Cárcel para el violador de joven venezolana piden durante protesta en Buenos Aires

INTERNACIONALES · 28 ENERO, 2021 20:00

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La comunidad venezolana en Argentina se hizo sentir este jueves, 28 de enero, cuando tomó varias calles de Buenos Aires para protestar en solidaridad con una connacional que fue víctima de violación en el país austral y emplazar a la jueza de la causa la detención del acusado, que por ahora está en libertad.

Aunque la solidaridad estuvo presente con la joven y su familia, la manifestación exigió la detención del comerciante acusado de drogar y violar a la chica de 18 años, pero que sigue libre por decisión de una jueza de ese país.

“Nosotros pudimos salvar su vida, pero no su integridad, por eso pedimos a fiscales, jueces y autoridades de la Nación justicia, porque el violador está libre. Señora jueza, usted juró por Dios y la Patria defender a las víctimas; entonces, defienda a mi hija”, dijo Thays Campos, la madre de la víctima, que se acercó al lugar y con la voz quebrada leyó una carta en la que relató lo padecido por su hija, según reseñó el diario argentino La Nación.

Durante la lectura hubo silencios, pues Thays no podía contener la emoción. “¡Fuerza Thays, Fuerza Thays!”, le gritaban los presentes, para alentarla y apoyarla, resaltó la web del periódico austral.

La manifestación se convocó un día antes desde las redes sociales, en las que fue tendencia el nombre del acusado: Irineo Humberto Garzón Martínez, quien a pesar de haber sido acusado por el juzgado, quedó libre porque la jueza dijo que no tenía antecedentes penales.

El hombre, señalado de haber drogado a la joven de 18 años para poder abusar sexualmente de ella, circula sin restricciones por las calles de la ciudad, mientras que ella está recluida y aterrada por el ataque.

Cómo ocurrió la violación

La víctima sufrió el abuso cuando acudió al local del agresor con quien se contactó por redes sociales y este le pidió acudir a una entrevista laboral  en un local de la calle Paso al 600, en el barrio porteño de Balvanera, en Buenos Aires.

Aunque Garzón Martínez le había solicitado a la víctima verse con ella el viernes 13 de enero en la noche para acordar en una cena el trabajo, ella no quiso y por eso al día siguiente acudió a la tienda donde de inmediato comenzó a trabajar. Sin embargo, durante la jornada el hombre le dio una gaseosa con algún tipo de droga y abusó de ella.

Al dejarlo en libertad la indignación por la medida saltó de las redes sociales a la manifestación de calle de este jueves 28 de enero y ahora tanto la fiscalía como la defensa de la víctima reclaman la detención de Garzón Martínez.

Jueza cambia acusación, pero mantiene libertad de Garzón

Aunque la jueza del caso, Karina Zucconi, había acusado a Garzón Martínez por abuso sexual simple, La Nación informó que el delito se cambió a abuso sexual agravado con acceso carnal.

Pese a esto seguirá en libertad, aunque ahora le prohibieron salir del país, acercarse a la víctima y le embargaron bienes por un monto de 900.000 pesos argentinos, poco más de 10.000 dólares estadounidenses.

El diario argentino aseguró que con el cambio de la imputación, el sospechoso enfrenta una pena de cárcel de entre seis a 15 años, si lo condenan por el abuso sexual.

Foto: La Nación de Argentina

Lea la nota sobre la protesta en este enlace de La Nación