Liverpool remonta y elimina a Barcelona con un inmenso 4-0 - Efecto Cocuyo

DEPORTES · 7 MAYO, 2019 17:40

Liverpool remonta y elimina a Barcelona con un inmenso 4-0

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El balón es redondo y el fútbol, como la vida, siempre ofrece otra oportunidad. El Liverpool inglés derrotó a Barcelona 4-0 en un partido histórico celebrado en Anfield Road, casa del equipo “Red”.

El conjunto dirigido por el alemán Jürgen Klopp estaba contra las cuerdas tras la derrota 0-3 en el partido de ida el pasado 1 de mayo. Tenía que ganar 4-0 en la vuelta para poder avanzar a la final de la Liga de Campeones y, como si fuera capricho de los dioses, la proeza se cumplió. El Liverpool ganó 4-0 y avanza a su segunda final consecutiva en Champions League.

Liverpool nunca camina solo

A pesar del resultado en contra y de la posibilidad de remontar ante un Barcelona que viene en gran condición, los fanáticos de Liverpool colmaron el estadio Anfield Road para apoyar a los suyos.

54.000 almas gritando a todo pulmón por el Liverpool y cantando “You’ll never walk alone“, el popular himno de uno de los conjuntos de mayor tradición futbolística en Europa.

El primer gol del encuentro llegó en el minuto 7 gracias al belga Divock Origi, quien se adelantó a los defensas del Barcelona y remató un balón rebotado por la mano derecha del arquero alemán Marc-André ter Stegen.

La esperanza estaba más viva que nunca. Todavía quedaban 83 minutos de juego y Liverpool tenía que hacer dos más para asegurar el tiempo extra y uno más esos dos para ganar la eliminatoria.

A pesar del letargo, el conjunto inglés se mantenía al ataque mientras que los españoles lucían dormidos. Los dirigidos por Ernesto Valverde ni atacaban ni defendían, parecían espectros en la cancha, mientras que el Liverpool sin Mohamed Salah (su máxima figura) arrasaba en el césped de Anfield.

Un milagro en Anfield Road

Llegó la segunda parte y el milagro de Anfield Road se materializó. El segundo gol del partido fue marcado por el holandés Georgino Wijnaldum en el minuto 54 tras un pase certero de Trent Alexander-Arnold y una floja marca del equipo español.

Partido 2-0 y había emoción y expectación en suelo inglés. Pasaron sólo 40 segundos y llegó el tercer tanto. Anfield Road se volvió un puño apretado gritando el tanto del empate anotado, también, por el holandés Wijnaldum.

El neerlandés pudo más que los más altos de Barcelona para ganar de cabeza y mantener con vida a su equipo en el minuto 56. Faltaban 34 minutos de juego y Liverpool parecía un gigante, cazando a un pequeño Barcelona que no tenía escapatoria.

El cuarto y lapidario gol llegó en el minuto 79 obra de Divock Origi, pero gracias a una gran viveza de Trent Alexander-Arnold, quien se hizo el desentendido en la esquina y luego mandó el balón certero al medio del área para que el belga rematara solo.

El cuarto gol del Liverpool fue el nocaut necesario para un Barcelona que estuvo grogui desde el segundo golpe. No hubo capacidad de reacción, no hubo campana que salvara. El Barcelona de Messi, Suárez y Valverde se queda, otra vez, a las puertas de un triplete.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: