Supermercados comienzan cobro del impuesto a pagos con divisas

ECONOMÍA · 26 MAYO, 2022 16:20

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

7
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Cerca de que se cumplan los dos primeros meses de entrada en vigencia del nuevo impuesto a los pagos con divisas, es ahora cuando los supermercados ajustaron sus cajas registradoras y empezaron con el cobro del tributo a sus clientes.

En un recorrido hecho por Efecto Cocuyo, se constató que las cadenas de supermercados Unicasa, Fórum y Viva, en Caracas, son algunas de las empresas que ya adaptaron sus máquinas fiscales al Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (Igtf) para los pagos con divisas extranjeras. Este tributo se cancela en bolívares y se calcula a partir de la tasa del día fijada por el Banco Central de Venezuela (BCV).

“Somos agentes de percepción del Igtf”, es el mensaje que se lee en la pantalla de las cajas registradoras del Unicasa, que anuncia la tasa de 3 % que deben cancelar aquellas personas que compren sus alimentos y víveres y paguen con dólares en efectivo.

Buena parte de los cajeros de estas cadenas de supermercados se limitan a decir que “allí está incluido lo del nuevo impuesto”, a la hora de cobrar la diferencia en bolívares. Esto ocurre porque son pocos los clientes que notaron que el Igtf ya aparece marcado como un renglón en las facturas entregadas al finalizar la compra.

Supermercados

Las facturas de los supermercados muestran la tasa de 3% sobre el monto pagado con divisas | Fotos: Margaret López

¿Cuánto se paga por el Igtf?

Por ejemplo, quienes hagan compras por un monto de 10 dólares en los supermercados y paguen con los billetes estadounidenses en efectivo cancelarán unos 0,30 centavos de dólar por concepto del impuesto. Eso se traduce en un pago adicional de 1,50 bolívares, calculados a la tasa oficial del BCV de este jueves 26 de mayo, que bien supone que una persona pierde el equivalente a un pasaje mínimo en el transporte público en Caracas.

A medida que la compra de alimentos y otros productos es más grande se nota más el efecto directo de este impuesto a los pagos con divisas.

Por ejemplo, quienes cancelen una compra de 50 dólares en el supermercado, entonces tendrán que dejar 1,5 dólares extra para el Igtf. Esto quiere decir que este consumidor cancela un adicional que bien le permitiría llevarse a casa un kilo de arroz o de azúcar más con su compra.

Las familias grandes que puedan hacer un mercado mensual por un monto de 100 dólares, entonces dejarán 3 dólares adicionales en el pago de este nuevo impuesto. Esto supone que entregan al fisco nacional un dinero con el que se pudieran comprar un litro de aceite adicional.

Siete respuestas sobre el nuevo impuesto a los pagos con divisas

Piden una tasa más baja

El presidente de la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria), Luigi Pisella, fue una de las voces que llamó al Ejecutivo y a la Asamblea Nacional a que reconsideren la tasa vigente que se cobra por este nuevo impuesto a los pagos con divisas.

Para los industriales esta alícuota de 3 % es muy alta para los ingresos actuales de los consumidores y pone presión adicional a la economía nacional, que apenas ahora comienza a dar signos de una recuperación.

“El Estado necesita recaudar, pero lo que pedimos es que sea razonable y se adecúe a la tasa de inflación actual y se reduzca ese porcentaje (del Igtf)” sostuvo Pisella, durante la rueda de prensa de la presentación de la encuesta coyuntural del primer trimestre a mediados de mayo.

El gremio de industriales también resaltó que el efecto de este impuesto a los pagos con divisas va más allá de lo que cancelan los consumidores al momento de pagar en el supermercado. Este tributo incrementa entre 12% y 18% el precio final de los alimentos y demás artículos producidos en el país, debido a que la mayoría de los productores utiliza dólares para cancelar la materia prima y otros gastos más.

Foto principal: Mairet Chourio