Igtf es ahora el tercer impuesto recaudador en Venezuela

ECONOMÍA · 5 ENERO, 2023 21:30

Ver más de

Margaret López


¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (Igtf) es cancelado por las empresas y también por los consumidores que hacen pagos con dólares en efectivo. Está a punto de cumplir siete años de implementación y ahora es el tercer impuesto recaudador en Venezuela, si se siguen las previsiones hechas por la administración de Nicolás Maduro para este 2023.

El fisco nacional espera recaudar 6.327 millones de bolívares con el Igtf durante este año, o lo que lo mismo algo más de 340 millones de dólares calculados a la tasa del Banco Central de Venezuela (BCV). Esto es lo que refleja el Presupuesto de la Nación 2023, un documento que no fue publicado completo en la web de la Asamblea Nacional, pero sí en una filtración hecha por el diario Tal Cual.

Impuesto recaudador

El IVA es el líder en la recaudación del fisco con 46,13 % de todos los ingresos no petroleros | Foto: Presupuesto de la Nación

La recaudación del Igtf representa 15,26 % de los ingresos no petroleros que espera percibir el Estado venezolano, que suman en total 41.464 millones de bolívares.

Esto ubica al Igtf en el tercer lugar de los tributos venezolanos más importantes, solo por detrás del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que aporta 46,13 % (19.127 millones de bolívares) y el Impuesto sobre la Renta (Islr) con 16,55 % (6.864 millones de bolívares) de esta torta de los ingresos estatales no petroleros.  

La diferencia de recaudación entre el Islr y el Igtf apenas es de 537 millones de bolívares o unos 29 millones de dólares a tasa BCV. Esta brecha tan corta habla de cómo el impuesto que se le cobra a las empresas cada vez que movilizan su dinero en las cuentas bancarias nacionales en bolívares o en dólares y a los consumidores al pagar con dólares en efectivo en los comercios viene creciendo en importancia desde su creación en el año 2016.

De las empresas a los consumidores

Si bien el Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (Seniat) dejó de publicar sus estadísticas con la recaudación mensual de cada uno de los tributos, el crecimiento de la importancia recaudadora del Igtf para el país puede seguirse en los hitos de su evolución.

La primera implementación del Igtf se dio el 1° de febrero de 2016 con un Decreto Presidencial. A partir de ese momento, las empresas y los profesionales calificados por el Seniat como “sujetos pasivos especiales” comenzaron a pagar cada vez que movilizaban sus bolívares en las cuentas bancarias bien fuera por transferencias electrónicas, retiros o compras de cheques de gerencia, al igual que fuera del sistema bancario con pagos con bolívares en efectivo.

La alícuota inicial fue fijada en 0,75 %, pero luego subió a 1 % y, finalmente a 2 %, como parte de las medidas especiales de la administración de Nicolás Maduro por hacerse con una mayor cantidad de ingresos en medio del ciclo de hiperinflación reciente.

Los expertos tributarios suelen incluir al Igtf entre los impuestos especiales que ayudan a los Estados a aumentar sus ingresos en medio de crisis económicas y, por eso, suelen usarse en períodos cortos. En Venezuela, este impuesto va a cumplir siete años de implementación durante el venidero febrero 2023.

La acción más controvertida, sin embargo, fue la utilización del Igtf para recaudar por los pagos con dólares en efectivo por parte de los consumidores. Ahora este tributo es cobrado en supermercados, bodegones, cadenas de farmacias, franquicias de comida rápida, ferreterías y hasta centros de salud privados.

La única disposición especial es que los consumidores que usan sus tarjetas de débito nacionales en dólares y sus tarjetas internacionales para cancelar en los comercios del país no tienen que pagar la alícuota de 3 % del Igtf. Esta medida está vigente hasta el próximo 28 de marzo de 2023 y hay que esperar si se renueva o no para el resto del año.

Foto principal: Mairet Chourio

ECONOMÍA · 27 ENERO, 2023

Igtf es ahora el tercer impuesto recaudador en Venezuela

Texto por Margaret López

El Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (Igtf) es cancelado por las empresas y también por los consumidores que hacen pagos con dólares en efectivo. Está a punto de cumplir siete años de implementación y ahora es el tercer impuesto recaudador en Venezuela, si se siguen las previsiones hechas por la administración de Nicolás Maduro para este 2023.

El fisco nacional espera recaudar 6.327 millones de bolívares con el Igtf durante este año, o lo que lo mismo algo más de 340 millones de dólares calculados a la tasa del Banco Central de Venezuela (BCV). Esto es lo que refleja el Presupuesto de la Nación 2023, un documento que no fue publicado completo en la web de la Asamblea Nacional, pero sí en una filtración hecha por el diario Tal Cual.

Impuesto recaudador

El IVA es el líder en la recaudación del fisco con 46,13 % de todos los ingresos no petroleros | Foto: Presupuesto de la Nación

La recaudación del Igtf representa 15,26 % de los ingresos no petroleros que espera percibir el Estado venezolano, que suman en total 41.464 millones de bolívares.

Esto ubica al Igtf en el tercer lugar de los tributos venezolanos más importantes, solo por detrás del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que aporta 46,13 % (19.127 millones de bolívares) y el Impuesto sobre la Renta (Islr) con 16,55 % (6.864 millones de bolívares) de esta torta de los ingresos estatales no petroleros.  

La diferencia de recaudación entre el Islr y el Igtf apenas es de 537 millones de bolívares o unos 29 millones de dólares a tasa BCV. Esta brecha tan corta habla de cómo el impuesto que se le cobra a las empresas cada vez que movilizan su dinero en las cuentas bancarias nacionales en bolívares o en dólares y a los consumidores al pagar con dólares en efectivo en los comercios viene creciendo en importancia desde su creación en el año 2016.

De las empresas a los consumidores

Si bien el Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (Seniat) dejó de publicar sus estadísticas con la recaudación mensual de cada uno de los tributos, el crecimiento de la importancia recaudadora del Igtf para el país puede seguirse en los hitos de su evolución.

La primera implementación del Igtf se dio el 1° de febrero de 2016 con un Decreto Presidencial. A partir de ese momento, las empresas y los profesionales calificados por el Seniat como “sujetos pasivos especiales” comenzaron a pagar cada vez que movilizaban sus bolívares en las cuentas bancarias bien fuera por transferencias electrónicas, retiros o compras de cheques de gerencia, al igual que fuera del sistema bancario con pagos con bolívares en efectivo.

La alícuota inicial fue fijada en 0,75 %, pero luego subió a 1 % y, finalmente a 2 %, como parte de las medidas especiales de la administración de Nicolás Maduro por hacerse con una mayor cantidad de ingresos en medio del ciclo de hiperinflación reciente.

Los expertos tributarios suelen incluir al Igtf entre los impuestos especiales que ayudan a los Estados a aumentar sus ingresos en medio de crisis económicas y, por eso, suelen usarse en períodos cortos. En Venezuela, este impuesto va a cumplir siete años de implementación durante el venidero febrero 2023.

La acción más controvertida, sin embargo, fue la utilización del Igtf para recaudar por los pagos con dólares en efectivo por parte de los consumidores. Ahora este tributo es cobrado en supermercados, bodegones, cadenas de farmacias, franquicias de comida rápida, ferreterías y hasta centros de salud privados.

La única disposición especial es que los consumidores que usan sus tarjetas de débito nacionales en dólares y sus tarjetas internacionales para cancelar en los comercios del país no tienen que pagar la alícuota de 3 % del Igtf. Esta medida está vigente hasta el próximo 28 de marzo de 2023 y hay que esperar si se renueva o no para el resto del año.

Foto principal: Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

5

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO