Laura Richardson se convierte en primera mujer en liderar el Comando Sur

INTERNACIONALES · 7 MARZO, 2021 12:06

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

11
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd J. Austin, anunció que el presidente Joe Biden hizo la nominación de la teniente general del ejército Laura J. Richardson para su nombramiento al grado de general y asignación como comandante del Comando Sur.

Richardson se desempeña actualmente como comandante general del US Army North Joint Base San Antonio, en Texas.

Ella será la primera mujer en asumir este cargo, luego de haber sido también la primera que en 2018 se convirtiera en la líder del comando más grande del ejército, con 776 mil soldados y 96 mil civiles, cuando asumió la comandancia de las Fuerzas Armadas de EU o FORSCOM.

Sin embargo, no es la primera vez que Richardson tiene grandes logros dentro del ejército.

Desde 1986 ha estado en el ejército de Estados Unidos y en 2012 fue promovida como la primera subcomandante general de la Primera División de Caballería. En 2017, llegó a ser la segunda al mando del general Robert B. Abrams.

En su carrera, Richardson se ha desempeñado como aviadora del Ejército, como asistente militar del vicepresidente y como una de las oficiales de enlace del Ejército con el Senado de Estados Unidos.

El Pentágono había retrasado las recomendaciones para que dos generales femeninas asumieran los mandos de primer nivel el otoño pasado, por temor a que la administración Trump revocara la decisión, según indicó The New York Times .

El entonces secretario de Defensa Mark Esper y el general del ejército Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto, desaconsejaron la recomendación de nominar a la generala de la Fuerza Aérea Jacqueline Van Ovost, actualmente jefa del Comando de Movilidad Aérea, para que asuma el mando de transporte de los Estados Unidos; y otro para que la teniente general Laura Richardson, del Ejército Norte de EE. UU., liderara el Comando Sur de EE. UU., por temor a que la Casa Blanca de Trump los reemplace por otros candidatos, dijo a principio de febrero el Times.

Van Ovost y Richardson serían las líderes femeninas de más alto rango que supervisarían dos de los 11 comandos combatientes de la nación, que son responsables de coordinar las operaciones militares particulares de su misión correspondiente.