Acusan a Sergio Ramírez de “incitar al odio y la violencia” en Nicaragua

INTERNACIONALES · 8 SEPTIEMBRE, 2021 20:17

Ver más de

Efe | @EFEnoticias


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El escritor, novelista y exvicepresidente de Nicaragua Sergio Ramírez Mercado fue acusado por la Fiscalía de “realizar actos que fomentan e incitan al odio y la violencia“, informó este miércoles el Ministerio Público.

El también Premio Cervantes 2017, que fue vicepresidente durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) y ahora es crítico del presidente Daniel Ortega, también fue acusado por haber recibido, a través de la Fundación Luisa Mercado que dirige, dinero de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, indicó la Fiscalía en una declaración.

El Ministerio Público solicitó una orden de detención y allanamiento en contra de Ramírez Mercado. 

Juicio contra cuatro opositores

Un día antes, la Justicia nicaragüense envió a juicio a los dirigentes campesinos Medardo Mairena y Freddy Navas, al dirigente estudiantil Max Jerez y al politólogo opositor José Antonio Peraza por el delito de “conspiración contra la integridad nacional”, informó la Fiscalía General de la República.

Un juez nicaragüense aceptó procesar a los cuatro opositores, incluido a Mairena, un dirigente campesino que lanzó sus aspiraciones a la Presidencia de Nicaragua el pasado 7 de abril por la opositora Coalición Nacional, que se quedó sin plataforma después de que el Poder Electoral cancelara la personalidad jurídica al único partido de ese bloque que estaba legalizado.

Mairena estuvo en prisión por las manifestaciones contra el Gobierno de Nicaragua que estallaron el 18 de abril de 2018 y un juez lo condenó a 216 años de prisión por la acusación de matar a cuatro policías, y luego fue amnistiado.

Los dos líderes campesinos, el dirigente estudiantil y el politólogo opositor están acusados por la Fiscalía por el delito de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional, de conformidad con los artículos 410 y 412 del Código Penal, en perjuicio de la sociedad nicaragüense y el Estado de Nicaragua, indicó el Ministerio Público en una declaración.

“Son terroristas”

El lunes por la noche, Ortega calificó de “terroristas” a los opositores que se encuentran detenidos por supuesta traición a la patria, y “demonios de sotanas” y “satánicos” a los obispos y sacerdotes nicaragüenses críticos con su Gobierno.

Según el mandatario, sus adversarios “se estaban preparando para repetir la historia (de abril de 2018) y se está haciendo justicia, eso es todo, se está haciendo justicia contra los terroristas”.

Foto: Periodismo.com