Gobierno de Lacalle Pou sale fortalecido de comicios regionales en Uruguay

INTERNACIONALES · 28 SEPTIEMBRE, 2020 16:00

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Gobierno de Uruguay, encabezado por Luis Lacalle Pou, salió fortalecido de las elecciones departamentales llevadas a cabo este domingo en el país, después de que el Partido Nacional (PN, centroderecha) venciera en 15 de las 19 intendencias (Gobiernos regionales).

Con el 100 % de los votos escrutados, la fuerza política a la que pertenece el mandatario recuperó el poder en tres departamentos que estaban en manos del Frente Amplio (FA, izquierda): Rocha, Paysandú y Río Negro.

No obstante, el FA mantuvo Salto y logró cómodas victorias en Canelones y Montevideo, los dos centros más poblados de Uruguay.

Estas son las principales claves de la jornada electoral:

Partido Nacional, el gran ganador

Luego de vencer en 15 de 19 intendencias posibles, el Partido Nacional resultó el gran ganador de la jornada, según explicó a Efe el politólogo Adolfo Garcé.

«No perdió ninguno de los Gobiernos que tenía y recuperó tres que manejaba el Frente Amplio«, explicó.

En su misma línea, el también politólogo Daniel Chasquetti opinó que el PN fue el que logró mejores resultados y apuntó que por esto, «el Gobierno sale con un respaldo».

Fuentes del Ejecutivo calificaron de «espaldarazo» a la gestión de Lacalle Pou el buen resultado obtenido por el PN en todo el país, pese a que el mandatario no pudo desplegar todas sus políticas en los casi siete meses de mandato por la llegada de la pandemia.

Según indicaron a Efe estas fuentes, el Gobierno vive con «satisfacción» la «buena elección» del domingo para los intereses de la coalición de Gobierno, integrada por cuatro partidos más, sobre todo la irrupción de una figura como Laura Raffo, candidata a la Intendencia de Montevideo, pese a no lograr la victoria.

Montevideo, la fortaleza de la izquierda

La capital uruguaya una vez más, como desde las elecciones de 1989 en las que ganó el que después fuera presidente del país (2005-2010 y 2015-2020) Tabaré Vázquez, demostró ser una fortaleza de izquierda en la que el FA ganó por amplia diferencia y situó a la exministra de Industria, Energía y Minería Carolina Cosse como la intendenta electa.

Con tres candidatos a intendente, el vencedor obtuvo un 52 % mientras que la candidata de la Coalición Multicolor del Poder Ejecutivo Nacional, Laura Raffo, llegó al 40 %.

Una vez conocidos los resultados, Lacalle Pou llamó a Cosse para felicitarla por su victoria.

Este lunes, Garcé aseguró a Efe que la relación entre estos va a ser «interesante» y aseguró que, pese a que la nueva intendenta tuvo el apoyo del ala más de izquierda del FA, también tendrá «fuertes incentivos» para moderarse y tender puentes, pensando en que el Gobierno local puede ser un «trampolín» hacia el nacional.

Chasquetti, por su parte, opinó que la relación entre Cosse y Lacalle Pou será «normal».

«Los partidos políticos uruguayos están bien institucionalizados y entienden el juego. Una cosa es competir por los votos y otra es convivir institucionalmente», destacó.

Tres bastiones perdidos

El presidente del FA, Javier Miranda, describió este lunes en declaraciones al programa matutino Desayunos Informales a las elecciones departamentales como «agridulces» para su fuerza política.

Esto se debe, entre otras cosas, a que el FA pudo mantener algunos lugares históricos como Montevideo, Canelones y Salto (los tres departamentos que concentran mayor población del país) pero perdió a los departamentos de Rocha, Fray Bentos y Paysandú.

Sin embargo, Miranda afirmó que el que más le duele es Rocha, ya que allí llevaban 15 años gobernando y, a su entender, el departamento «cambió enormemente».

Los casos de Fray Bentos y Paysandú eran diferentes debido a que las votaciones allí siempre fueron reñidas. Pese a ello, Miranda acusó al Gobierno nacional de participar activamente en la campaña de Paysandú por las visitas del mandatario, Luis Lacalle Pou, a ese departamento en plena campaña electoral.

Rivera, la frontera colorada

El Partido Colorado (PC) es una de las fuerzas políticas históricas de Uruguay ya que han sido gobierno prácticamente durante todo el siglo XX y los primeros cinco años del siglo XXI. Sin embargo, después de la crisis de 2002 y, tras el incremento de popularidad del FA, el PC ha ido perdiendo terreno a nivel nacional, como también muchos departamentos.

No obstante, hay un lugar donde es invencible: Rivera. En este departamento fronterizo con Brasil (donde se han detectado gran parte de los casos de COVID-19 en Uruguay debido a la vida binacional que tienen sus pobladores con el país vecino) el PC es implacable.

Pasan las elecciones y los resultados no varían. Allí, siempre el PC planta bandera y se mantiene firme. En esta oportunidad, el intendente será Richard Sander.

Solo dos intendentas

Uno de los aspectos más llamativos de la elección departamental fue la baja participación de mujeres como candidatas. De hecho, únicamente el 16 % de los postulantes al sillón departamental eran mujeres y solo dos resultaron ganadoras -lo que representa un 10,5 % del total-.

Quizá la mayor sorpresa estuvo en la candidata de Lavalleja, donde la aspirante Carol Aviaga -que destacaba la particular fortaleza de las mujeres políticas en su departamento- perdió ante Mario García.

Barbijos, tranquilidad y euforia

La jornada electoral que se llevó a lo largo de todo el día en el país estuvo marcada por la típica tranquilidad y mesura uruguaya pero también por las medidas sanitarias a causa de la pandemia.

Barbijos, máscaras, alcohol en gel y distanciamiento social se hicieron presente en cada uno de los centros de votación.

A pesar de estar en emergencia sanitaria, los uruguayos acudieron a votar en gran número (un 85 % de los habilitados aproximadamente) y no se vio mermada la jornada que culminó, en muchos departamentos, con militantes festejando en las calles con banderas, fuegos artificiales y cantos.

Con información y foto de Efe

INTERNACIONALES · 15 AGOSTO, 2022

Gobierno de Lacalle Pou sale fortalecido de comicios regionales en Uruguay

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

El Gobierno de Uruguay, encabezado por Luis Lacalle Pou, salió fortalecido de las elecciones departamentales llevadas a cabo este domingo en el país, después de que el Partido Nacional (PN, centroderecha) venciera en 15 de las 19 intendencias (Gobiernos regionales).

Con el 100 % de los votos escrutados, la fuerza política a la que pertenece el mandatario recuperó el poder en tres departamentos que estaban en manos del Frente Amplio (FA, izquierda): Rocha, Paysandú y Río Negro.

No obstante, el FA mantuvo Salto y logró cómodas victorias en Canelones y Montevideo, los dos centros más poblados de Uruguay.

Estas son las principales claves de la jornada electoral:

Partido Nacional, el gran ganador

Luego de vencer en 15 de 19 intendencias posibles, el Partido Nacional resultó el gran ganador de la jornada, según explicó a Efe el politólogo Adolfo Garcé.

«No perdió ninguno de los Gobiernos que tenía y recuperó tres que manejaba el Frente Amplio«, explicó.

En su misma línea, el también politólogo Daniel Chasquetti opinó que el PN fue el que logró mejores resultados y apuntó que por esto, «el Gobierno sale con un respaldo».

Fuentes del Ejecutivo calificaron de «espaldarazo» a la gestión de Lacalle Pou el buen resultado obtenido por el PN en todo el país, pese a que el mandatario no pudo desplegar todas sus políticas en los casi siete meses de mandato por la llegada de la pandemia.

Según indicaron a Efe estas fuentes, el Gobierno vive con «satisfacción» la «buena elección» del domingo para los intereses de la coalición de Gobierno, integrada por cuatro partidos más, sobre todo la irrupción de una figura como Laura Raffo, candidata a la Intendencia de Montevideo, pese a no lograr la victoria.

Montevideo, la fortaleza de la izquierda

La capital uruguaya una vez más, como desde las elecciones de 1989 en las que ganó el que después fuera presidente del país (2005-2010 y 2015-2020) Tabaré Vázquez, demostró ser una fortaleza de izquierda en la que el FA ganó por amplia diferencia y situó a la exministra de Industria, Energía y Minería Carolina Cosse como la intendenta electa.

Con tres candidatos a intendente, el vencedor obtuvo un 52 % mientras que la candidata de la Coalición Multicolor del Poder Ejecutivo Nacional, Laura Raffo, llegó al 40 %.

Una vez conocidos los resultados, Lacalle Pou llamó a Cosse para felicitarla por su victoria.

Este lunes, Garcé aseguró a Efe que la relación entre estos va a ser «interesante» y aseguró que, pese a que la nueva intendenta tuvo el apoyo del ala más de izquierda del FA, también tendrá «fuertes incentivos» para moderarse y tender puentes, pensando en que el Gobierno local puede ser un «trampolín» hacia el nacional.

Chasquetti, por su parte, opinó que la relación entre Cosse y Lacalle Pou será «normal».

«Los partidos políticos uruguayos están bien institucionalizados y entienden el juego. Una cosa es competir por los votos y otra es convivir institucionalmente», destacó.

Tres bastiones perdidos

El presidente del FA, Javier Miranda, describió este lunes en declaraciones al programa matutino Desayunos Informales a las elecciones departamentales como «agridulces» para su fuerza política.

Esto se debe, entre otras cosas, a que el FA pudo mantener algunos lugares históricos como Montevideo, Canelones y Salto (los tres departamentos que concentran mayor población del país) pero perdió a los departamentos de Rocha, Fray Bentos y Paysandú.

Sin embargo, Miranda afirmó que el que más le duele es Rocha, ya que allí llevaban 15 años gobernando y, a su entender, el departamento «cambió enormemente».

Los casos de Fray Bentos y Paysandú eran diferentes debido a que las votaciones allí siempre fueron reñidas. Pese a ello, Miranda acusó al Gobierno nacional de participar activamente en la campaña de Paysandú por las visitas del mandatario, Luis Lacalle Pou, a ese departamento en plena campaña electoral.

Rivera, la frontera colorada

El Partido Colorado (PC) es una de las fuerzas políticas históricas de Uruguay ya que han sido gobierno prácticamente durante todo el siglo XX y los primeros cinco años del siglo XXI. Sin embargo, después de la crisis de 2002 y, tras el incremento de popularidad del FA, el PC ha ido perdiendo terreno a nivel nacional, como también muchos departamentos.

No obstante, hay un lugar donde es invencible: Rivera. En este departamento fronterizo con Brasil (donde se han detectado gran parte de los casos de COVID-19 en Uruguay debido a la vida binacional que tienen sus pobladores con el país vecino) el PC es implacable.

Pasan las elecciones y los resultados no varían. Allí, siempre el PC planta bandera y se mantiene firme. En esta oportunidad, el intendente será Richard Sander.

Solo dos intendentas

Uno de los aspectos más llamativos de la elección departamental fue la baja participación de mujeres como candidatas. De hecho, únicamente el 16 % de los postulantes al sillón departamental eran mujeres y solo dos resultaron ganadoras -lo que representa un 10,5 % del total-.

Quizá la mayor sorpresa estuvo en la candidata de Lavalleja, donde la aspirante Carol Aviaga -que destacaba la particular fortaleza de las mujeres políticas en su departamento- perdió ante Mario García.

Barbijos, tranquilidad y euforia

La jornada electoral que se llevó a lo largo de todo el día en el país estuvo marcada por la típica tranquilidad y mesura uruguaya pero también por las medidas sanitarias a causa de la pandemia.

Barbijos, máscaras, alcohol en gel y distanciamiento social se hicieron presente en cada uno de los centros de votación.

A pesar de estar en emergencia sanitaria, los uruguayos acudieron a votar en gran número (un 85 % de los habilitados aproximadamente) y no se vio mermada la jornada que culminó, en muchos departamentos, con militantes festejando en las calles con banderas, fuegos artificiales y cantos.

Con información y foto de Efe

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO