueven de manera pendular entre Colombia y Venezuela diariamente, según los datos de Migración Colombia.

Fronteras limitadas desde 2015

Las fronteras entre los dos países, que ya estaban cerradas al paso vehicular desde 2015, se cerraron también al de personas tras la ruptura de relaciones decidida por el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el 23 de febrero de 2019, cuando el líder opositor venezolano Juan Guaidó intentó ingresar desde Cúcuta (Colombia) con una caravana de ayuda humanitaria.

En junio de 2021, el Gobierno colombiano anunció una reapertura «gradual» de los pasos terrestres y fluviales con Venezuela, con horarios específicos y el «pico y cédula», aunque el lado venezolano seguía cerrado por motivos políticos.

El pasado 4 de octubre, la vicepresidenta ejecutiva venezolana, Delcy Rodríguez, anunció la reapertura de la frontera con Colombia desde el estado Táchira, que alberga el principal paso con Colombia, y unos días después se retiraron los contenedores que impedían el paso vehicular.