“Los invito a seguir soñando”, dice Yulimar Rojas tras ganar oro en Tokio

DEPORTES · 1 AGOSTO, 2021 13:37

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Foto por EFE/ Juan Roncoroni

¿Cómo valoras esta información?

5
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Cuando Yulimar Rojas despertó este 1 de agosto en Tokio sabía que podía ser un gran día. Horas después, vivió lo que ahora describe como un momento mágico: marcó 15,67 metros en su último turno en la final de salto triple en los Juegos Olímpicos, distancia con la que consiguió ganar medalla de oro y romper el récord olímpico y el récord mundial. Su deseo, por fin, se había cumplido.

“No tengo palabras. Estoy muy feliz y muy contenta de poder darle este logro a mi país, de poder darle esta medalla y este récord en nombre de Venezuela entera”, declaró al Comité Olímpico Venezolano (COV) tras festejar su triunfo. 

Yulimar Rojas, caraqueña de 25 años criada en el estado Anzoátegui, se convierte en la primera mujer venezolana en ganar una medalla de oro en una cita olímpica. Además suma la cuarta presea dorada de Venezuela y pasa a la historia junto a Francisco “Morochito” Rodríguez (Boxeo, 1968), Arlindo Gouveia (Taekwondo, 1992) y Rubén Limardo (Esgrima, 2021).

Ajustó su técnica para aprovechar al máximo su último salto | Foto: EFE/Christian Bruna
Ajustó su técnica para aprovechar al máximo su último salto | Foto: EFE/Christian Bruna

Con su hazaña ganó la cuarta medalla para el país en Tokio, apenas horas después de las alcanzadas por Daniel Dhers (plata en BMX Freestyle) y Keydomar Vallenilla (plata en halterofilia), y a pocos días de Julio Mayora (plata en halterofilia).

“Es un sueño hecho realidad. Los invito a seguir soñando, a que luchen por sus sueños, a que no desistan de algo que quieren, a que no tengan límites porque todo está en tu cabeza. Si anhelas algo, un sueño, una meta, la puedes conseguir si tienes esa determinación de ir a luchar por lo que deseas”, expresó emocionada.

Para Tokio, tras la demora generada por la pandemia de COVID-19, la bicampeona mundial, subcampeona olímpica en Río 2016 y la Atleta del Año 2020 sabía que se mantenía como la favorita y que “no podía fallar”. 

Yulimar Rojas celebró su medalla de oro por todo el estadio al finalizar la competencia | Foto: EFE/ Alberto Estévez
Yulimar Rojas celebró su medalla de oro por todo el estadio al finalizar la competencia | Foto: EFE/ Alberto Estévez

Sus metas para los Juegos Olímpicos de este año eran dos: superar la marca de 15,50 metros que se mantenía como el récord mundial, establecido por la ucraniana Inessa Kravets el 10 de agosto de 1995 en los Mundiales de Gotemburgo (Suecia), y superarse a sí misma.

En su primer intento ya había roto el récord olímpico, con un salto de 15,41 metros que la mantuvo desde el comienzo con la mejor marca. Pero para ella no era suficiente: iba por el récord mundial, y lo intentó con todas sus ganas hasta el final.

Sabía que tenía esa marca en mis piernas y que podía salir hoy. Estaba fallando un poco en la técnica, pero el último salto fue para darlo todo y así fue. Me concentré en dar lo mejor de mí misma, de disfrutar y salió”, dijo a los medios de comunicación en la zona mixta, según reseña la agencia EFE. 

Este 1 de agosto, Yulimar se describe a sí misma como “la mujer más feliz del mundo”. Siempre agradece a su familia, a su equipo y a la gente que la ha apoyado desde que vivía, entre carencias, en la comunidad de Pozuelos, a las afueras de Puerto La Cruz.

Sostiene que todavía tiene “mucho que dar”: cada día está más presente la marca de 16 metros. Quiere ser la primera en lograrla. La atleta espera que Venezuela esté disfrutando la alegría del momento tanto como ella, que ahora desea “vacilarse” su medalla y, muy pronto, visitar su tierra.