Fifa suspende a Luis Rubiales, Pedro Rocha lo sustituye
Rubiales se negó a dimitir y arremetió contra el "falso feminismo". Foto: Eidan Rubio/EFE.

La ONU pidió este 28 de agosto al gobierno y a las autoridades de España que traten el caso Rubiales “de un modo en que se respete el derecho de todas las mujeres deportistas“.

En la rueda de prensa diaria, al portavoz Stéphane Dujarric le preguntarn por la consideración que el caso Rubiales y todas sus consecuencias merecían para la ONU.

Hay un tema crítico de sexismo que pervive en el deporte“, dijo Dujarric, en referencia no solo al caso de España sino del mundo entero.

A continuación expresó su deseo de que el gobierno de España resuelva el caso respetando los derechos de las deportistas.

El beso no fue consensuado

Preguntado específicamente si la ONU considera que hubo una agresión sexual, Dujarric respondió: “Por lo que vimos, no hay nada que indique que (el beso de Rubiales a Jenny Hermoso) fue consensuado”.

La referencia de Dujarric se suma a la inusitada atención que los medios internacionales están prestando al caso Rubiales, con un seguimiento que desborda con mucho lo estrictamente deportivo y que se ha convertido en una de las noticias más seguidas en los medios en los últimos días. 

Qué dijo Rubiales y cómo respondió Hermoso

El viernes 25 de agosto, Rubiales convocó a una asamblea general de la federación española en la que se negó a dimitir, se defendió de las acusaciones en su contra e insistió en que el beso fue consentido.

Habló del “falso feminismo” y de que contra él quería aplicar un “asesinato social”.

Ese mismo día, Hermoso publicó un comunicado en el que negó las afirmaciones de Rubiales y tenía la posición de las jugadoras que ganaron el Mundial, quienes anunciaron que no jugarán más en la selección hasta que haya una decisión firme y cambios reales.

La propia federación dijo más tarde que iba a demandar a Hermoso en un comunicado al defender la postura de Rubiales y mostró unas imágenes, en las que justificaba los argumentos del federativo.

Sin embargo, el sábado la Fifa suspendió al presidente de la federación española por un lapso de 90 días, además de prohibirle tanto a él como al organismo establecer cualquier contacto con la jugadora

</div>